Home / Cultura y Formación / Cardenal Robles Ortega a seminaristas: Ser testimonio de Dios, el reto

Cardenal Robles Ortega a seminaristas: Ser testimonio de Dios, el reto

Pablo Muñoz Valenzuela (4° de Teología)

Siguiendo la tradición anual, el pasado 28 de enero de este año se llevó a cabo en el Seminario Mayor la academia en honor a Santo Tomás de Aquino, patrono de los estudios eclesiásticos.

Desde las 17 horas la capilla albergó a todos los alumnos de la casa central, los del Menor y del Seminario Auxiliar de Atemajac del Valle, junto con algunos seminaristas de Año de Servicio Pastoral y de las otras casas auxiliares. Todos ellos gozaron de la presencia del Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Rector del Seminario, quien fue el destinatario del informe que año con año rinde el vicerrector en el marco de este evento.

El vicerrector informa…

La academia de Santo Tomás tuvo como maestro de ceremonias al secretario del Seminario Mayor, Padre Alejandro Díaz Barriga Sosa. Antes de la lectura del informe, Ricardo Ángel Flores Tabares, alumno de cuarto de teología, presentó un extracto de su disertación teológica la cual versó acerca del papel y la participación de la mujer en la vida de la Iglesia.

Al tomar la palabra para dar lectura al informe rectoral, el Padre José Guadalupe Miranda, vicerrector del Seminario, comenzó por señalar la importancia de no descuidar la elaboración y manifestación pública anual de dicho informe, todo lo cual va más allá de la mera formalidad. Después, mencionó al señor Cardenal una memoria compartida por ambos: la experiencia del último informe rectoral que expusiera el Padre Jesús Becerra al entonces Arzobispo, Cardenal José Garibi Rivera. A continuación expuso de manera sintética la situación del Seminario en sus distintas secciones, con los logros, las limitaciones y las tendencias. Advirtió a los alumnos el peligro que conlleva el mal uso de los medios de comunicación. Señaló una de las necesidades materiales más apremiantes de la institución: las distintas casas del Seminario están requiriendo reparaciones.

…y el Arzobispo responde

En su intervención, el Cardenal Robles Ortega hizo notar que nuestra arquidiócesis ya comienza a mostrar signos de disminución en las vocaciones sacerdotales, por lo cual alentó a los sacerdotes y a los seminaristas a redoblar sus esfuerzos en dar testimonio de virtud y de la alegría de consagrarse a Dios. Asimismo, destacó el aspecto de familia que posee la comunidad del Seminario. Retomando el tema de la disertación teológica expuesta al principio, animó a los presentes a continuar promoviendo la formación y participación de las mujeres en las comunidades cristianas.

Conviene destacar también la participación de la Schola Cantorum, que presentó algunas piezas corales alternadas entre las intervenciones orales. Después del acto académico los seminaristas y sacerdotes tuvieron algunos momentos de encuentro fraterno mediante corrillos espontáneos que se formaron en el atrio y los pasillos de la casa central.

Tras el informe rectoral, seguramente quedó en muchos de los oyentes el doble sentimiento de preocupación y de esperanza: preocupación ante las necesidades materiales del Seminario y la disminución de las vocaciones y esperanza ante los frutos que esta querida institución no deja de rendir. Queremos hacer partícipes de este sentir a todos los fieles de nuestra arquidiócesis. La ocasión propicia será el ya próximo Día del Seminario, que este año celebraremos el domingo 1 de marzo. ¡No dejen de orar por nosotros y de apoyar a su Seminario!

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Celebración de la Palabra. DOMUND ¿Cuál es mi misión en la vida?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …