Home / Iglesia Universal / A 15 años de Deus caritas est

A 15 años de Deus caritas est

Mtro. Jorge Iván García Morando

Este 25 de diciembre celebramos quince años de la primera Carta Encíclica del Papa emérito Benedicto XVI “Deus caritas est“, o bien, Sobre el amor cristiano que, en otras palabras, no es más que la expresión manifiesta en la Primera carta de Juan “Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él”, por ello hemos creído en el amor de Dios como opción fundamental de nuestras vidas y, aún más, cuando ésta se ha visto trastocada por la fragilidad de la condición humana de una pandemia que no ha dado tregua.

Habría que recordar las palabras del Papa Benedicto XVI, donde nos invita a entender que además de una decisión ético-moral, se debe estar abierto al “acontecimiento” o a la “epifanía del otro”, donde el “otro” como prójimo se nos presenta en diferentes facetas, es por ello que:

“No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”

Benedicto XVI, Deus Caritas Est

Amarás a tu prójimo como a ti mismo

Este segundo mandamiento que es consecuencia del primero –Amarás a Dios sobre todas las cosas- no es más que la respuesta al don del amor que Dios nos tiene, en tanto que, viene a nuestro encuentro, por ello deja de ser un mandamiento para convertirse en respuesta y forjar en nuestras vidas el tamizaje de nuestra conciencia que, en otro sentido, no es más que la mera expresión de la introspección de nuestra alma que, al llegar a la conciencia se llega al encuentro y al reconocimiento del otro mediante nuestra capacidad de diálogo y comunicación.

Así pues habría que recordar las hermosas palabras del Papa Francisco al hablar del encuentro y del acontecimiento que tengas en estos días con el Niño Dios: <<Cuando oigamos hablar del nacimiento de Cristo, guardemos silencio y dejemos que ese Niño nos hable; grabemos en nuestro corazón sus palabras sin apartar la mirada de su rostro. Si lo tomamos en brazos y dejamos que nos abrace, nos dará la paz del corazón que no conoce ocaso. Este Niño nos enseña lo que es verdaderamente importante en nuestra vida>> , porque es un Niño que nace en la pobreza, no hay un lugar de posada que los cobije, de tal manera que cuando hablemos de Amor y esperanza, tengamos en cuenta al prójimo y a la imagen de la Sagrada Familia que, al no contar con nada, es precisamente de esta nada de donde brota la luz de la gloria de Dios.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Indulgencia Plenaria por el Año de San José

Roberto O´Farril Corona Por este motivo, la Penitenciaría Apostólica emitió el Decreto, firmado por el …

Un comentario

  1. Pedro perez san miguel

    Donde puedo conseguir la enciclica del papa Benescto 16?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *