Home / Cultura y Formación / Hijos del mismo Padre
Pastor John Evans, en el curso Ecumenismo Espiritual en el Seminario Mayor.

Hijos del mismo Padre

Semana de oración para la unidad de los cristianos.

Ángel Eduardo López Orozco (2° Teología)

Cada año, la Iglesia nos invita a rezar a Dios, Padre de Misericordia, para que unidos en oración, podamos avanzar en el camino de la unidad con las diversas iglesias y comunidades eclesiales con las que ya compartimos el mismo Bautismo.

El Seminario se une a esta invitación llevando a cabo una celebración ecuménica, preparada por los alumnos del curso optativo  «Ecumenismo Espiritual», orientado por la profesora Franca Peraro, que tendrá un esquema litúrgico interconfesional, y será una oportunidad para orar juntos, católicos y cristianos de otras denominaciones, al mismo Dios Padre por mediación de Cristo.

Algunos consejos para vivir la unidad

En este curso optativo, los seminaristas participantes tenemos la oportunidad de entrar en contacto y dialogar con pastores de otras Iglesias y comunidades eclesiales cristianas y llevar a la práctica lo que nuestra maestra nos enseña: que en muchas ocasiones el mayor obstáculo en el ecumenismo de la vida, son los prejuicios que tenemos entre los mismos cristianos; que nacen a menudo de un desconocimiento del otro “diverso de mí”. Por tal motivo, la tarea del auténtico cristiano es la de construir puentes de mutuo conocimiento y de aprecio por todo lo positivo que podemos encontrar en el otro. Solamente el amor evangélico es capaz de ofrecernos la posibilidad de vivir «una cultura del encuentro» para poder apreciar el valor de la diversidad.

La pasión por la unidad no es sólo una bella reflexión o un hermoso ideal de nuestro tiempo, es una exigencia histórica y también una necesidad evangélica, porque el mismo Cristo ha pedido al Padre este don del Espíritu. Por tanto, nosotros, como cristianos debemos trabajar y orar para que aquel llamado se vuelva realidad. La maestra Franca nos propone, como  primer paso, vivir una vida cristiana auténtica, congruente y de continua conversión, donde se manifieste en nuestra vida el arte de amar. Nos propone también la escucha atenta de la voz de nuestros pastores, que nos invitan a formarnos a la luz de los documentos conciliares y posconciliares, por ejemplo: Unitatis redintegratio [1964],  la Carta Encíclica de San Juan Pablo II Ut unum sint [1995], el Catecismo de la Iglesia Católica en los números 820-822 y el Documento de Aparecida en los párrafos 227-234, sólo por nombrar algunos.

Una sólida formación es indispensable para el católico de hoy que quiere aventurarse en el actual e indispensable desafío del diálogo con todo hombre. Siguiendo los pasos del Papa Francisco podemos dar pasos agigantados hacia la unidad.

Mártires de diversas denominaciones cristianas

Por último, quisiera recordar a nuestros lectores un gesto ecuménico muy importante.  Recientemente, en la puertas de la Abadía de Westminster -la basílica más importante para la comunidad anglicana- se han llenado nichos vacíos queriendo honrar a los mártires del siglo XX. Estos mártires de diversas denominaciones cristianas han tenido el coraje de buscar instaurar un mundo mejor, entre ellos están dos santos católicos: San Maximiliano María Kolbe y San Óscar Arnulfo Romero; se encuentran también: una mártir ortodoxa rusa, la duquesa Elizabeth de Rusia;  un pastor luterano, Dietriech Bonhoeffer; el gran humanista y pastor bautista, Martin Luther King; el pastor presbiteriano John Ester; el pastor chino Wang Zhiming y tres mártires de la comunidad anglicana: Manche Masemola, Janani Luwum, y Lucian Tapiedi. Esta puerta está dispuesta a abrirse a todo aquel que busque sinceramente a Dios y a sus hermanos. Ojalá nuestro corazón pueda estar así de dispuesto para poder cumplir el sueño de Jesús: «Padre, que todos sean uno» [Jn 17,21].

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Celebración de la Palabra. DOMUND ¿Cuál es mi misión en la vida?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …