Home / Opinión / Editorial / Editorial: De la emoción por México, a su construcción

Editorial: De la emoción por México, a su construcción

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó en su conferencia mañanera que para la organización de los festejos del Día de la Independencia de México, creó la “comisión presidencial para la conmemoración de hechos, procesos y personajes históricos de México”, integrada por diferentes dependencias, del gobierno federal. Contempla un festival cultural en el Zócalo, en el que participarán más de 1,000 artistas de los 32 estados de la república mexicana, y un programa artístico en Los Pinos.

En el contexto histórico actual, la pregunta que nos hacemos los mexicanos es si realmente tendremos algo que celebrar, o sólo traer al presente la memoria de un hecho del pasado.

Desde su inicio como tal, realmente independiente, México nunca lo ha sido. Siempre hemos vivido sometidos a los intereses de los Estados Unidos de América. Para Trump, somos el vecino indeseable y el socio comercial incómodo. La globalización y el sistema económico actual, hacen que nuestro país, viva sometido a las grandes presiones de los intereses de los grandes corporativos internacionales, que poco a poco se han ido adueñando del país nuevamente, si territorialmente no dominan, sí a través de los intereses económicos.

Somos como país, un muro migratorio, para Centro y Sudamérica. La Banca responde a los intereses de sus matrices que se encuentran en cualquier parte del mundo menos en México, lo mismo sucede con las compañías de comunicación, automóviles, etcétera.

La independencia política está en construcción, el ejemplo de ello, es el reciente informe del Presidente. El mensaje presidencial tenía diversas posibilidades para explicar con mayor profundidad el sentido del proyecto de nación; para hacer un reconocimiento de los obstáculos y dificultades que hay para remontar una realidad complicada y un México con graves problemas de difícil solución.

Falta explicitar el respeto del ejecutivo a los otros poderes y organismos autónomos, como signo de fortaleza democrática, cuando todos los días escuchamos solo una crítica, o reproche. Explicar cómo es que vivimos ya en un Estado de derecho, cuando por todas partes se ve que la justicia es un desastre. Dar luz sobre cómo se separó ya al poder político del poder económico.

Es un hecho consumado la independencia de México. Pero aún forman parte de nuestra historia otras cadenas como la desigualdad; la corrupción, las escaleras siguen sucias, aún no se barre de arriba para abajo, pues la corrupción pública continua; la ignorancia, el analfabetismo; la falta de ética personal, la violencia incontenible; la falta de oportunidades aún con programas sociales; en fin, un cúmulo de factores sociales que ofenden, disminuyen, deterioran,  y cancelan la posibilidad de ejercer a plenitud nuestros derechos, de vivir como personas libres.

En el México violento y bárbaro de hoy, estamos llamados a ser Artesanos de Paz. Toca a cada uno de nosotros, hacer lo propio para que las ataduras que dificultan realizar nuestro proyecto de vida como ciudadanos y como nación, se rompan esas ataduras.

Civilidad, diálogo y esperanza, son el camino para pasar de la emoción del ¡Viva México!, a la construcción de un México Independiente y en Paz.

Que quede en la nuestra conciencia la convicción de ser nosotros mismos y el compromiso compartido de llegar a ser sociedad solidaria,  humana, fuerte, en paz,  e independiente.

About Gabriela Ceja Ramirez

Check Also

Desarrollo Espiritual: Que ningún miedo te impida, aquí y ahora, trabajar por tu Dios y por tu prójimo

Desarrollo Espiritual, XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, Ciclo C, 17 de Noviembre de 2019. ¿En …