Home / Contigo en casa / COVID-19 pone en el olvido a las enfermedades renales
aunque el coronavirus es una situación alarmante, la enfermedad renal en la Ribera de Chapala tiene 50 años siendo grave siéndolo / Fotografía: Archivo

COVID-19 pone en el olvido a las enfermedades renales

Monserrat M. Cuevas

Si bien no se deben minimizar los casos de coronavirus, existen en Jalisco otros padecimientos que requieren atención emergente. La aparición de la pandemia ha dejado desprotegidos a quienes padecen cáncer o enfermedades renales, por ejemplo.

Mucho se ha hablado respecto al COVID-19, se han emitido recomendaciones para prevenir más contagios en Jalisco, se suspendieron actividades de toda índole para evitar incrementar las defunciones por este padecimiento, se está protegiendo a los sectores más vulnerables, pero al  mismo tiempo se están descuidando otros padecimientos que están golpeando brutalmente a los jaliscienses como lo son las enfermedades renales crónicas.

La emergencia sanitaria por el Coronavirus ha paralizado a todo el mundo, al mismo tiempo que ha colapsado el sistema de salud, situación que atenta contra la vida de quienes padecen males como cáncer, insuficiencia renal, enfermedad crónica de los riñones entre otras.

Hagamos pausa

Haremos un alto en la ribera de Chapala, en aquellos municipios dónde la muerte se respira todos los días y el consumo de agua y pescado se convierte en una lenta muerte para los habitantes de la zona aledaña a la cuenca del Río Santiago.

La contaminación de las aguas del Río Santiago es el resultado, quizá, de la falta de responsabilidad de las autoridades ante el otorgamiento de permisos a empresas que arrojan al río aguas contaminadas con materiales pesados; no hablamos de las actuales administraciones, es un problema que se viene arrastrando de generación en generación.

La falta de estrategias y de conciencia por parte de los gobernantes han ocasionado la muerte de muchas personas de los municipios de Juanacatlán, El Salto, así como los pobladores de las localidades de San Pedro Itzicán, Agua Caliente, Chalpicote y Mezcala, estos últimos pertenecientes al municipio de Poncitlán.

Enfermos renales, olvidados por la pandemia

El presidente de la Unión de Pueblos de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago, Enrique Lira, durante una charla con ArquiMedios denunció que el COVID-19 ha sido el pretexto perfecto para olvidar a quienes padecen enfermedades renales crónicas.

“Tres sábados fueron los que nuestros enfermitos renales no recibieron su tratamiento. Sabemos que el gobierno está tomando las medidas necesarias para evitar que más personas mueran por este virus, principalmente quienes padecen enfermedades respiratorias o renales, entendemos esa parte, pero hay que recordar que hay otras enfermedades que por años han estado matando a las personas”, informó.

El activista dijo que es necesario buscar una estrategia para proteger a quienes padecen estas enfermedades.

No desproteger a los enfermos crónicos

“Muy buenas estrategias han tenido las autoridades estatales y es de aplaudirse, pero así como se organizan para evitar que el coronavirus mate a más personas, deberían de hacer una estrategia para sanear las aguas. Es una situación que está matando lentamente a los jaliscienses, un tema que se ha olvidado o que han querido omitir, pero si nos ponemos a ver, este nuevo virus está generando más ruido que enfermedades más viejas y que han acabado con más personas. Personas jóvenes, niños y adultos, una enfermedad que no discrimina, no atenta contra cierto sector de la población, está matando a todos por parejo”.

Enrique Lira señaló que la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ) emitió medidas cautelares para que sean garantizados los derechos a la salud gratuita a los pobladores enfermos de insuficiencia renal, cáncer y otros padecimientos que se puedan presentar por la contaminación del río Santiago:

“La Comisión Estatal de Derechos Humanos, emitió las medidas cautelares, de hecho, estas medidas se dieron a conocer tras analizar las alegaciones de hecho y de derecho presentadas por las partes afectas, la Comisión consideró que la información presentada por la parte afectada, demuestra que los beneficiarios se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos a la vida, integridad personal y salud, enfrentan un riesgo de daño irreparable, y deberán recibir la atención médica gratuita”.

No respetan los derechos

Según información que el presidente de la Unión de Pueblos de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago, Enrique Lira, dio a conocer durante esta entrevista, a quienes asisten a sus revisiones médicas, se les cobran las consultas, situación que impacta en la economía de los afectados.

“Sabemos que la mayoría de los enfermos son de bajos recursos, claro son los más afectados, pero por esta situación del coronavirus se están olvidando las otras enfermedades, vaya, están haciendo caso omiso.

“Hace unos días, uno de nuestros enfermitos fue a sus consultas periódicas y para recibir el medicamento que le corresponde.

“Resulta que se le cobró un porcentaje del medicamento más la consulta, cuando se supone que la CEDHJ había emitido esta recomendación para que las personas más afectadas por estas enfermedades pudieran tener atención médica gratuita, recomendación que no se está respetando; es un derecho de todos, el detalle es que con esta contingencia se descuidan otros problemas”.

Enrique Lira señaló que es necesario que el gobierno del estado tome en serio esta situación, ya que no sólo los habitantes de Jalisco tendrán la problemática del COVID-19, sino también se tendrá el deceso de muchas personas a causa del agua contaminada.

También deben ser tomados en cuenta

“Hay que recordarle a nuestros gobernantes que no sólo tenemos el coronavirus afectando a los jaliscienses. Hay mucho cáncer. Si investigamos a lo largo de los últimos años, las muertes no han sido por coronavirus sino por otras enfermedades como el cáncer, enfermedades renales, entre ellas la insuficiencia, entre otras, el gobierno de Jalisco debe atender esta situación, no olvidarla”.

Enrique Lira reiteró que no se puede desatender la situación, ya que los enfermos renales tienen las defensas bajas por lo que requieren mayores cuidados. Comentó que se ha buscado gel anti-bacterial para que lo utilicen durante el trayecto hacia los hospitales, respuesta positiva que se obtuvo por parte de la Secretaría de Salud.

“Creo que sería una enorme irresponsabilidad por parte de las autoridades olvidar a nuestros enfermitos de la ribera, y también sería una negligencia que el estado mande a otros estados agua contaminada. No se trata de estar matando a más gente, se trata de encontrar una solución y que las dependencias, el gobierno federal, estatal y municipal, deben dejar de echarse la bolita y tomar las medidas necesarias”.

Cabe señalar que el Laboratorio de Salud Pública de la Universidad de Guadalajara, en un estudio realizado en años anteriores, encontró que los Peces del lago de Chapala a orillas del Poblado de Agua Caliente tienen metales pesados como mercurio, arsénico y tungsteno.

“También, aunque el coronavirus es una situación alarmante, la enfermedad renal en la Ribera de Chapala tiene 50 años siendo grave, y no han tomado cartas en el asunto como se debe”, refirió.

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Domingo de la Divina Misericordia: las dudas me ayudan a crecer

¿Mi fe es individualista o comunitaria? Pbro. J. Jesús Suárez Arellano ¿QUÉ NOS DICE DIOS …