Home / Contigo en casa / Médicos y sacerdotes en la primera línea de batalla ante el COVID
Será difícil identificar a un paciente que tenga dengue o que tenga Covid o que tenga influenza. Fotografía: Víctor Esparza

Médicos y sacerdotes en la primera línea de batalla ante el COVID

Mientras unos sanan el cuerpo, otros sanan el alma

Monserrat M. Cuevas

Sacerdotes se capacitaron para conocer a fondo la enfermedad y poder auxiliar espiritualmente a los enfermos y sus familiares. Epidemiólogo destaca que el coronavirus que tenemos en México nos llegó de Europa. Debemos mantener los focos encendidos ante el dengue y la influenza.

Las enfermedades llegan sin avisar, provocan que nuestro organismo sufra cambios extraños o daños que en algunas ocasiones llegan a ser irreparables.

Durante una charla con ArquiMedios el Médico, Maestro en Salud Pública con énfasis en Epidemiologia y Jefe del Departamento de Medicina Preventiva del Hospital General de Occidente, mejor conocido como Zoquipan, David Enrique Díaz Santana Bustamante explicó que el virus, el COVID-19, ha tenido algunos cambios muy mínimos al llegar a México, ya que fue exportado del continente Europeo.

“La identificación de las mutaciones que ha tenido este coronavirus en México y el 99.7 por ciento, es idéntico al que nació en Wuhan, es decir que los cambios que tiene, las mutaciones, son mínimos, de tal manera que es el mismo al que se le ha seguido la huella a través del continente europeo; el que recibimos nosotros no llegó de China o de Asia, sino que llegó del continente Europeo”, señaló.

“Esa trazabilidad se hace a través de esos pequeños cambios o modificaciones que se realizan en la estructura molecular del RNA y que nos ha llevado a seguirle la huella de cómo ha transitado por todos los países, y el que tenemos en México, es el que se ha identificado a través de los países europeos”.

Debemos preocuparnos pero también cuidarnos

El epidemiólogo David Díaz dijo sentirse preocupado por la falta de credibilidad por parte de los jaliscienses, ya que la desinformación ha contribuido a que se tome a la ligera la situación actual, no sólo del Coronavirus, sino también de la influenza y del dengue, dos enfermedades que a su vez, están atacando a la población de nuestro estado.

“Estas enfermedades provocan unas lesiones que son las que se ven como vidrio despulido, pero estos son micro-trombos, entonces parece ser que el problema no es sólo respiratorio, sino también es trombótico; produce algunas lesiones tanto en vía respiratorias pero también en otros tejidos. En Italia han hecho algunas autopsias en las que se ha visto que en otros tipos de tejidos como en el digestivo, hay algunas lesiones trombóticas y también hay algunas manifestaciones dérmicas, producidas por los trombos o los micro-trombos.

“Éstas lesiones se asemejan mucho a las del dengue. Yo al inició, cuando empezaron a ser descritas éstas, y teniendo mucha experiencia en el tratamiento de los pacientes con dengue, me di cuenta de que esas lesiones pudieran ser relacionadas con las enfermedades febriles producidas por virus. Ahora que se nos está acercando la temporada de dengue, cuando está lloviendo, cuando hace calor, pues lo difícil será identificar a un paciente que tenga dengue o que tenga Covid o que tenga influenza”.

Añadió que la estrategia de anunciar con anticipación el aislamiento social voluntario que el gobierno estatal planeó, fue principalmente, para evitar que el Sistema de Salud colapsé durante la temporada de dengue y así identificar la letalidad de cada enfermedad.

Sacerdotes, ¡Listos para la guerra contra el coronavirus!

Tras la llegada del COVID19 o SRAS-CoV-2 a Jalisco, el gobierno estatal anunció la suspensión de celebraciones y eventos donde se aglomerarán multitudes de personas. Las iglesias tuvieron que suspender los eventos religiosos y cerrar temporalmente las parroquias.

Ante esta situación, y con la convicción de ayudar a quienes sufren por esta enfermedad, un grupo de 8 sacerdotes de la Arquidiócesis de Guadalajara recibió una capacitación, por parte de la Secretaría de Salud, en el Hospital General de Occidente, conocido como Zoquipan.

El adiestramiento consistió en conocer cuál es la manera adecuada de acercarse a un paciente con COVID; los riegos que se tienen al tener contacto con ellos, y cómo evitar el contagio de este virus. Así lo señaló el Jefe del Departamento de Medicina Preventiva, David Enrique Díaz Santana Bustamante.

“Ellos se acercaron con nosotros y nosotros les enseñamos el protocolo de cómo me debo acercar a cualquier persona enferma. No enferma para poder continuar todos los ritos de la Iglesia, es decir, sabemos que aún es complicado concebir que no podemos asistir a los ritos de la misa o no poder comulgar, entonces lo que nosotros les hemos platicado a los sacerdotes en el Hospital General de Occidente, es, qué es el virus, cómo se transmite, cuáles son las precauciones que hay que tomar cuando se es un sacerdote que habla con mucha gente, que se le acerca mucha gente.

“Por ejemplo, en la confesión, que debes estar muy de cerca de las personas, pues bueno se les oriente para saber cuáles son los riesgos y cuáles son esas barreras de seguridad que tienen que implementar, es decir, qué tienen que usar para no arriesgarse.

“También les hemos enseñado cuál es la vestimenta que se necesita, o la que nosotros necesitamos como médicos. También las barreras cuando realmente conocemos que hay un enfermo y cuáles son en escalas de mayor a menor  riesgo. Lo que tenemos qué hacer como un mecanismo de prevención, también para que nuestros sacerdotes estén a salvo”.

Agregó que se pretende capacitar a más presbíteros y aplaudió al clero por tener esa cercanía con sus feligreses en los momentos que más los necesitan.

Un amigo un refugio seguro

Durante una plática con ArquiMedios, el padre Gustavo Alexis Márquez, Integrante de la Vicaría Diocesana de Pastoral, mostró su entusiasmo y alegría por estas capacitaciones e invitó a más sacerdotes a unirse a esta iniciativa.

“Creo que ayudar a quienes más lo necesitan en este tipo de situaciones es muy bueno y alentador. Sabemos que la situación actual en ocasiones nos pone en un debate: nuestra salud o la salud espiritual de nuestros fieles, pero el acércanos a quienes nos ven como amigos, a nosotros nos alienta mucho.

Sacerdotes al pie de esta lucha contra el COVID19. Fotografía: Archivo

“Me daría mucho gusto que más sacerdotes se unan a la iniciativa. Quienes deseen participar se pueden comunicar con un servidor (Presbítero Gustavo Alexis Márquez). Más adelante habrá otra capacitación, porqué nuestros hermanos sacerdotes que ahorita están apoyando a los enfermos, deben ser remplazados y aislados para evitar que se contagien de ésta enfermedad”.

Para servir a los hermanos

Los sacerdotes que deseen participar en la capacitación, favor de comunicarse con el padre Gustavo Alexis Márquez al teléfono 33-13-30-35-78.

Acerca de Monserrat Cuevas

Revisa También

Curados por la Fe

Pbro. Germán Orozco Mora Curados por la Fe es un libro del Dr. Herbert Benson …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *