Home / Editorial / Diputados, ya párenle

Diputados, ya párenle

Editorial #1204 de Semanario

En política, este año será de una larga preparación para las batallas electorales del 2021, en donde se dará la primera confrontación entre Morena, las oposiciones y los partidos en el poder. En las elecciones intermedias se renovará la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 27 congresos locales y en 28 estados se elegirán ayuntamientos.

En este contexto, la Sexagésima Segunda Legislatura del Estado de Jalisco será reconocida como previsora, con visión de futuro para reproducirse, ya que pensaron en los movimientos económicos que habría que realizar, faltando un año para el arranque  de las campañas electorales.

Como es año pre- electoral, los diputados jaliscienses no se aumentaron el salario, no por austeridad republicana, sino  porque sería muy escandaloso, pero si pensaron en elevar o engordar la nómina contratando más empleados para recorrer sus distritos, para “trabajo en municipios”.

Aumentaron el gasto para contratar empleados de confianza, explicando que tienen mucho trabajo y no pueden hacerlo solos. Es evidente que quieren estar fuertes para dar la pelea electoral el año próximo.

Se repartieron  915 millones de pesos para este año 2020, incluidos sus ahorros, con el argumento de que “una entidad pública no debe generar ahorros, porque si genera ahorros entonces no necesita el dinero. Se tienen que gastar los ahorros, pues es facultad de los diputados contratar el personal que determinen”.

El plan de gastos está claro; acabarse lo que tienen para poder pedir más y que en año electoral les sobren los recursos para poder trabajar con más ganas y gastar sin restricciones.

Con habilidad de diputado, contentaron al sindicato oficial con nuevas condiciones generales de trabajo en su beneficio, aumentando el sueldo al personal de base y supernumerario para que no vayan a protestar. Es una máxima ya, que todos los entes públicos sufren de lo mismo, pues necesitan dinero, necesitan personal y necesitan meter a sus amigos para sacar recursos con fines alternos.

Preocupa a la sociedad que los diputados hayan postergado el trabajo en temas importantes como los desaparecidos, los robos, las auditorías al órgano fiscalizador, los derechos de cuarta generación y otros.

Sus actos reflejan lo alejado que están de las causas sociales; no parecen importar la situación laboral, social o económica de sus gobernados, porque hasta el momento no han pensado en leyes que beneficien a los que representan. Lo que es una suerte, es que a esta Sexagésima Segunda Legislatura, no le tocará aprobar la nueva constitución del clamor social callado, que nos proponga el Congreso Constituyente.

La sociedad debe estar atenta para evaluar la calidad de las iniciativas que propongan este año para saber si desquitaron el sueldo ellos y su nuevo personal contratado, o simplemente dejan que todos los temas importantes los decida el Poder Ejecutivo.

El Papa Francisco señala que la política es “para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre”, y advierte que, cuando los que se dedican a ella, “no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

Acerca de David Hernandez

Revisa También

Nuevas formas de convivencia

Iniciamos un siglo con la esperanza de que la comunicación global y la evolución de …