Home / Contigo en casa / Patrono, Modelo y Protector de los Periodistas y Escritores Católicos

Patrono, Modelo y Protector de los Periodistas y Escritores Católicos

Pbro. Juan Javier Padilla Cervantes

Hace casi cien años, el 26 de enero de 1923, el Papa Pío XI, declaró a San Francisco de Sales Patrono de los escritores y periodistas mediante la Encíclica “Rerum Omnium” (Todas las Cosas), lo propuso como modelo y protector, señalando: ”Y como no consta en público y solemne documento de la Sede Apostólica que San Francisco de Sales haya sido nombrado patrono de los escritores católicos (…) por medio de esta carta encíclica, constituimos, o confirmamos y declaramos a San Francisco de Sales, obispo de Ginebra y doctor de la Iglesia, por patrono suyo…”.

El Papa Pío XI exhortó a los periodistas y escritores: “Imiten de Francisco y observen siempre la fuerza polémica junto con la caridad y la moderación (…) no corrompan la verdad ni la debiliten o disimulen so pretexto de no ofender al adversario; cuiden también de la belleza y elegancia del lenguaje y distingan y adornen los conceptos con palabras tan luminosas, que los lectores encuentren deleite en la verdad; que, si es preciso que combatan contra alguien, acierten a refutar el error y oponerse a la perversidad de los malos mostrándose a la vez animados de sentimientos rectos y, por principio de caridad”.

Se anunció en un sueño

La vida de San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia y Patrono de los periodistas y escritores católicos, se inicia con un sueño que su madre, Francisca de Boisy, tuvo antes de que el niño naciera: veía un pastor que apacentando su rebaño en las verdes campiñas de Saboya no sólo guiaba a sus ovejas sino que iba en pos de las que se habían extraviado, las traía a lugares seguros y, de modo muy especial, cuidaba a las que corrían peligro de perderse.

Un sueño que era toda una premonición ya que aquel niño que habría de nacer el 21 de agosto de 1567 en el castillo de Sales estaba destinado a ser no un pastor de ovejas que apacentaba rebaños en las campiñas de Saboya sino más bien un celoso pastor de almas que no sólo velará por el bien espiritual de sus feligreses sino que traerá de regreso a quienes se habían alejado de la fe católica.

En 1588 partió́ para la ciudad italiana de Padua; su padre le ordenó estudiar abogacía. Obedeciendo a su padre estudiaba derecho, y también teología, porque tenía un gran deseo: llegar a ser sacerdote.

Fue ordenado sacerdote el 18 de diciembre de 1593. El 14 de Septiembre de 1594 partió́ a pie a Chablais para convertir a los Calvinistas. Empezó́ a escribir una serie de folletos en los que exponía la doctrina de la Iglesia y refutaba la de los calvinistas. Aquellos escritos, que el santo hacia copiar a mano por los fieles, para distribuirlos, formarían más tarde el volumen de las “controversias”.

En 1599 fue nombrado Obispo coadjutor de Ginebra, y posteriormente titular.

Sin ser periodista

San Francisco de Sales murió a los 56 años de edad, el 28 de Diciembre de 1622, fiesta de los Santos Inocentes. Fue Obispo por 21 años.

Por lo tanto, San Francisco de Sales no fue periodista en el sentido actual; no dirigió un periódico, no se sentaba en una mesa de redactor, no hizo el servicio de correspondencia especial. En su tiempo, el verdadero periódico no había nacido todavía.

Fue uno de los escritores más elevados y más brillantes de su siglo, porque las páginas que escribía son la expresión de una vida y de una fe y, al mismo tiempo, un instrumento de salvación para su pueblo…

Junto a él, se puede aprender todo: amor a la profesión, honestidad en el ejercicio de la misma, vivacidad de estilo y claridad de pensamiento, ardor en la defensa de la verdad y corrección en la polémica.

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Ordenan nuevos Obispos para Guadalajara

David Hernández Ochenta y siete días después de su nombramiento por la Santa Sede, los …