Home / Cultura y Formación / Preparando mi liturgia: Enviados para trabajar por el bien común

Preparando mi liturgia: Enviados para trabajar por el bien común

DOMINGO XI, 14 DE Junio del 2020

LLAMADOS, RECONCILIADOS Y ENVIADOS A TRABAJAR GRATUITAMENTE PARA EL BIEN COMÚN…

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE:

Ya desde el Antiguo Testamento, Dios escogió un pueblo y, por amor, lo hizo de su propiedad y lo levantó sobre alas de águila… Luego lo salvo, lo justificó y lo hizo compartir la vida de su Hijo que entregó su vida por él, aunque era pecador… Jesús, en el Evangelio, escoge a doce y los envía por el mundo entero a proclamar el Reinado de Dios, con un poder que ellos han de ejercer gratuitamente…
La celebración de hoy es un remanso de reflexión y alimento en el que podemos recuperar nuestras fuerzas para volver a nuestra vida cotidiana a anunciar con nuestra vida que ya se acerca el Reino de Dios…
Porque hoy Dios renueva el llamado y envío que nos hace a cada uno para el bien de todos…

ACTO PENITENCIAL:

Con mucha confianza en el Señor, nuestro verdadero Pastor, reconozcamos nuestros desánimos, cansancios y enfermedades espirituales para pedir redención. (Pausa)
Señor Jesús, Tú que te compadeces de quienes se encuentran extenuados y desamparados. R/ Señor ten piedad.
Cristo Jesús, Tú que nos das poder para expulsar a los espíritus impuros. R/ Cristo ten piedad.
Señor Jesús, Tú que nos envías a curar enfermos y resucitar muertos gratuitamente. R/ Señor ten piedad.
Haz Señor que nos sintamos reconfortados, alimentados y enviados por ti a transformar el mundo, te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. R/ Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Éxodo 19, 2-6a: En el contexto de la alianza entre Dios e Israel, Dios le pide a Moisés que le recuerde al pueblo cómo los ha protegido y liberado y elevado entre todos los pueblos… Y si, escuchan su voz, serán para Él un reino de sacerdotes y una nación consagrada…
Salmo 99: Alabemos a Dios y sirvámoslo con alegría ya que Él nos hizo y somos su pueblo y su rebaño, Él es bueno, misericordioso y fiel…
Romanos 5, 6-11: San Pablo insiste en uno de sus temas favoritos: la gratuidad de la fe… Por puro amor y aunque éramos pecadores, Cristo entregó su vida por nosotros, nos justificó y salvó del castigo final y recibiremos la salvación participando de su vida…
Mateo 9, 36-10, 8: Después de constatar las necesidades de las multitudes, Jesús convocó a un puñado de hombres para constituirlos portavoces del Reino que Él anuncia, les dio instrucciones y poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, para curar las enfermedades y dolencias y para resucitar muertos…

ORACIÓN UNIVERSAL:

Oremos al Dueño de la mies por todas las necesidades de los que se encuentran extenuados y desamparados. Digámosle: “Envía Señor trabajadores a tus campos”.

  1. Oremos por la santa Iglesia, para que Dios, nuestro Señor, aumente el número de sus fieles, aleje de ella toda división y comunique a todos los hombres la alegría y la esperanza del Reino de Dios. Roguemos al Señor. “Envía Señor trabajadores a tus campos”.
  2. Oremos por los gobernantes de nuestra patria y de todos los pueblos, para que Dios les dé sabiduría y fuerza para gobernar y dirigir con paz y justicia el pueblo que tienen encomendado y luchen por vencer los males de nuestro mundo. Roguemos al Señor. “Envía Señor trabajadores a tus campos”.
  3. Oremos por los que están lejos de su hogar, para que nuestro Señor les conceda retornar con salud a sus familias y la realización plena de sus proyectos en favor de sus semejantes. Roguemos al Señor. “Envía Señor trabajadores a tus campos”.
  4. Oremos también por los que hoy nos hemos reunido aquí en su nombre, para que nuestro Señor escuche nuestras peticiones y nuestras oraciones le sean agradables. Para que no nos limitemos a escuchar la Palabra de Dios, sino que la pongamos en práctica. Y para que con nuestra participación ciudadana responsable contribuyamos al bien común y el bienestar de todos. Roguemos al Señor. “Envía Señor trabajadores a tus campos”.
    Dios nuestro, que, por tu ternura y misericordia, nos has elegido, justificado y salvado por medio de tu Hijo, concédenos vivir nuestra vocación de servicio a nuestros hermanos, siendo testigos generosos que transmiten los valores del Evangelio. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

INVITACIÓN AL PADRENUESTRO:

Pidamos al Padre que haga crecer entre nosotros el Reino del que Jesús nos dice que ya está cerca y por el que nos mandó a trabajar: Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN:

Este es Jesús nuestro Pastor que nos alimenta y fortalece para que podamos alimentar y fortalecer a otros, dichosos los invitados a nutrirse en este banquete de amor. R/ Señor, yo no soy digno…

MONICIÓN A LA COMUNIÓN:

Acerquémonos a alimentarnos de Cristo Eucaristía pidiéndole que nos dé la fuerza y la determinación que necesitamos para cumplir generosamente su encargo de evangelizar…

DESPEDIDA / SALIDA:

Hoy hemos reflexionado cómo el Padre, Dios de los apóstoles y profeta,
envió a Jesucristo, en misión de paz y amor, para anunciar a los necesitados la buena nueva de liberación, para curar a los enfermos y cosechar la mies abundante… hemos orado para que aumente el número de quienes trabajen en la viña del Señor y comprendido que Cristo Jesús ha delegado su misión a los suyos, a nosotros; desde entonces evangelizar es la dicha y misión de la Iglesia: Jesús nos quiere disponibles, con la libertad de la pobreza, para compartir con los demás lo que Él mismo nos regala.

Continuemos nuestra vida cotidiana liberándonos, de tanto bagaje y peso inútil que nos instalan y entorpecen para el anuncio del reino de Dios, para no perder el ritmo andante de la misión…
Pidámosle su fuerza y que nos bendiga Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Revisa También

¿En qué frutos se nota que soy de los que aceptan y comparten el mensaje de Jesús? Celebración de la Palabra en Familia

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …