Home / Editorial / 24 años de la Pastoral de la Comunicación en Guadalajara

24 años de la Pastoral de la Comunicación en Guadalajara

Editorial Semanario

La aventura inició con una preparación de 2 años. Estábamos en 1995. Seríamos ingratos si, para empezar, no mencionamos a dos sacerdotes que nos apoyaron en la incipiente idea, aprobada por el entonces Arzobispo de Guadalajara, hoy emérito, Cardenal Juan Sandoval.

Se trata de dos Religiosos de la Sociedad de San Pablo, mejor conocidos como Padres Paulinos, el Rev. Juan Manuel Galaviz Herrera (+ enero 2019), y el Rev. José Refugio López López que, con su experiencia en los Medios de Comunicación -propio de su carisma-, con su sabiduría y con su capacidad en el ámbito organizacional, nos fueron guiando, nos ayudaron a poner los cimientos, que fueran lo más sólidos posible. Nos dedicaron muchas horas, se puso en juego su paciencia, y el 14 de febrero de 1997, aniversario de la fundación de Guadalajara, fue constituida oficialmente la Comisión Diocesana de Pastoral de la Comunicación.

Muchas gracias a este par de clérigos Paulinos. Con su invaluable ayuda situamos la génesis de esta apasionante tarea esencial en la evangelización de la querida Arquidiócesis de Guadalajara. (El P. Cuco actualmente dirige una librería paulina en el extranjero).

Tampoco hay que dejar de mencionar a otros dos sacerdotes diocesanos que, poniendo cada uno sus cualidades y práctica en campo –como decimos-, iniciaron este trabajo que, gracias a Dios, a los Arzobispos que han estado como titulares, uno ya mencionado, el otro, el actual, Cardenal Francisco Robles Ortega (y sus respectivos Obispos Auxiliares), y a tantas personas (laicos, sacerdotes, religiosos y religiosas), ha podido seguir adelante. Se trata de los PP. Adalberto González González (pionero en este campo, y que ya descansa con el Señor en el Cielo, haciéndolo reír y leyéndole sus innumerables y cualificados cuentos) y Pedro Rodríguez González, que poco tiempo después, gracias a su capacidad, fue invitado a dirigir el programa latinoamericano y, posteriormente, también para España, de Radio Vaticano.

En este tiempo han sido enviados a especializarse en esta tarea varios sacerdotes. Al regresar al terruño, han dejado su huella. Algunos continúan, de diferente modo, en esto. Otros, han ocupado puestos de diferente índole. A ellos nuestra gratitud y el reconocimiento por haber trabajado sin ningún otro interés sino que Cristo sea conocido por todos, como reza nuestra misión.

Y gracias, por supuesto, al grupo de sacerdotes diocesanos y laicos que actualmente están en la organización operativa de la pastoral de la comunicación, con sus iniciativas y diferentes capacidades.

A ellos que ‘traen la camiseta bien puesta’, muchas gracias, y que no decaigamos ante las barreras con las que nos podamos encontrar, que en algunos momentos han sido más -y sorpresivas- de lo que pudiéramos esperar. Es normal. La evangelización tiene su fuente en Dios, pero los operarios tenemos nuestras limitaciones.

Se pueden contar muchas cosas, de diferente índole, en los primeros 24 años de haber sido constituida oficialmente esta comisión. Sin duda que omitiríamos, involuntariamente, personas y acontecimientos importantes.

Por lo pronto, queda el compromiso de seguir trabajando. Que Dios nos ayude a eliminar cualquier intención que no vaya con su voluntad.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Inseguridad, el dedo en la llaga

Editorial No solo es el tema de desaparecidos y de las fosas clandestinas lo que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *