Home / Cultura / Ars Cordis / ¿Qué es la belleza?
“convencida de que si volvemos abrir la puerta a la belleza, a la lectura profunda, al reconocimiento de la buena música, a la poesía, a la contemplación de la naturaleza y toda la belleza que esta ofrece y esculpimos el mundo y lo tratamos cómo nuestro hogar algo cambiará también en nuestras vidas y en nuestra relación con los demás

¿Qué es la belleza?

Sergio Padilla Moreno

Hace unos días, un buen amigo me mandó un interesante video de la pintora Maricela de la Toba, en donde apunta que en un mundo donde está ganando lo grotesco, lo superficial y la fealdad, ella está “convencida de que si volvemos abrir la puerta a la belleza, a la lectura profunda, al reconocimiento de la buena música, a la poesía, a la contemplación de la naturaleza y toda la belleza que esta ofrece y esculpimos el mundo y lo tratamos cómo nuestro hogar algo cambiará también en nuestras vidas y en nuestra relación con los demás.” Comentando el tema con algunos jóvenes estudiantes salió la pregunta, por parte de uno de ellos, respecto a cómo caracterizar o definir qué es lo bello y qué es lo no bello o lo feo, tema sobre el que se ha ocupado la filosofía a lo largo de los siglos y que, hoy en día, sigue haciendo que corra mucha tinta.

Desde la antigüedad la humanidad ha tratado de definir, desde distintas disciplinas, qué es el ser, qué es la verdad, qué es el bien y, por supuesto, qué es lo bello. Es así que una de estas disciplinas, la filosofía, ha generado la reflexión a partir de la metafísica, la epistemología, la ética y la estética. Respecto a la belleza, han pasado muchos siglos desde que en Grecia se comenzó a hacerse estas preguntas y no podríamos decir que hemos llegado a respuestas definitivas, en gran parte por la diversidad de puntos de partida para hacer las preguntas, pues unos han puesto el énfasis en las cosas en sí, otros lo han puesto en el sujeto que siente frente a las cosas, mientras que otros la han puesto en los signos o significados a los que le evoca, provoca y convoca a un sujeto determinado objeto, por ejemplo, muchas de las piezas que se exponen en galería de arte moderno.

Independientemente de lo que ha dicho y sigue diciendo la estética o la filosofía del arte, vale la pena que hagamos un ejercicio crítico de nuestros propios parámetros desde donde decimos que algo es bello o feo. Es por eso que es muy importante sentir y pensar. Parece sencillo, pero cada vez dejamos más de sentir a plenitud y en conciencia en un mundo donde somos bombardeados cada segundo por un sinnúmero de estímulos que terminan por embotar nuestros sentidos y la razón. El arte en un medio que, se supone, nos permite sentir y pensar para afinar el gusto. Es por eso que recuerdo las palabras del escritor Stefan Zweig: “Estoy convencido de que ningún deleite artístico puede ser perfecto mientras sólo sea pasivo. Nunca comprenderemos una obra con sólo mirarla. Donde no preguntamos, nada aprendemos, y donde no buscamos, no encontramos nada. Ninguna obra de arte se manifiesta a primera vista en toda su grandeza y profundidad. Cada obra de arte quiere ser conquistada.” Reflexionemos sobre el tema.

padilla@iteso.mx

Mentira la verdad: La belleza

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Bohemian Rhapsody: la canción del hijo pródigo

Sergio Padilla Moreno En los días del resguardo obligado pude ver por primera vez la …