Home / Noticias / Iglesia en Guadalajara / ITESO: proyecta propuestas para rescatar el barrio de El Santuario

ITESO: proyecta propuestas para rescatar el barrio de El Santuario

Redacción ArquiMedios

A través de un comunicado, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), informó que el Taller de Integración Profesional hacia la Sustentabilidad ofertado por la Universidad Jesuita, presentó una decena de propuestas que tienen por objetivo cambiarle la cara al barrio céntrico a partir del trabajo conjunto de autoridades y vecinos.

El taller convocó a los alumnos de las maestrías en Ciudad y Espacio Público Sustentable y en Proyectos y Edificación Sustentables. Mónica Solórzano, coordinadora de ambos programas e integrante del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU) del ITESO, explicó que la idea surgió de parte de los mismos alumnos y pone énfasis en el hecho de que en esta ocasión contaron con la participación de alumnos de la Ibero Puebla. Sobre el trabajo realizado, afirma que el resultado “es interesante. El objetivo del taller es salir de las aulas para que los estudiantes tengan escenarios de aprendizaje reales, una inmersión total en la realidad”.

Cinco ejes principales

Para crear un vínculo con la tradición religiosa del barrio, asociada a la devoción a la Virgen de Guadalupe, los alumnos decidieron presentar un decálogo de propuestas a partir de cinco ejes principales: vivienda, patrimonio, desarrollo económico local, movilidad y espacio público. Camilo Luengas, integrante del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible y uno de los tres asesores del taller, enfatizó que uno de los aspectos fundamentales del taller es conocer la realidad de los vecinos y del barrio desde la calle. Así, señala, fue posible identificar los problemas de vivienda, especulación, inseguridad y gestión de residuos, entre otros, para luego generar un listado de propuestas con “soluciones que sean viables técnica y financieramente”. 

De las diez propuestas, Camilo Luengas destacó la de formar una asociación barrial integrada por vecinos, autoridades de gobierno y academia; el trabajo para reinsertar y redignificar a los habitantes de calle, dándoles un empleo relacionado con la gestión de residuos de modo que puedan ser útiles para el barrio y obtener un beneficio personal; la reestructuración de la movilidad a partir de darle prioridad al peatón y al ciclista, así como mejorar la señalética de la zona; crear una red de huertos urbanos que incluso podría servir para abastecer el mercado Alcalde, y promover recorridos gastronómicos y culturales para aprovechar la riqueza con la que cuenta el barrio. Lo importante, agregó, “es involucrar al gobierno, porque se necesitan cambios rápidos” para que los vecinos vean que hay interés y que las cosas comienzan a cambiar.

Finalmente, Mónica Solórzano indicó que hay un interés manifiesto para que los estudiantes, durante el año que les resta de maestría, asuman el seguimiento de las propuestas, aunque es realista respecto del papel de la Universidad. “No somos ejecutores. Nos toca identificar problemas, generar propuestas, pero toca a las autoridades llevarlas a cabo”.

About Rebeca Ortega Camacho

Check Also

Cursos de Verano en la Arquidiócesis de Guadalajara

Reciben el nombre de cursos de verano todas aquellas actividades educativas que se realizan dentro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *