Home / Cultura y Formación / Jueves de Corpus en el Seminario Mayor

Jueves de Corpus en el Seminario Mayor

Pablo Muñoz Valenzuela

El Seminario es, quizá, la única institución en nuestra Arquidiócesis que celebra la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo en tres ocasiones días distintos. Como es ya sabido, esta festividad está fijada en el calendario litúrgico para el jueves siguiente al Domingo de la Santísima Trinidad. En la jerga del Seminario, a esta fecha le llamamos el Corpus litúrgico. Ahora bien, por una tradición de varias décadas de antigüedad, el Seminario vuelve a celebrar esta fiesta litúrgica el martes siguiente al Corpus litúrgico y lo hace con gran solemnidad y dedicación. Finalmente, desde que se estableció la Celebración Diocesana del Corpus Christi, a raíz del 48º Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Guadalajara, el Seminario participa con entusiasmo en este evento que reúne a muchos fieles de nuestras comunidades. A continuación, haremos una breve crónica del Corpus litúrgico, tal como lo vivimos en la casa del Seminario Mayor.

A las 18 horas los alumnos del Seminario Mayor nos reunimos en la capilla para comenzar con la exposición del Santísimo. Para entonces ya habíamos tenido la Santa Misa alrededor de las 7 de la mañana, en la cual contamos con la presencia de los neo-presbíteros. Así pues, después de haber rezado algunas oraciones, los seminaristas salimos en orden por la puerta que da a la calle. Algunos diáconos, alumnos de cuarto de teología, se encargaron de transportar al Santísimo en unas andas adornadas con flores y también de sostener el varipalio por encima de la custodia. Todos ellos iban solemnemente revestidos con blancas dalmáticas.

La procesión se realizó por las calles de la Colonia Chapalita, en la cual se halla enclavada nuestra casa. Algunos vecinos montaron bellos altares en los cuales nos detuvimos para rezar las estaciones. Otros adornaron sus casas con listones blancos y rojos. Contamos con la presencia de varios de ellos, así como de otras personas cercanas al Seminario. Entre estación y estación se cantaron alabanzas, dirigidas y acompañadas por las voces y las guitarras de los alumnos de primero de filosofía.

Para finalizar, alrededor de las 19:15 regresamos a la capilla del Seminario Mayor, en la cual se llevó a cabo la reserva del Santísimo. Inmediatamente, se celebró la Santa Eucaristía para las personas de la colonia y para quienes habían acompañado la procesión. Como cada año, esta procesión y Misa fueron un dichoso pretexto para compartir con nuestros vecinos la fe y el gozo por la presencia de Jesús Sacramentado entre nosotros.

About Rebeca Ortega Camacho

Check Also

Somos Parresía

Enrique López Guzmán (Cuarto de Teología) El pasado viernes 6 de septiembre los seminaristas de …