Home / Iglesia en México / Templo inundado por paso de “Hernán” en Jalisco

Templo inundado por paso de “Hernán” en Jalisco

Pbro. Efraín Gutiérrez Espinoza (Diócesis de Autlán)

Las lluvias que azotaron a la costa sur de Jalisco por el paso de la tormenta tropical Hernán dejaron afectaciones entre la población e incluso en el templo parroquial de Melaque perteneciente a la diócesis de Autlán.

La noche del miércoles 26 de agosto comenzó a sentirse con intensidad la lluvia. Al día siguiente, jueves por la mañana, el señor cura Primitivo Ortiz y su vicario, Oscar Tapia recorrieron la comunidad parroquial para ayudar a los posibles afectados pero también para pedir el apoyo para rescatar el menaje del templo que también sufrió daños.

Durante la tormenta, cuando el nivel del agua comenzó a subir y a entrar tanto en el templo parroquial como en el curato, la sacristía y la notaría, los sacerdotes, ayudados por algunos miembros de la comunidad, subieron las bancas a la parte alta del presbiterio. El agua subió uno y medio metros y aunque rescataron lo más que pudieron, muchas cosas se echaron a perder, entre ellas misales, micrófonos, algunos rituales y roperos.

El apoyo de la población fue inmediato. Un hotel facilitó a los sacerdotes dos habitaciones para que descansaran y una empresa de tamarindos facilitó 50 empleados para ayudar en la limpieza del curato y templo parroquial.

Sin embargo, los trabajos de limpieza requieren tiempo, y el domingo, cuando el señor cura llamó con la intención de celebrar la santa Misa, se percató de que los leccionarios y misales estaban llenos de agua, y que el equipo de sonido tampoco funcionaba, lo que le provocó un nudo en la garganta. 

Por la tarde del domingo, los sacerdotes se dedicaron a ayudar a algunas personas y a llevarles ayuda como la ropa disponible en el bazar, colchonetas, etcétera.

El señor cura cuenta que una anciana pobre, le dio 500 pesos para que se ayudara y esto fue una gran lección para él. Por otra parte, una persona le reclamó: “¿dónde está ese Dios del cual predican? Me quedé sin nada”, a lo que él le respondió: “Ese Dios que predicamos es el que le dio la vida y el que se la conservó a usted para seguir caminando todavía y esa vida hay que valorarla”.

Mucho estrago hizo Hernán en las comunidades vecinas de la costa.

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

La lucha de independencia desde una mirada local

Estas líneas están dedicadas a nuestros antepasados, a los que valientemente defendieron lo que en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *