Home / Iglesia en Guadalajara / Siervo de Dios Fray Antonio Alcalde, artífice de una ciudad

Siervo de Dios Fray Antonio Alcalde, artífice de una ciudad

Rebeca Ortega Camacho

Fotos: Luis Daniel Tadeo Velázquez

En el marco del 227° Aniversario de Luctuoso de Fray Antonio Alcalde y Barriga (1701–1792), el Gobierno Municipal de Guadalajara rindió una Guardia de Honor a los pies de la escultura del Fraile Dominico que está ubicada en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres; posteriormente, se realizó una Sesión Solemne en el Palacio Municipal en honor del Fraile de la Calavera. Los actos solemnes estuvieron presididos por el Alcalde de la ciudad Ismael del Toro Castro y miembros de los Cabildos Civil y Eclesiástico de Guadalajara.

Teniendo como escenario el Paseo Fray Antonio Alcalde, el Canónigo Luis Enrique Silva Álvarez, en representación del Cabildo Eclesiástico de Guadalajara y el Grupo Corredor Cultural Paseo Fray Antonio Alcalde, dirigió un mensaje, ante las autoridades civiles e invitados especiales, en el que destacó las obras del Fraile Dominico. “Las obras colosales que edificó el Obispo Alcalde fueron posibles no sólo por su absoluta probidad para administrar los recursos materiales que tuvo a su alcance, sino también gracias a la participación plena de quienes tutelaban el interés público, en especial el Cabildo Edilicio tapatío, que lo mismo le donó la superficie para construir las obras sociales que perpetúan su memoria que le pidió su respaldo material hasta para reparar las calles de la ciudad”.

También, enfatizó las virtudes del Siervo de Dios. “(…) Si la Causa de Canonización de Fray Antonio llega a feliz término, podríamos luego pedir se le declare el celestial Patrono de la Transparencia Política. (…) El único remedio al cáncer devastador de la democracia que ha terminado siendo la corrupción que hoy nos agobia es la transparencia política, la lección de vida que nos dejó también como legado Fray Antonio Alcalde nos enseña cómo se cercena y cauteriza ese malestar social desde el gobierno: con honestidad, ética y responsabilidad, virtudes que él vivió en grado superlativo.

“Y si no queremos que nuestra presencia aquí se reduzca a una ceremonia triunfalista y protocolaria pero vacía, de lo dicho queda como reto secundar lo que con tan sólidos antecedentes puede ahora el gobierno municipal de Guadalajara impulsar a través de un mecanismo inspirado en lo que en su tiempo estructuró Fray Antonio Alcalde: preservar en este Paseo sus motivaciones humanitarias y humanísticas, con la participación de todos los actores sociales que pueden tomar parte en él hasta convertirse en un paradigma del principio democrático, que no margina a nadie y a todos tiende la mano. Esperemos que eso sea la Fundación que llevará su nombre”, concluyó el Canónigo Luis Enrique Silva.

Merecido homenaje de gratitud

A continuación, se realizó la Sesión Solemne en el interior del Palacio Municipal. Durante su intervención, el alcalde de Guadalajara, Ismael Del Toro señaló que, “… Guadalajara posee un pasado que la llena de vida, una historia que da forma a su identidad y a su esencia, dándole sentido a cada uno de sus relatos, canciones y tradiciones, pero también a la vida y obra de sus personajes ilustres cuyo vigente legado nos recuerda que a cada paso que damos, tenemos la oportunidad de trascender desde y para nuestra comunidad.

“Un día como hoy, 7 de agosto, pero de 1792 a las cuatro de la mañana falleció Don Fray Antonio Alcalde; una hora después, apenas despuntaba el alba, cuando la campana mayor de la Catedral Tapatía anunció a la ciudad la fatídica noticia, la muerte de quien fuera uno de los más generosos y destacados personajes de la vida colonial de nuestra ciudad. Conmovió enormemente a Guadalajara, según han documentado historiadores, un inmenso gentío atiborró cada rincón de la Catedral para velar sus restos mortales, y se dice que, los llantos y lamentos hicieron retumbar la bóveda de ese recinto; finalmente, acompañado por una enorme multitud, el Fraile de la Calavera arribó a su último descanso en el Santuario de Guadalupe.

“Es importante que revivamos esa vocación de servir como comunidad tapatía, que mantengamos vigentes en nuestra memoria colectiva los principios que llevaron a nuestro gran Benefactor a brindarle alivio a Guadalajara, de tantas y tan bondadosas maneras. La difusión de su legado es fundamental para que comprendamos la trascendencia del patrimonio social que este Fraile honoríficamente tapatío obsequió.

“Su esencia aún permanece en esta casa, su ciudad; en el Hospital de Belén, acompañando y consolando a los que ahí se encuentran; haciendo de la caridad su estandarte, Fray Antonio Alcalde brindó alivio, esperanza, alimento, educación, pero sobre todo su inmensa generosidad a las y los tapatíos. Hoy, a 227 años de su partida, Guadalajara y sus habitantes a través de este simbólico acto, rendimos un merecido homenaje de gratitud a la memoria de quien coadyuvó a transformar la Guadalajara de antaño, dando origen desde entonces a una historia que juntos continuamos construyendo.  No olvidemos hacer de Guadalajara una ciudad más moderna, justa y equitativa para todos y todas, implica en nuestro trabajo coordinar y corresponsable pero sobre todo socialmente sensible, tal y como lo hiciera hace más de dos siglos Fray Antonio Alcalde y Barriga”.

Por último, en representación del Gobernador del Estado de Jalisco, Ing. Enrique Alfaro Ramírez, el Mtro. Enrique Ibarra Pedroza, Secretario General de Gobierno manifestó la importancia y trascendencia de mantener vivo el nombre de Fray Antonio Alcalde y Barriga, “a quien este Ayuntamiento ha tenido conmemorar por vez primera, con una serie de eventos durante varios días”.

