Home / Cultura / Ars Cordis / Ars Cordis: Convertir la mirada, la escucha y el tacto
Mirar, escuchar y tocar de manera diferente no es fácil.

Ars Cordis: Convertir la mirada, la escucha y el tacto

Sergio Padilla Moreno

Pasan los días, semanas, meses y ya también años, pero parece que, respecto a infinidad de temas, la sociedad mexicana está cada vez más dividida, polarizada y, por lo tanto, débil y a merced de muchos “virus” que andan rondando: odios, fundamentalismos, oídos sordos, ojos ciegos y manos que no tocan la realidad del Otro y de los otros. Pero, lo más triste y preocupante, es que somos muchos los creyentes que, de alguna u otra manera, difundimos esos virus a través de nuestras palabras, pensamientos, acciones y omisiones.

Parece que el mensaje que promovió el Papa Francisco durante el “Año de la Misericordia”, cuando nos exhortaba a hacer todos los días “artesanos de misericordia, porque las obras de misericordia, que encuentran a su inspirador en Dios y la materia en la misericordia misma, están moldeadas por manos y corazones de hombres y mujeres”, no encontró destinatarios. Parece que muchos, en la práctica, vivimos como si la misericordia no aplicara hacia las personas que piensan y actúan de manera diferente a lo que pensamos y sentimos como lo correcto y lo que es justo, a menos, claro está, que se “conviertan” para pensar y sentir como nosotros lo hacemos. Urge seguir caminando hacia la conversión, para comenzar, de los sentidos, para ver, escuchar y tocar de manera más evangélica.

Para ayudarnos en este proceso vale la pena leer, meditar y orar el libro “Hacia una espiritualidad de los sentidos” (ed. Fragmenta), del sacerdote portugués José Tolentino Mendonça, quien predicó los ejercicios cuaresmales al Papa Francisco y la curia romana el año pasado. El P. Tolentino, quien es archivista y bibliotecario de la Santa Romana Iglesia, recibió el capelo cardenalicio en el Consistorio que se celebró el pasado 5 de octubre. En el libro dice respecto a la visión: “La mirada es fundamental para celebrar el encuentro con nosotros mismos y con los otros. Solo cuando nos miramos y nos dejamos impresionar por el otro que está ante nosotros, amamos a las personas por sí mismas.” De la audición dice: “Cuando hablamos de escucha desinteresada del otro, sentimos que existe un nivel de audición diferente que debemos aprender. No se trata solo de escuchar con los oídos, se trata de escuchar también con el corazón, que no es sino una escucha profunda.” Del tacto dice que “nos permite que no nos limitemos a topar los unos con los otros, sino que nos encontremos […] Jesús quiere decir que maneras de tocar.”

Mirar, escuchar y tocar de manera diferente no es fácil, y este es un tema clave que recorre la trama de la ópera “La traviata” de Giuseppe Verdi, estrenada en 1853, y que es una de las más famosas, queridas y representadas del género.

padilla@iteso.mx

Verdi – La Traviata – Fleming, Bruson, Villazón 

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

“Oso” mayúsculo de la TV norteamericana

Alfredo Arnold Morales Son las 18:45 horas del jueves 5 de noviembre en Washington. La …