Home / Cultura y Formación / México está vivo

México está vivo

Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficiode unos pocos en detrimento del bien de todos, la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción…” ~Papa Francisco

Fernando Díaz d’ Sandi

Nacer en México es un auténtico privilegio. La sola geografía de nuestro país supone una serie de bondades que implican abundancia, riqueza, prosperidad y desarrollo. Vivimos en una bendita tierra rodeada por litorales ricos en fauna marina, sistemas de montañas que funcionan como refugio ante los fenómenos meteorológicos que nos amenazan, una tierra fértil, la variedad de climas y ecosistemas que redundan en la diversidad de fuentes de alimentos, en fin, no cabe duda que como México no hay dos.

Por si fuera poco, la gente mexicana, su espíritu alegre, guerrero, solidario, hombres de valores y principios familiares, son el aderezo perfecto para acompañar esta fiesta de la vida que experimentamos los que somos parte de esta sociedad mexicana. Sin embargo, de manera ya casi sistemática, nuestro país parece haberse montado en un torbellino de inercias oscuras, en una tempestad de calamidades generadas en su mayoría por nuestras propias acciones. Como mexicanos, hemos perdido en muchos sentidos el rumbo, la valoración y el sentido común de toda esta riqueza de bendiciones.

Desde los sistemas de gobierno, las instituciones que sólo buscan llevar agua al molino y se despachan con la cuchara grande en sus intereses; la institución de la familia como esa fábrica de buenas personas, el taller artesanal de los valores y principios básicos de convivencia. Y qué decir de la putrefacción social detonada por la presencia de grupos delictivos y del crimen organizado que nos roban a nuestros jóvenes, presas de la avaricia y la ambición desmedida.

Dios ha dispuesto que tú y yo hayamos nacido o al menos estemos establecidos en esta bendecida tierra. Ser de México es un regalo que compromete con una identidad de personas de buen corazón, serviciales, respetuosos, tolerantes, gente de trabajo y de sacrificio, un pueblo hospitalario, pendiente de las necesidades, unido ante las adversidades, en donde la familia es sagrada y se privilegian las relaciones sanas, personas limpias que aman y cuidan del entorno.

Estamos a tiempo; creo que todavía hay mucho México por defender, por hacerlo una tierra de paz, armonía y desarrollo integral. Todavía podemos rescatar a nuestro México de manos de quienes lo tienen secuestrado bajo sus oscuros y mezquinos intereses. ¡Basta ya de servirse de toda la riqueza y aprovecharse de los esfuerzos de miles de mexicanos! ¡Basta de familias divididas y en conflicto! ¡Alto a la inseguridad, a la violencia!

Deseo un México vivo, de personas sonriendo y compartiendo dones y talentos, en donde el bienestar y la paz sea lo natural, lo cotidiano. “¡Que viva México!”, más que un grito, es un compromiso de todos. Que viva México… depende de que lo hagamos vivir.

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Preparando mi liturgia: Tuvieron el valor de vivir extraordinariamente

TODOS LOS SANTOS Pbro. J. Jesús Suárez Arellano IDEAS PARA EL CELEBRANTE Con motivo de …