“En toda su historia, esta ciudad no ha vivido cambios tan radicales y positivos como los que impulsó el Dominico con el uso de su inteligencia, perseverancia y algo muy importante, solidaridad y amor por el prójimo”, dijo Ibarra Pedroza. Agregó que Fray Antonio Alcalde logró construir y darle rumbo a esta ciudad guiada por los valores de: transparencia, austeridad, honradez, visión solidaria e incluyente y visión de futuro.

“El paso de Fray Antonio Alcalde marcó un antes y un después en nuestra historia común, en la que todos los que hoy habitamos en esta ciudad y estado lo agradecemos. Por eso, debemos de reconocer que su ejemplo y legado es imprescindible para nuestra comunidad, ya que Alcalde demostró, que Guadalajara, aun en los tiempos de mayor adversidad y desesperanza, ha tenido la capacidad de renacer, de reinventarse y de caminar hacia el futuro”, concluyó.

En el acto también estuvieron presentes el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Ricardo Suro Esteves, el diputado Adenawer González Fierros, así como autoridades militares, en representación de la 5ª Región Militar y la 15ª Zona Militar, autoridades educativas, y de los tres niveles de gobierno; además de sacerdotes y decenas de ciudadanos.

Reforestación en el Parque Alcalde

Como parte de las actividades civiles programadas para conmemorar el 227° Aniversario Luctuoso de Fray Antonio Alcalde, el Gobierno de Guadalajara puso en marcha el programa de reforestación Reverdece Parque Alcalde. El objetivo de este programa que contempla la plantación de alrededor de cien árboles forestales y frutales de diferentes especies, así como plantas medicinales, es fortalecer este emblemático espacio de Guadalajara, que durante décadas ha sido punto de encuentro de la sociedad tapatía.

Asimismo, del 5 al 10 de agosto, se realizaron caminatas, talleres, exposiciones, conferencias y conciertos en honor del Fraile de La Calavera; todos los eventos resaltaron las virtudes y obras materiales del Fraile Dominico.

Por su parte, en el ámbito eclesial, el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe organizó un triduo de actividades (conferencia y conciertos), en memoria del Siervo de Dios. El miércoles 7 de agosto, por la mañana arribó el corazón del Fraile Dominico al Santuario para su veneración; y por la tarde, se llevó a cabo la Solemne Eucaristía, presidida por el Canónigo Luis Enrique Silva y concelebrada por los sacerdotes del Decanato del Sagrario Metropolitano.

Aprueban la Fundación Paseo Fray Antonio Alcalde

El viernes 9 de agosto, el Cabildo Municipal de Guadalajara, con 16 votos a favor y uno en contra, aprobó la conformación de la Fundación Paseo Fray Antonio Alcalde. La Fundación tendrá la posibilidad de “sugerir” al Ayuntamiento qué giros comerciales son convenientes para el Paseo Alcalde, pero la última decisión de autorizar los giros quedará dentro del Gobierno Municipal.

En la sesión de cabildo, la Regidora Claudia Delgadillo González manifestó: “Quiero celebrar que el Municipio forme parte de la Fundación denominada Paseo Fray Antonio Alcalde, nombre que hace honor a quien honor merece. Este corredor le da una nueva identidad a nuestra ciudad, por eso es importante que tengamos una fundación, como la propuesta que se está haciendo el día de hoy”.

La Fundación está conformada por el Municipio de Guadalajara, la Arquidiócesis de Guadalajara, la Cámara Nacional de Comercio, la Secretaría de Turismo de Guadalajara y por la Asociación de Amigos de Fray Antonio Alcalde. “Todos estarán aportando valiosas contribuciones a la conservación y desarrollo de nuestro corredor; confío en la participación y el actuar que tendrán estos miembros fundadores”, afirmó la Regidora.

El pasado 11 de julio, integrantes del Grupo Corredor Cultural Paseo Fray Antonio Alcalde, “Amigos del Paseo Fray Antonio Alcalde” y ciudadanos, mantuvieron un diálogo con el Presidente Municipal de Guadalajara Ismael Del Toro, en ese espacio manifestaron su preocupación por el Paseo dedicado al Fraile de la Calavera, pues esperan que sea un centro de difusión cultural y no una gran cantina. Al respecto, el alcalde la Ciudad reiteró su compromiso de presentar el reglamento del Paseo Fray Antonio Alcalde el día del aniversario luctuoso del mayor Benefactor de Guadalajara. Agregó que, para que el Paseo tenga una vida que trascienda administraciones, se está consolidando una fundación, “figura jurídica de preservación, cuidado e impulso del Paseo Fray Antonio Alcalde”.

Broche de oro musical

La noche del 10 de agosto del 2019, en el templo parroquial del Sagrario Metropolitano de Guadalajara,  el Coro del Gobierno de Jalisco cerró las actividades culturales por el aniversario luctuoso 227 de Fray Antonio Alcalde, con un concierto en el que se interpretó el Magnificat de Bach en un recinto construido gracias al mecenazgo del Siervo de Dios, Fray Antonio Alcalde y luego del cual se ofreció a los invitados un cóctel en el patio del Museo de Arte Sacro. Previamente, luego de muchos años de permanecer ilegible, la inscripción –recién restaurada- de la puerta sur del recinto, se presentó en público.

Acerca de Rebeca Ortega Camacho

Revisa También

San Juan de Dios cumple 100 años como parroquia

David Hernández Ubicada entre la Avenida Javier Mina, Calzada Independencia y la Calle Álvaro Obregón, …