Home / Iglesia Universal / Solemnidad de Todos los Santos: Los santos y beatos de la juventud

Solemnidad de Todos los Santos: Los santos y beatos de la juventud

“A través de la santidad de los jóvenes, la Iglesia puede renovar su ardor espiritual y su vigor apostólico”, Papa Francisco.

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

Cada 1º de noviembre la Iglesia Católica se llena de alegría al celebrar la Solemnidad de Todos los Santos, tanto aquellos conocidos como los desconocidos, que con su vida son ejemplo de que sí es posible llegar al cielo.

“Hoy nosotros estamos inmersos con el espíritu entre esta muchedumbre innumerable de santos, de salvados, los cuales, a partir del justo Abel, hasta el que quizá está muriendo en este momento en alguna parte del mundo, nos rodean, nos animan, y cantan todos juntos un poderoso himno de gloria”, decía San Juan Pablo II, el primero de noviembre de 1980.

Modelos de inspiración

Con la reciente beatificación de Carlo Acutis (el pasado 12 de octubre), los niños, adolescentes, jóvenes y todo fiel cristiano tenemos una nueva inspiración para vivir la aventura de la santidad que consiste, en general, en la vida de comunión con Dios.

San José Sánchez del Río, Santo mexicano

Son ya varios los beatos y santos jóvenes reconocidos y promovidos por la Iglesia. El Papa Francisco cita algunos de ellos en la reciente exhortación apostólica Christus vivit, 50, y nos dice que, “a través de la santidad de los jóvenes la Iglesia puede renovar su ardor espiritual y su vigor apostólico”.

En el 2013 el Papa Francisco, ante una gran multitud de gente, exhortó: “Dios te dice: no tengas miedo de la santidad, no tengas miedo de apuntar alto, de dejarte amar y purificar por Dios, no tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. Dejémonos contagiar por la santidad de Dios”.

Dios y sus jóvenes amigos

Hay santos que no conocieron la vida adulta y nos dejaron el testimonio de otra forma de vivir la juventud. Entre ellos, contamos con San Sebastián, San Francisco de Asís, Santa Juana de Arco, el beato Andrés Phû Yên, Santa Catalina Tekakwitha, Santo Domingo Savio, Santa Teresa del Niño Jesús, el beato Ceferino Manuncurá, el beato Isidoro Bakanja, el beato Pier Giorgio Frassati, el beato Marcel Calllo, la beata Chiara Badano, San José Sánchez del Río y nuestro nuevo beato Carlo Acutis, entre tantos otros. La constante de este ramillete de amigos del Señor era la vida de comunión con Él. Por supuesto que vivieron la lucha diaria de todos los días, pero tenían la buena costumbre de examinar su conciencia y de ir rectificando. Su testimonio de fe nos llega fresco y nos anima a emprender esta aventura de la santidad desde lo cotidiano.

El combo para ser santo

Carlo Acutis nos ha enseñado cómo se puede llevar una vida grata a Dios al presentarnos su “kit” de la santidad:

  1. Meditación de la Palabra de Dios.
  2. Vida sacramental (Reconciliación y Comunión).
  3. Amor a María Santísima.
  4. Obras de caridad.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Jóvenes establecen un “pacto” para un nuevo modelo económico

A invitación del Papa Francisco, en Asís, Italia, se realizó el encuentro “La Economía de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *