Home / Cultura y Formación / Desde el Corazón: Enamorando a los jóvenes de Cristo

Desde el Corazón: Enamorando a los jóvenes de Cristo

Lupita:

Mi  hijo adolescente ya no quiere ir a misa, dice que no cree en Dios y se une así a su grupo de primos y amigos que han abandonado la fe. No sé si conviene obligarlo a ir a misa. ¿Tú que me recomiendas?….. (María Luisa H.)

Hermana mía, María Luisa:

En la constitución pastoral Gaudium et Spes, del Concilio Vaticano II, se nos enseña que el mejor modo de hacer frente a los desafíos de la ciencia y la cultura, no es descalificarlos, sino, a través del testimonio de una fe viva, adulta y educada,  percibir con lucidez las dificultades para poderlas vencer.

Si tus hijos son menores de edad, tu puedes indicar que “en casa todos vamos a misa cada domingo para dar gracias a Dios”. No se trata de hacer una imposición que genere rebeldía, sino de educar de forma tan atractiva acerca de la fe, que nuestros hijos se sientan seducidos primeramente por nuestro testimonio y también por nuestras palabras que en coherencia con nuestra vida les vamos a expresar.  Es importantísimo que papá y mamá vayan a Misa con las debidas disposiciones.

Los padres de familia no debemos cerrar los ojos ante la realidad que circunda la vida de nuestros hijos, sino volver a presentar con alegría y esperanza el proyecto de Dios inscrito en nuestros corazones.

En cada hogar debe haber vida de oración y vida de servicio. Nuestros hijos, especialmente los jóvenes, se sienten llamados al servicio de los demás y esto da sentido a sus vidas. Si en nuestro hogar sólo nos preocupamos de las cosas materiales y de obtener egoístamente lo que necesitamos, sin salir al encuentro de los demás, no se experimenta el espíritu cristiano.

¡Acerquemos a los jóvenes con Cristo!  Sólo un corazón enamorado responde con amor. Pensemos en formas creativas de generar convicciones en nuestros hijos: acercándolos a grupos juveniles de evangelización y apoyándolos en todo lo que nos sea posible; atendiendo a las necesidades de la pastoral juvenil de tu parroquia o diócesis.

Conocer, vivir y transmitir a Cristo ¡es lo mejor que nos puede pasar!

Lupita Venegas /Psicóloga

Facebook: lupitavenegasoficial

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Revisa También

Semana Santa en familia

Ángel Eduardo López Orozco (2° de Teología) Ante la pandemia que amenaza nuestro país desde …