Home / Cultura y Formación / 2019 El año en que hacemos contacto

2019 El año en que hacemos contacto

Fabián Acosta Rico

En el año 2000, muchos vaticinaban el fin del mundo con la entraba del nuevo milenio; y no pasó nada. La humanidad siguió barriendo con los bosques y selvas y arrojando al mar grandes cantidades de sustancias contaminantes y desechos plásticos. Un gradual apocalipsis ecológico resultaba más viable y verosímil que una guerra nuclear, y sobre todo después del desmantelamiento del bloque comunista y la caída de la URSS.

En el 2012 las librerías se llenaron de publicaciones acerca de las famosas profecías mayas; porque los calendarios de esa civilización terminaban en ese año. Estábamos en la antesala de un cambio de era; ¿y qué pasó? Nuevamente nada.  Que decepción.

Ahora, en el 2019, muchos internautas están en vilo, dándole credibilidad a lo profetizado por un vidente y médium brasileño, que en vida llevara el nombre de Francisco Cándido Xavier, más conocido como Chico Xavier.

Dicen que era bastante acertado en sus predicciones, y por tanto famoso en su país. Este vidente lanzó su predicción, el mismo año en que el hombre supuestamente llegó a la luna (ya saben que no falta quien afirme que el alunizaje fue todo un montaje de set de televisión).

 ¿Qué fue lo que dijo? Para deleite de los ufólogos, como nuestro coterráneo Jaime Maussan, Chico Xavier afirmó que este año 2019, la humanidad haría contacto con unos ángeles provenientes de un planeta de nuestro sistema solar. 

La fe en los ovnis tiene tácita o explícitamente un menosprecio por la humanidad; porque mirando el pasado, sostiene que detrás de nuestros grandes adelantos culturales, arquitectónicos, y científicos… estuvieron visitantes de otros planetas ejerciendo el papel de ingenieros genéticos (ellos nos crearon) o de grandes maestros ancestrales.

Viendo hacia el mañana la idea es, que como humanidad, vamos fracasar; ya sea porque en el choque de civilizaciones terminaremos enfrascados en guerras o, en su defecto, nuestro modelo económico global seguirá destruyendo a la Madre Naturaleza y su fin será también el nuestro.

Los extraterrestres se han estado ocultando de nosotros; nos monitorean y están a la espera, ya sea de conquistarnos, o en su defecto de venir a auxiliarnos. 

Entonces, cuando estemos al punto del colapso, de las estrellas vendrán estos ufológicos ángeles de los que habla Chico Xavier, (a los suyos los manda directamente Cristo) ofreciéndonos integrarnos a una comunidad celestial del Sistema Solar en recompensa porque a lo largo de estos últimos 50 años no nos hemos matado entre nosotros en una tercera guerra mundial. 

Los vaticinios de Chico Xavier afirman que este Cristo ufológico, a través de sus emisarios angelicales, les obsequiarán a las naciones del mundo grandes adelantos tecnológicos que salvarán a la humanidad de las enfermedades y el hambre; la naturaleza será rescatada o descontaminada y los pueblos del mundo vivirán en paz y prosperidad.

 Sin duda, es un despropósito mirar al cielo con la esperanza que un platillo volador nos traiga respuestas y soluciones a nuestros problemas planetarios: Es mejor hacer conciencia que  depende  de  nosotros (con  ayuda de Dios para quien sea creyente) el salvarnos o condenarnos: esa es nuestra decisión.

Mientras tanto, puede ocurrir como en el 2000 y el 2012, que este 20 de julio nuevamente no suceda nada, por más que las redes sociales y el Internet en general, digan lo contrario.

About Rebeca Ortega Camacho

Check Also

Los más felices no se exponen tanto en las redes sociales

Pbro. Alfonso Rocha Torres Hay legítimas razones para publicar comentarios y fotos sobre nuestras vidas …