Home / Opinión / Los signos de los tiempos / Análisis del primer informe de Gobierno de Enrique Alfaro (parte II)

Análisis del primer informe de Gobierno de Enrique Alfaro (parte II)

Jorge Rocha

Hace una semana presentamos la primera parte del análisis del primer informe de gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, donde apuntábamos los seis aspectos más relevantes en términos positivos de lo que ha sido su gestión de casi once meses de gobierno. Cabe recordar que Jalisco, desde el año 1995, ha sido gobernado por tres partidos políticos distintos (PAN, PRI y MC) y podemos catalogar que hace un año se vivió la tercera gran alternancia de gobierno en la entidad, que por supuesto generó amplias expectativas de cambio. En esta entrega presentaré los que desde mi punto de vista representan los pendientes más importantes del actual gobierno y donde es imprescindible hacer correctivos en la forma como se han hecho las cosas hasta el momento.

  1. A pesar de que el Gobierno de Jalisco ha emprendido acciones notables en este a asunto, el problema de la desaparición de personas continua como la agenda más grave en la entidad. En lo que llevamos del mandato de Alfaro se incrementó en 1,900 casos las personas que están en esta condición y en Jalisco ya tenemos más de 8,300 personas que no sabemos dónde están. Todavía se tiene que afinar procesos de búsqueda y sobre todo empezar a generar las condiciones sociales para que este fenómeno se controle. También es imprescindible analizar cómo se está dando este problema es las distintas regiones del estado ya que la variable territorial en este asunto es fundamental para entender el fenómeno.
  2. La pretensión de hacer habitable las Villas Panamericanas ha resultado un asunto muy controversial y donde quedan muchas dudas todavía, no sólo en términos de garantizar el cuidado ambiental de la zona de El Bajío, sino porque frente a un proceso donde se han señalado múltiples irregularidades, hasta este momento no se han determinado a los responsables de un proyecto que desde su concepción ya traía muchos problemas y cuestionamientos.
  3. Ya decíamos en la entrega anterior, que en materia de seguridad el gobierno de Jalisco ha logrado bajar los índices en lo referente a los delitos patrimoniales, sin embargo, los homicidios siguen a la alza, incluso el mismo día del informe de seguridad, algunos medios consignaban que se habían cometido 16 asesinatos. Es muy claro que la percepción de inseguridad que se vive en la entidad está asociada a este fenómeno y que sin duda representa, junto con el problema de las personas desaparecidas, el mayor reto que enfrenta este gobierno y donde ya es necesario ver avances sustantivos.
  4. El programa “A toda Máquina” representó para el gobernador varios problemas mediáticos y de posibles irregularidades en el proyecto. Se puso en tela de juicio la forma cómo se hizo la licitación, en algunos casos se decía que no estaba argumentado de forma suficiente la cantidad de recursos asignados y desde mi particular punto de vista, me parece muy cuestionable que se considere que el mayor problema que existe en el mundo rural de Jalisco es la construcción de caminos. Concediendo que resolver este tema ayudará a los productores, me parece que hay otros problemas mucho más estratégicos que tendrían que ser atendidos, por ejemplo la expansión de los monocultivos, la producción basada en procesos químicos o la apertura de mercados.
  5. En términos de salud, sin duda alguna la peor crisis del actual gobierno fueron las cifras récord en la expansión del dengue, que colocó a nuestra entidad en el primer lugar de casos verificados. La falta de explicaciones sobre el proceso de fumigación, la incapacidad de los servicios de salud de atender a todas las personas enfermas, las acusaciones de la utilización de insecticidas caducos, la insuficiencia en las campañas de prevención, dieron como resultado que una buena parte de la población tenga una opinión muy negativa de cómo se ha enfrentado este asunto. El gobierno de Alfaro no se puede permitir volver a tener una crisis de salud de tal magnitud en lo que resta de su mandato.
  6. Desde la presidencia municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro no tuvo la mejor relación con algunos medios de comunicación críticos, y ya como gobernador sigue en una relación tirante con algunos medios locales. Es necesario que el titular del Poder Ejecutivo Estatal asuma que parte de una democracia sólida es la aceptación de la crítica, donde por supuesto el mandatario tiene derecho a la réplica, pero sin denostar el trabajo periodístico. Uno de los mayores retos del gobernador es entablar una relación más constructiva con los medios locales.

El primer año de gestión de Enrique Alfaro es de claro-oscuros y esto es normal. El gobierno de estado tendrá que ajustar sus estrategias en las agendas problemáticas y deberá continuar los esfuerzos en los asuntos positivos, en un escenario donde ya no se puede justificar la falta de avances acudiendo al pasado.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

About David Hernandez

Check Also

Entre “puentes”, turismo e identidad nacional

Jorge Rocha Hace una semana se generó una fuerte polémica en torno a la propuesta …