Home / Contigo en casa / ¿El tiempo te controla o controlas tu tiempo?

¿El tiempo te controla o controlas tu tiempo?

*Dr. Actitud

Seguramente has escuchado frases como “necesito días de 36 horas”, o “no me da el tiempo para todo”, hay incluso quienes se sienten importantes al decir que “siempre están ocupadísimos” (puede que seas una de esas personas). Sea cual sea tu caso, mi afán no es criticar si no ayudarte a usar el tiempo de la mejor manera, para eso te comparto 10 recomendaciones para usar el tiempo de manera inteligente:

1. Vigila tus pensamientos y sentimientos respecto al tiempo. Pensar o incluso decir en voz alta “casi no tengo tiempo”, “es muy poco tiempo” o “no voy a alcanzar” incluso desde antes de iniciar, además de quitarnos tranquilidad provocan que seamos menos eficientes pues le resta lucidez a lo que pensamos y pericia a lo que hacemos.

2. Pon prioridades. El clásico “no he tenido tiempo” o “no tengo tiempo para hacerlo” en realidad quiere decir que no es lo suficientemente importante para nosotros, al dejar de hacer actividades menos importantes tendrás el tiempo para hacerlo.

3. Identifica cuál es el mejor momento para cada actividad. Algunas actividades las hacemos mejor durante la mañana, otras por tarde y otras por la noche, compáralo con las características de lo que nos rodea por ejemplo ¿cuándo hay menos distracciones?, juntando esto tendremos resultados interesantes, por ejemplo “en la mañana soy más creativo y hay menos ruido”. Sobra decir que “para después” o “luego” no es el mejor momento.

4. Deja un espacio extra de tiempo a tus actividades. Así si hay un imprevisto no te retrasará (por ejemplo, si tienes 4 horas disponibles planea actividades para 3.5 horas).

5. Di NO al “multitask”. Está más que comprobado que es más eficiente dedicarse por completo a una cosa a la vez dedicando tiempo de calidad, que a muchas al mismo tiempo, (si te ves en la necesidad de hacer varias cosas a la vez puede ser señal de mala planeación).

6. Aplica el Principio de Pareto. “El 20% de lo que haces produce el 80% de los resultados” ¿cuáles son esas acciones que producen tu 80%?

7. Distingue qué es urgente y qué es importante, así podrás:

  • Dar prioridad a lo urgente e importante (si la mayoría de lo que hacer es urgente e importante, te recomiendo revisar tu forma de planear y prever)
  • Analizar si en realidad es básico hacer lo urgente pero no importante
  • Planear cuándo hacer lo importante pero no urgente
  • Considerar si vale la pena hacer lo que no es importante ni urgente

8. Aprende a decir “No”. Cuando tienes claras tus prioridades y sabes que te ayuda a que te rinda más el tiempo y que te lo consume innecesariamente te será mucho más fácil decir “NO”

9. Identifica lo que te ayuda a ganar tiempo y que te lo quita. Ya que lo hayas hecho revisa qué depende de ti y que no, así podrás:

  • Aumentar lo que te ayuda a ganar tiempo y depende de ti
  • Aprovechar y procurar lo que te ayuda a ganar tiempo, pero NO depende de ti
  • Dejar de hacer o disminuir lo que te quita tiempo y depende de ti
  • Buscar la forma de neutralizar o aminorar lo que te quita tiempo, pero NO depende de ti

Identifica qué es lo que da origen a las actividades te permiten ahorrar tiempo y las que lo consumen para después revisar qué puedes hacer al respecto (por ejemplo: “adelantarse demasiado consume tiempo porque después necesito hacer correcciones”)

10. Aplica la Ley de Parkinson: “Las actividades se alargan hasta llenar el tiempo que le dimos” ¿has notado que cuando tienes el tiempo medido (sin caer en excesos y teniendo márgenes para imprevistos) nos volvemos más eficientes?, es decir encontramos la forma de hacer las cosas (por ejemplo, si dedicas 10 o 30 minutos a tu aseo personal, o a una junta de trabajo, en cualquiera de los dos tiempos lo harás).

Ten en cuenta que dedicar mucho tiempo y detalle a algo irrelevante, no lo convierte en importante

Aplica estas 10 recomendaciones con una mentalidad de autorresponsabilidad, culpar a algo o alguien por llegar tarde o por no hacer las cosas no ayuda a mejorar la forma de organizar el tiempo. Si algo o alguien te atrasó, tómalo como una oportunidad de aprender, pregúntate ¿Qué voy a hacer para que no me pase nuevamente?

Es momento de tener una nueva actitud ante el tiempo, ¡verás como vives mejor!

Dr. Juan Pablo Aguilar “Dr. Actitud”.

Especialista en Reingeniería Actitudinal.

Conferencista internacional y escritor.

www.DrActitud.com

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Preparando mi liturgia: Cuesta tranfigurarse en bendición… pero, sí se puede

II DOMINGO DE CUARESMA Pbro. J. Jesús Suárez Arellano IDEAS PARA EL CELEBRANTE Cuando estamos …