Home / Cultura y Formación / Los dos Papas

Los dos Papas

Pbro. Alfonso Rocha Torres

Este filme del brasileño Fernando Meirelles de Netflix para el cine y su plataforma digital es sin duda una bocanada de aire fresco en medio de un agitado y acalorado mundo lleno de violencia y cruda realidad o ya cansado de tanta ficción fantástica y futurismo o de super héroes llenos de humor negro en las series y el cine.

Si quisiera un hombre de Fe rendir un homenaje a dos personajes entrañables en la vida de el y de millones de católicos, dos personalidades que aún viven y se preguntara como quisiera la multitud de creyentes saborear y ver la cercanía, amistad y complicidad de dos almas tan diferentes y al mismo tiempo tan humanas y unidas por la misma vocación y servicio… este es el resultado.

Es una obra con estilo periodístico y documental, con una sensación de realismo, filmado en el Vaticano y Castelgandolfo, lleno de anécdotas y delicioso humor.

Si en cine se trata de saber contar historias, ésta en particular está muy bien contada, redonda en lo técnico, actoral, fotografía, musicalización, arte, y la intimidad de los planos cercanos al rostro de los dos protagonistas que nos hace amarlos; su ritmo es excelente y a muchos les va a encantar.

Se basa en una ficción, el aparente antagonismo ideológico de los dos Papas Benedicto y Francisco y un supuesto encuentro antes de renunciar al Papado en el que será electo el Cardenal Bergoglio; un aparente desencuentro de ideas y del modo de vivir la Fe y de la necesidad expresada por ambos de renovar la Iglesia.

Es un ejercicio de imaginación muy bien logrado, donde el escritor Anthony McCarten logra unos diálogos deliciosos de parte de los dos personajes; en especial dentro de la capilla sixtina, que son de antología; irreales, pero no por ello dejan de ser suculentos.

Con muchas licencias con fines mas de drama que de mala voluntad, el público descubrirá en muchos momentos cosas que no sabía de ambos personajes, y que son cosas que sí pudieron suceder, sólo eso. El tono documental lo dan por demás, muchas secuencias de videos reales de ambos papas.

Sin darles adelantos de la película, los tonos claros y transparentes con mucha iluminación describen bien la intención del director de mostrar una Iglesia luminosa en medio de tantos problemas como los vatileaks y la pederastia. Iglesia que Dios dirige en su camino, y el de los Papas.

Quizá lo más desafortunado sea que mucho de lo que aquí se narra sean cosas que se manejaron más en los medios, como noticias que hoy sabemos son falsas pero que hicieron boom en su momento.

Merece comentario especial la actuación tanto de Anthony Hopkins de Benedicto XVI como la de Jonathan Pryce del Cardenal Bergoglio; el primero es un genio que encarna con sutileza tantos gestos y modos de ser del Papa Benedicto de manera magistral; quizá pocos actores puedan lograr lo que él, y respecto al segundo, aunque le tocó un personaje menos complicado por la sencillez de Bergoglio, es tan genial, que hay momentos donde pensé que de verdad era él.0

En suma, es una película más que recomendable pues trata con respeto y cariño a los personajes, les rinde homenaje y sin salir de la recta doctrina,  aunque da su opinión política e ideológica de lo que suponen son estas dos figuras actuales, no abusa del humor ni les falta al respeto; los pinta como quisiéramos verlos convivir en lo sencillo y humano, en la confesión y las aficiones, o frente a tan delicados desafíos que presenta a la Iglesia el Mundo actual.

Son estas algunas consideraciones deshiladas de una primera visión de la cinta, hechas a vuelo de pájaro, con el único afán de invitar a los lectores a mirarla.

Pueden encontrar en Aleteia un buen recuento sobre lo que es verdadero y lo que es ficción de este filme.

COMENTARIOS:   vivirenlapantalla@gmail.com

PARA SABER MÁS:          www.es.aleteia.org

About David Hernandez

Check Also

¿Sé amar y perdonar como Dios desea que lo haga por mi bien?

Desarrollo Espiritual, VII DOMINGO, Ciclo A, 23 de Febrero de 2020. Jesús nos pide que …

2 comments

  1. Padre buenas noches, aqui le va la opinion de un hombre que ama a su iglesia y que refiere buenas semillas que buenos argumentos ficcticio o producciones cinematograficas redondas. Espero no le moleste. No entiendo por que muchos no miran la gravedad de este antagonismo ficticio de los dos papas, un papa a todo dar y un papa ojete que luego cede (todo es ficticio para mi), tengo hijos y ya es demasiado con todo lo que esta haciendo Netflix para confundirlos sobre una falsa evolucion de las nuevas libertades en el mundo actual (soy ironico) como para que ahora se pinte como despreciable e intransigente a las ideas fundamentales de nuestra fe para transitarlas de manera ficcticia a una simpatica modernidad ejemplificada en el papa Francisco, si esta pelicula fuera sobre dos lideres indues o budistas no me preocuparia que fuera mas ficcion que realidad en cuanto a los temas teologicos y fundamentales de la pelicula, pero como somos caolicos, NO QUIERO QUE MI FAMILIA SE CONFUNDA MAS. Esta es la razon por la que me sali de Netflix cuando saco Dos papas. Ojala mire la gravedad del momento historico no olo de la iglesia, principalmente dela FE Y LOS VALORES en nuestras casas. Dios lo bendiga.

  2. Me gusto la pelicula sin duda me mostro dos personas muy humanas, que ante el sufrimiento vivido optan por elegir a Dios en sus vidas, deseando el bien para todos. Dejando de lado el egoismo y la soberbia. Para que sea el espíritu Santo quien actue