Home / Cultura y Formación / La pastoral en la era digital

La pastoral en la era digital

¿Cómo ha crecido la creatividad de la Iglesia en los tiempos de confinamiento? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cuáles sus posibles perjuicios?

Pbro. Alfonso Rocha Torres

Es de todos conocidos que ante la necesidad de llevar a Cristo y su Evangelio al continente digital, donde especialmente los jóvenes saben surfear de manera excelente, la Iglesia comenzó a interesarse cada vez más por el internet y las redes sociales.

Esto no es nuevo; Desde el Concilio Vaticano II en especial; pero ya desde los albores de la Radio, La Iglesia ha sido puntero en el uso de los medios de comunicación que han ido surgiendo; especialmente en el siglo Pasado y en las dos décadas del presente.

Ya hemos dicho en esta columna cómo el inicio de los mensajes de twitter del Papa Benedicto, alentados por el gran comunicador católico Gustavo Entrala; pronto se convirtieron en los preferidos de los pertenecientes a esta red que se han consolidado con el Papa Francisco.

El reto de la cuarentena

Si ya de por sí era necesario tener mayor presencia de testimonio y calidad en la vida digital; con cuánta mayor razón esta necesidad creció cuando las disposiciones gubernamentales y el cuidado de la salud nos llevó a quedarnos en casa y no poder participar de los actos de culto de manera presencial, ni de ninguna charla o reunión pastoral.

El confinamiento hizo que los pastores buscáramos formas nuevas de hacer llegar a los fieles la palabra de Cristo, palabras de consuelo en medio de sus penas y sufrimientos; así como la necesidad de compartir más momentos de fe con ellos, como son el rezo del Santo Rosario o la Hora Santa frente a Jesús Sacramentado.

Este reto fue más elevado en países como España o Italia, donde literalmente el sacerdote se ha quedado totalmente solo en la casa curial o en el templo Parroquial; pero no menos difícil de sortear para los que jamás habíamos usado por ejemplo de las Redes sociales para Evangelizar o transmitir en vivo la Santa Misa.

Algunos en México hemos sido auxiliados un poco o un mucho por laicos expertos en el uso de los medios electrónicos y del internet o las redes, con gran tino. Y afortunadamente, con la ayuda de canales locales de televisión podemos participar de las celebraciones del Sr. Cardenal Francisco Robles aquí en Guadalajara.

Si bien algunos pastores de nuestra Arquidiócesis son ya muy seguidos como el Padre Ricardo López Díaz o el Padre José Luis González Santoscoy; muchos sacerdotes estamos apenas haciendo pininos en las Redes; y como lo expresara más de algún crítico; el Covid-19 obligó a la Iglesia a salir de los templos; con mucho entusiasmo y creatividad, no sabemos si todas la experiencias han sido del todo satisfactorias, pero es mucho lo que se ha avanzado.

Reunión virtual del Equipo de la Vicaría del Señor Grande de Ameca

Comparto con ustedes, un ejemplo de como seguir llevando adelante la Vida Pastoral, ante estas circunstancias de cuarentena gracias al mundo digital.

Son ya tres las Reuniones que hemos podido realizar en la Vicaría del Señor Grande de Ameca, mediante el uso de este programa de reuniones con imagen y sonido llamado “Zoom”; convocadas por el Vicario Espiscopal y párroco de Cocula, Sr. Cura Héctor Michel Figueroa, con los 5 Decanos de este espacio territorial de la Diócesis: por el El Decanato de Ahualulco el Sr. Cura Enrique Santos Beas, de Ameca el Sr. Cura Sergio Hernández Rosales, De Tala el Sr. Cura Teodoro Ramírez Suárez, De Cocula el Sr. Cura Carlos Alberto Gómez Rodríguez  y por el Decanato de Magdalena, un Servidor.

Es fabuloso que en nuestras reuniones prive la cordialidad, amabilidad, mesura, oración y entusiasmo, así como el gusto de poder encontrarnos y saludarnos. Es motivante poder compartir las experiencias de las distintas parroquias de la Vicaría, en cuanto a como han resuelto el hacer llegar el culto por las redes sociales, la manera de algunos de confesar desde lejos con mamparas o marcando las distancias; así como algunas iniciativas de pasear con el Santísimo Sacramento por las calles de la comunidad, sin hacer procesiones, claro, y compartir algunas charlas de formación con sus agentes de pastoral. Se han buscado soluciones para resolver la solvencia económica de las comunidades más pobres de la Vicaría y se ha insistido mucho en la caridad de acompañarse de los sacerdotes y de acercarse al menos por teléfono con los de parroquias más alejadas. Platicamos de las distintas acciones sociales y económicas para apoyar a los fieles; además de compartir algunos avisos y comunicados de la Pastoral.

En general ha sido una experiencia de animación pastoral muy positiva y enriquecedora; al punto de que ya tenemos pensado intentar al menos una reunión con la mayor cantidad de sacerdotes del Decanato que puedan unirse por estos medios electrónicos.

También hemos tenido fallos; problemas para conectarnos, se nos ha ido la luz o el internet, o de plano hemos cancelado alguna reunión por no darse las condiciones; pero en general gana lo positivo.

Espero sirvan estas palabras para animar a otras vicarías o decanatos a usar de estos medios para reunirse o, si ya lo hacen, a compartirnos sus experiencias.

COMENTARIOS:               vivirenlapantalla@gmail.com

PARA SABER MÁS:         www.es.aleteia.org

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Lo que se ve y lo que no se ve

¿Te ha pasado que a veces no sabes lo que haces o dices las cosas …