Home / Iglesia en Guadalajara / Conoce el Papa Francisco Causa de Fray Antonio Alcalde

Conoce el Papa Francisco Causa de Fray Antonio Alcalde

Martha Elena Vallejo Macías*

Con grande alegría nos hemos enterado que la mañana del 19 de septiembre del año en curso 2019, el Vicario Judicial de la Arquidiócesis de Guadalajara, Pbro. Luis Heliodoro Salcedo Morales, actuando como portador de la Postulación de la Causa de Canonización del Siervo de Dios Fray Antonio Alcalde, luego de la misa que el Papa Francisco presidió en la Capilla Santa Marta, en el Vaticano, puso en sus manos algunos impresos y una carta cuyo contenido hacemos público pues todo él tiene una idéntica finalidad: que el mayor benefactor que Guadalajara ha tenido en su historia, reciba el reconocimiento oficial y público de la Iglesia, la canonización.

Gracias a la buena disposición de don Luis Heliodoro, que viajó a Roma en un grupo de presbíteros del clero de Guadalajara que están celebrando sus bodas de plata de ministerio, se entregó al Santo Padre una carta con este contenido:

Guadalajara, a 28 de agosto del 2019

A Su Santidad Francisco

Ciudad del Vaticano

Beatísimo Padre:

Hace poco menos de 250 años, y por espacio de algo más de 20, de 1771 a 1792, la Providencia divina dio a la Diócesis de Guadalajara un pastor con olor de oveja, como Su Santidad gusta describir a los ministros del Evangelio que se han distinguido por su atención abnegada, solícita y estrecha a los más desvalidos y marginados. Se trata del Siervo de Dios fray Antonio Alcalde, O.P., que recibió esa mitra a la edad de 70 años y la ciñó los restantes de su larga vida dejando un legado humanitario y humanístico tan sólido que gracias a él su ciudad episcopal pasó a convertirse en la segunda en importancia de la entonces Nueva España, hoy República mexicana.

Lo hizo viviendo en grado heroico las virtudes cristianas y abrazando los consejos evangélicos sin concesiones: pobreza absoluta, desdén de los halagos mundanos y bonhomía proverbial, según dan fe de ello sus coetáneos.

Despojándose de todo, nunca le faltó algo para remediar las necesidades de los desamparados, pero, y esto es lo más llamativo, también con la cordura del visionario y la talla del estadista, pues pudo articular los procesos que hoy sirven de divisa a las Scholas occurrentes: autoestima, formación en el espíritu e instrucción en las artes y los oficios como el surco preliminar y necesario para que germine la semilla del Evangelio.

Esto fue lo que hizo: aplicar con exactitud un caudal, grandísimo para su tiempo, de la parte que le correspondía administrar del diezmo de su inmenso obispado, que abarcaba más de un millón de kilómetros cuadrados y que importaba algo más en pesos de los necesarios para crear el primer modelo de vecindario popular en América, el barrio del Santuario de Guadalupe, en el que dio vivienda digna a 1 500 familias sin techo y fuentes de empleo remunerado a quienes las encabezaban, escuelas en él para centenares de niños y niñas, millares de raciones de alimento para los famélicos en tiempos de hambruna y el hospital más grande del continente, apto para atender hasta dos mil enfermos, coronándolo todo con el establecimiento de una Universidad pública y gratuita, instituciones estas últimas que siguen vivas y con las motivaciones que les dejó su artífice, convertido por eso en el punto de referencia más venerado entre los habitantes de esta capital.

Con el ánimo de que Su Santidad tenga noticias de este coloso de la misericordia, ponemos en sus manos algunos impresos con noticias fehacientes de la vida de quien esperamos llegue a ser el Santo Patrono de la transparencia política, pues nada le distinguió más que saber armonizar todo, desde la congruencia, para edificar el bien común.

Besamos la mano de Su Santidad e imploramos humildemente su bendición, Luis Enrique Silva Álvarez, Canónigo, Vicario Episcopal de Guadalajara y Coordinador del Grupo Corredor Cultural Fray Antonio Alcalde. J. Guadalupe Dueñas Gómez, Canónigo, párroco del Santuario de Guadalupe y Actor de la causa de canonización de Fray Antonio Alcalde, OP. Martha Elena Vallejo Macías, Presidente del Grupo Amigos de Fray Antonio Alcalde, A.R.

Ahora esperamos con mucha esperanza la respuesta que se sirva darnos el sucesor de Pedro.

*Presidente de Amigos de Fray Antonio Alcalde, A.C.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

San Juan de Dios cumple 100 años como parroquia

David Hernández Ubicada entre la Avenida Javier Mina, Calzada Independencia y la Calle Álvaro Obregón, …