Home / Iglesia en México / Personas en situación de calle, la realidad que pocos ven
Niños, jóvenes y adultos. Hombres y mujeres, que no tienen un techo donde vivir / Fotografía: Víctor Esparza

Personas en situación de calle, la realidad que pocos ven

Monserrat M. Cuevas

Fotografías: Víctor Esparza

Jalisco es solidario, acogedor, alegre y bonito en todas sus latitudes, pero también es incrédulo y de memoria corta.

En las calles de su capital, Guadalajara, la desigualdad y falta de oportunidades son visibles y dolorosas.

La Calzada de las Palmas, a un costado del parque Agua Azul, se ha convertido en el hogar de más de 100 personas en situación de calle. En este lugar, está el albergue ‘CADIPSI’, perteneciente al DIF Guadalajara, que por la emergencia sanitaria, actualmente, sólo brinda alimentos a estas personas.

Del norte y del sur

Don José es originario de Mexicali, buscaba ‘el sueño americano’ pero la pandemia del COVID-19 lo trajo a Jalisco. José, lava coches en el centro de Guadalajara, vive en la calle y sueña con encontrar un empleo que le permita comprarse una casa.

“Yo iba para el norte pero ya no. Soy de Mexicali, tengo más de un mes aquí en Guadalajara, y no me puedo quedar con los brazos cruzados, debo sacar para comer así que lavo carros. El lunes comienzo a trabajar aquí a la vuelta, y con ese dinerito voy comprarme una casita”, señala.

Para otro José, este originario de Chiapas, vivir en la calle no ha sido fácil. Las inclemencias, el rechazo e incluso el abuso de autoridad, dificultan su paso por Jalisco.

“Nos dan las tres comidas, el problema es que somos muchos y no todos podemos ingresar al albergue. Siempre nos dicen que está lleno, que ya no hay cupo, así que los que no alcanzamos a entrar, nos toca dormir aquí en la calle. Cuando llueve, nos mojamos. No tenemos baño. Llega la policía y sin ninguna razón, a veces con golpes, nos llevan al tambo. La gente nos desprecia porque nos ve sucios”.

Algunos enfrentan situaciones como la soledad, la enfermedad y la pobreza / Fotografía; Víctor Esparza

Quienes más sufren son aquellos que padecen alguna enfermedad.  Ignacio, también en situación de calle, sufrió un accidente en Veracruz.

“Mi rodilla necesita una operación pero como soy de Veracruz, sólo me dan largas. Dicen que sí me van a operar pero por el momento le dan prioridad a los enfermos del coronavirus”.

Pero no todo es malo, la solidaridad siempre enciende una luz de esperanza, así lo percibe Daniel, un joven que desde niño vive  en la calle.

“A pesar de que la raza nos discrimina, de que la policía nos levanta sin ninguna razón, hay personas que nos dan la mano. Nos dan un lonche, agua e incluso ropa; esto es lo que nos da un poco de esperanza”.

No a todos les interesa cambiar su situación

Sobre las persona en situación de calle, existen diversos puntos de vista. Algunas personas señalan que es una enfermedad, cuyo ‘paciente’ se niega a buscar ayuda y aliviarse. Así lo dice Vicente, quien relata que gran parte de su juventud la vivió en las calles tapatías.

“Esta es una enfermedad grave, que quienes la padecen, se niegan a dejar, porque es más fácil estirar la mano y recibir dinero, que trabajar y conseguirlo. Gran parte de mi juventud la viví así, gracias a mi padre que me ayudó, yo pude salir de esto”, refiere.

“Siempre voy a decir que la pereza es la madre de todos los vicios. Aquella persona que vive en la calle es porque pues no quiere salir de las adicciones o de su conformismo de esperar ayuda de otras personas, no hay más”, señala.

La indiferencia es otro cáncer de la sociedad / Fotografía: Víctor Esparza

Aunque el DIF brinda espacios para que las personas sin hogar tengan un techo donde pasar la noche, muchos de ellos prefieren seguir en las calles.

“Es que el DIF te da el apoyo pero como en toda casa hay reglas, que no les gusta acatar, lo que provoca que se vayan del lugar. Hay muchos que se van hablando pestes del lugar; son mal agradecidos.  No les gusta que nadie les diga nada”.

Independientemente de los motivos, las razones o circunstancias por las que estas personas están en la calle, a quienes tienen un corazón generoso, lo único que les preocupa es ayudar sin esperar nada a cambio.

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

La lucha de independencia desde una mirada local

Estas líneas están dedicadas a nuestros antepasados, a los que valientemente defendieron lo que en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *