Home / Contigo en casa / María atiende a nuestras súplicas

María atiende a nuestras súplicas

“¡Qué esperanza el confiar en que vendrán mejores momentos!”, señaló Mons. Engelberto Polino Sánchez, Obispo Auxiliar de Guadalajara.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

De manera totalmente atípica debido a la pandemia de COVID-19 que ha marcado a la humanidad en este 20202, se llevó a cabo la Misa de Renovación del Patrocinio de Nuestra Señora de Zapopan en una Catedral Metropolitana que mantuvo sus puertas cerradas para guardar las medidas de seguridad sanitaria.

La Misa, que tradicionalmente se realiza en la Explanada del Instituto Cultural Cabañas con la finalidad de que pueda participar mayor cantidad de fieles, en esta ocasión se realizó ante apenas un centenar de personas que tuvieron que guardar todos los protocolos para poder estar presentes.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Engelberto Polino Sánchez, Obispo Auxiliar de Guadalajara y concelebrada por Mons. Juan Manuel Muñoz Curiel y Mons. Héctor López Alvarado, también Obispos Auxiliares, además de los canónigos de la Catedral Metropolitana.

La tan deseada escucha

Durante la homilía Mons. Polino señaló mediante una anécdota, que aunque hay visitas incómodas e incluso visitas no deseadas, hay otras que disfrutamos y agradecemos, como el caso de la visita de la Virgen María a su prima Santa Isabel, que fue el Evangelio proclamado durante la Misa.

Destacó la importancia de contar con la visita consoladora de “una mujer sencilla, humilde, obediente y servicial que a donde va lleva paz y transmite la alegría de portar en su interior a Dios, y con humildad reconoce que la llamarán dichosa todas las generaciones, porque el poderoso ha hecho obras grandes en ella.

“Qué bendición para Isabel el ser visitada por su prima María, que aunque era inexperta, considero yo para esos menesteres, sería de gran ayuda en su cuarentena. Para nosotros también hoy, en este tiempo de cuarentena prolongada por la pandemia, qué bendición el haber experimentado la visita de Nuestra Señora de Zapopan; ya no la jovencita inexperta de 15 años, sino la Madre experta en humanidad y en amor, que en su visita presurosa y por ocasión de la pandemia apresurada, recorre y atiende las súplicas expresadas por quien acude al encuentro de la Reina.

“La plegaria que el sacerdote expresa en favor de la comunidad, la súplica de una familia ante la pérdida de un ser querido al que no se le pudo acompañar y despedir; la petición de quien enfermo súplica la salud; el ruego de quien vive con angustia y miedo ante la pérdida del empleo; la oración de quien experimenta la soledad e impotencia frente a un secuestro, la de quien siente abandonado y se encuentra confundido.

Su consoladora presencia

“Qué paz se genera en este encuentro con la Madre. Qué consuelo el saberse escuchado. Qué esperanza el confiar en que vendrán mejores momentos. Qué visita tan agradable hermanos fieles laicos, estimados hermanos religiosos, religiosas, hermanos sacerdotes, hermanos en el episcopado  muy queridos, celebramos 31 años de haber sido proclamada Nuestra Señora de Zapopan como patrona de la Arquidiócesis de Guadalajara y nos preparamos para despedirla después de varios meses de visitas intensas”.  

Mons. Polino invitó a que “visitemos cada día a María en nuestra oración; visitemos a nuestros hermanos necesitados de ayuda desde el servicio. No nos conformemos con haber recibido esta reconfortante visita, con celebrarla hoy en esta Eucaristía, lleguemos a fondo, hagamos lo que Jesús nos dice, como nos enseña María.

Al servicio de la vida

“Descubramos en el prójimo a la misma persona de Cristo; descubrámoslo en el pobre y en el necesitado, demos a todos su paz. Seamos promotores del Dios de la vida, que se manifiesta en la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

“Promovamos una la cultura política del servicio al pueblo, no a los propios intereses; no nos acostumbremos a las pequeñas dádivas pues nos pertenece mucho más.

“No vivamos una fe de eventos sino una fe viva y permanente. No exijamos que el otro haga, hagamos con ellos. Organicemos una participación ciudadana consciente y activa.

“Vigilemos y cuidemos la Creación sabiendo que somos parte de ella, es nuestra casa común.

“Construyamos con Jesús el Reino de Dios. Construyamos juntos un mundo mejor.

“Que la Santísima Virgen, Nuestra Señora de Zapopan que ha visitado nuestras comunidades, y nosotros que con gratitud, por su cuidado y su intercesión, manifestamos en esta Eucaristía nuestra gratitud y alegría, sean en este tiempo difícil por el que pasamos, una motivación para que también cada uno de nosotros seamos visitadores de los necesitados, como miembros de una Iglesia solidaria, como participantes de una Iglesia en salida, a invitación de nuestra Santísima Madre, Nuestra Señora de Zapopan”.

La imagen de Nuestra Señora de Zapopan, patrona de la Arquidiócesis, permanecerá esta noche, como es costumbre, en la Catedral de Guadalajara donde hoy no habrá velada, ni fiesta en las plazas aledañas, no habrá serenata ni presencia de fieles durante toda la noche, solo la acompañarán algunos frailes franciscanos hasta las 6 de la mañana en que se celebrará la Misa de despedida también a puerta cerrada.

La invitación en todo momento es a quedarse en casa y seguir la Romería Virtual a través de Medios de Comunicación y las redes sociales oficiales de la Arquidiócesis.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

El ministerio de la catequesis: Una visión globalizadora y actualizada

Pbro. Javier González Ramírez Desde hace algunas semanas se encuentra en las librerías del SEDEC …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *