Home / Editorial / El resultado electoral en Estados Unidos

El resultado electoral en Estados Unidos

Editorial Semanario

Las expectativas fallaron: tanto las encuestas que le daban una cómoda ventaja a Biden, como la especulación financiera-electoral, en la que predominaron las apuestas de que Trump ganaría.

Desde ahora hasta inicios del 2021, estaremos en una fuerte disputa jurídica y mediática. ¿Qué efectos económicos acarreará? Una opción es que ninguno, de los grandes empresarios y especuladores ya lo tuvieran previsto y que consideren, o sepan, que los cambios de una u otra opción no lleguen a afectar de una manera crítica sus expectativas.

¿Qué implicaría  para nosotros que quede uno u otro? A partir del T-MEC, no se espera que haya cambios sectoriales de fondo con uno u otro gobierno. Sin embargo, falta definir si habrá cambios en las regulaciones y prácticas migratorias, ambientales, laborales, políticas, de seguridad y fiscales.

En migración y remesas, parecería que los demócratas son más flexibles e incluyentes que los republicanos. Sin embargo, esa imagen no ha sido corroborada en la realidad. Pese a las estridencias de Trump y su muro, fue Obama el que marcó un punto de inflexión al alza en la represión y deportación hacia los trabajadores indocumentados.

En cuestión ambiental, los demócratas pueden ir hacia mejores regulaciones locales, pero también hacia una mayor deslocalización de prácticas contaminantes hacia terceros países, como México.

En cuestiones laborales, el apoyo a los demócratas por parte de la gran central sindical AFL-CIO podría favorecer el cumplimiento de las nuevas leyes mexicanas y por ende a una democratización en el mundo del trabajo en nuestro país.

En seguridad, quedan por verse los cambios norteamericanos en materia de combate a las drogas y tráfico de armas.

En materia fiscal hay un aspecto favorable a México: una actitud menos favorable de Biden (y sobre todo de Harris) a la acumulación de privilegios y exenciones en favor de los grandes capitales, lo que podría desincentivar fugas de capitales desde México.

Biden aterriza ya planes para detonarlos desde los primeros días de la nueva administración en la Casa Blanca. Planea emprender mediante acuerdos presidenciales que no requieran el aval del Congreso, medidas que impactarán el interés estratégico de México en temas como migración, seguridad, y salud

Firmará una orden para retirar los fondos destinados a la construcción del muro fronterizo; cancelará el proceso de derogación sobre el DACA, que beneficia a decenas de miles de jóvenes “soñadores”, muchos de ellos mexicanos, y eliminará el límite de visas para estudiantes internacionales. También, regresará a su país al seno de la OMS, y fortalecerá los programas contra la propagación del Covid-19.

Apoyará una estrategia contraria a la interrupción de embarazos, a cambio de programas intensivos de anticonceptivos y apoyos a madres solteras, lo que lo enfrentará con los pañuelos verdes, de la internacionalmente “Política de la Ciudad de México”, pionera en reformas legales en este campo.

En la actualidad, en términos políticos se ha puesto en riesgo la alianza entre el régimen de Trump y el de AMLO, al tiempo que se ha dado un creciente acercamiento de la derecha de libre mercado Calderón-Anaya-PAN con la supuesta visión más socialmente progresista de los demócratas. En ambos casos, parece haber un entrecruzamiento paradójico de intereses. En todo caso, el futuro no está predefinido, pero Biden ya empezó a gobernar.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Un derecho humano en peligro

Editorial Semanario La novela de George Orwell, “1984”, donde la pantalla de la televisión es …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *