Home / Cultura / El verdadero “buen vivir”

El verdadero “buen vivir”

Karime Ramos Godoy

En el mundo en que vivimos es muy fácil perderse en los diversos pensamientos o corrientes relacionados con el medio ambiente y el bienestar del hombre; nos vemos rodeados de información que se presenta como “la mejor” forma de vida, la que lleva a que encuentres el equilibrio o que los demás te perciban como exitoso.  Existe una carencia de formación ética en nuestros jóvenes y niños, quienes incluso se animan a apoyar corrientes individualistas que promueven el relativismo y que sólo alejan del verdadero fin del hombre y de los medios para alcanzarlo.

No podemos permitir que la educación ambiental y ética de nuestros hijos esté en manos de lo que dicta la mercadotecnia y el modo individualista, capitalista y relativista de ver y vivir el mundo. Debemos encargarnos de que se entienda que el cuidado del medio ambiente corresponde a todos y que debemos cuidarle para subsistir, sin embargo,  jamás valdrá más una vida animal o vegetal que la de un ser humano.

Tenemos en nuestras manos el deber de generar  conciencia de que no toda corriente que cuida “lo verde” cuida y se ocupa de preservar la existencia del hombre en el mundo. Es momento de que como Cristianos tomemos las riendas de la educación ético-ambiental de nuestros hijos. Salvo que tengamos títulos de propiedad en marte, un planeta bien cuidado y las herramientas para lograr su preservación y protección son la mejor herencia que podemos dejar a las futuras generaciones.

No podemos,  y mucho menos debemos, separar  nuestros actos de la naturaleza o medio ambiente y mucho menos de la ética, de la calificación moral, de su bondad o maldad. Todo lo que  hacemos que cuida o daña el medio ambiente deja un precedente para las generaciones futuras y nos lleva o nos aleja a nosotros de un verdadero buen vivir, de ese buen vivir que nos acerca a la verdadera felicidad y no a la efímera que hoy tanto nos venden.

“La ecología humana implica también algo muy hondo: la necesaria relación de la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, necesaria para poder crear un ambiente más digno” (Laudato si n. 155)

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Revisa También

Compositores de nuestra América

Sergio Padilla Moreno Durante el siglo XX, diversos países del continente americano dieron al mundo …