Home / Cultura / Ars Cordis / ¿Por qué y cómo escuchar la música de Beethoven?

¿Por qué y cómo escuchar la música de Beethoven?

Seguimos dedicando estos textos de Ars Cordis a la próxima celebración del cumpleaños 250 de Ludwig van Beethoven (1770-1827), agradeciendo a Dios que haya suscitado a este gran ser humano que nos entregó, a través de la música, obras que después de un cuarto de siglo siguen sonando poderosas, frescas y siempre nuevas.

Sergio Padilla Moreno

No en vano, un par de obras de Beethoven -una de ellas es el primer movimiento de la Quinta Sinfonía-, están grabadas en el llamado “disco de oro” que viaja en las sondas espaciales Voyager y en el que se incluyeron diversos “sonidos de la tierra”. Como dato curioso, en ese disco México está representado por la canción “El cascabel” de Lorenzo Barcelata. (http://goldenrecord.org/#discus-aureus)

El mejor homenaje que le podemos hacer a cualquier artista es conocer y apreciar su obra. En el caso de Beethoven, la lista de sus creaciones es muy amplia, pues a lo largo de su vida compuso prácticamente en todos los géneros musicales conocidos: ópera, sinfonías, sonatas, música de cámara, etc.

Si bien su catálogo es menor en número de obras respecto al de Mozart, Bach o Haydn, sabemos que cada una de las composiciones del famoso “sordo de Bonn”, fueron amplia y cuidadosamente trabajadas.

Además, la visión que este genio artístico tenía de la música le hizo decir que este arte “es una revelación más alta que la filosofía”, frase que refleja la visión del cosmos, del mundo y del ser humano que tenía este hombre sabio que se forjó en la resiliencia dada su sordera, muy en línea del llamado magis de la espiritualidad ignaciana. 

¿Qué es recomendable para apreciar su música?

Como bien dice la filósofa polaca Alicja Gescinska, “oír música es un ejercicio de empatía que abre una vía certera al corazón del otro. Oír y asimilar una pieza de música es conocer el mundo interior de su autor y de su intérprete y, dado que conocer a otro es siempre reconocerse en él, siquiera sea parcialmente, la música resulta ser una vía de autoconocimiento.” Al escuchar una obra de Beethoven, con cuidado y dedicación, existe la posibilidad de que podamos resonar con su interior y que también haya resonancias en nuestra propia dimensión profunda.

¿Qué es recomendable para conocer y apreciar la música de Beethoven? Un camino que puede ser valioso recorrer es escuchar, en orden, sus nueve sinfonías. Cada una requiere ser escuchada dedicando tiempo y atención, ya sea a través del video de alguna orquesta, o bien, a través del simple audio. Adicionalmente, será importante contextualizar cada una de las sinfonías para conocer las circunstancias por las que atravesaba Beethoven al momento de componerlas, así como elementos técnicos, como puede ser la configuración de la orquestación, tonalidad, etcétera. Afortunadamente, en Internet hay mucha y valiosa información que nos permite acercarnos, en diversos niveles, a la vida y obra del compositor, como es el caso de los documentales “Baremboin sobre Beethoven”.

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx 

Barenboim sobre Beethoven

https://www.youtube.com/watch?v=krKDap2Purc

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Dolor, muerte…¡Resurrección!

Sergio Padilla Moreno Años y gobiernos de diversos colores e ideologías pasan y México sigue …