Home / Cultura y Formación / Arquitectura Personal / Arquitectura Personal: Multiplica con tu actitud

Arquitectura Personal: Multiplica con tu actitud

Dr. Actitud*

La mayoría de las personas solemos dedicar gran parte de nuestra atención a los resultados que logramos con nuestras actividades e incluso juzgamos su éxito (y en ocasiones el de otras personas) en base a éstos; sin embargo, rara vez nos detenemos a pensar el “cómo” hemos llevado a cabo esas actividades y, menos todavía, a analizar el “por qué” hemos elegido hacer eso  y no otra cosa.

Si tomamos un momento para reflexionar, nos daremos cuenta de que gran parte de “qué hacemos” y el “cómo lo hacemos” (consciente o inconscientemente) proviene de nuestra actitud ante la situación, persona, evento, o tema ante el que nos encontramos.

Nuestra actitud influye profundamente en la forma en que pensamos y actuamos todos los días y en cada circunstancia y, por lo tanto, en los resultados que obtenemos.

Si lo pensamos, todos, en algún momento, hemos sido afectados por la mala actitud de alguien, pero también hemos recibido los beneficios de tratar con personas con una actitud productiva.

“No existe la situación perfecta pero sí la actitud ideal para cada situación”.

Es por eso que afirmo que la actitud es un “multiplicador resultados”, dado que una actitud adecuada puede multiplicar los resultados que obtengamos en cada circunstancia; de ahí la importancia de ser conscientes de nuestra actitud y procurar tener la más conveniente para nuestra situación particular.

Veamos un sencillo ejemplo en el que la situación se representa por el número 3 y la actitud adecuada se representa por el 2 y el resultado es representado por el 6 (se vale usar calculadora para comprobar)

    3 (situación)

 x 2 (actitud adecuada)

            = 6 (Resultado)

Ahora veamos un ejemplo similar en el que la situación se representa nuevamente por el número 3 pero ahora es una actitud inadecuada la cual se representa por el .5 y el resultado es representado por el 1.5

    3 (situación)

x .5 (actitud inadecuada)

= 1.5 (Resultado)

Si somos capaces de mejorar nuestra actitud (o de influir positivamente en la de las personas que nos rodean), nuestros pensamientos y acciones y sus resultados multiplicarán y, como podemos imaginar, nuestra vida en general también mejorará.

¿Cuáles son las actitudes que te ayudan a multiplicar tus resultados?

*Dr. Juan Pablo Aguilar. Conferencista.

Facebook.com/DrActitud

About Gabriela Ceja Ramirez

Check Also

Recuperar la educación para el bien común

Deber de la Familia: Imdosoc Sergio Estrada Derivado de las jornadas de paz,  se llevó …