Home / Opinión / Los signos de los tiempos / El COVID 19 y sus debates

El COVID 19 y sus debates

Jorge Rocha   

La crisis sanitaria mundial derivada de la expansión del COVID 19, al que se conoce como “coronavirus”, ha suscitado varios procesos de conflicto que es necesario poner sobre la mesa ya que, desde mi punto de vista, unos abonan a proponer soluciones viables y otros sólo buscan generar más miedo y pánico, que definitivamente no ayudan a que salgamos satisfactoriamente de este escenario.

Primer escenario de conflicto:

La arena política y mediática

La clase política generó una serie de estrategias mediáticas, algunas muy bien armadas, para mostrar a la opinión pública que su forma de actuar es la correcta y que sus adversarios políticos son unos indolentes. Algunos opinadores, columnistas y miembros del llamado “círculo rojo” mordieron (una vez más) el anzuelo; y justifican y alaban el actuar de unos y de otros, que buscan un día sí y otro también, que instituciones nacionales e internacionales expresen su beneplácito por las acciones realizadas. Insisto que esta forma de encarar esta crisis es estéril, polariza innecesariamente y me atrevo a decir que, al final de la crisis, puede dejar ganancias políticas muy pobres. Un momento como el que atravesamos, necesita de la confluencia y el acuerdo, la colaboración y la generación de alianzas y dejar, al menos por ahora, las rencillas políticas. El pueblo de México ha dado muestras recurrentes de que lo que exige son resultados que mejoren su situación y cada vez hace menos caso a estas disputas políticas a las mira desde muy lejos.

Segundo escenario de conflicto:

La arena de la disputa por la verdad científica

Creo que todas y todos hemos leído miles de mensajes, testimonios, “curvas de contagio”, mensajes de expertos, opiniones académicas y noticias de filtración que supuestamente nos ayudan a descubrir la verdad. Me parece que este momento amerita que se generen debates de discusión, fundamentados sobre los diagnósticos y sobre las estrategias para encarar la crisis de la mejor manera.

Lo primero que resulta imprescindible hacer, es contar con la suficiente honestidad intelectual, es decir, poner sobre la mesa de discusión, sólo aquella información que tenga un autor que cuente con un respaldo teórico, que muestre la metodología o la forma como se obtuvo la información, y que esté dispuesto a debatir sus conclusiones, sólo con ello lograremos generar el conocimiento suficiente para tomar decisiones acertadas, es decir, implementar las políticas necesarias en el momento adecuado. En México contamos con la suficiente masa crítica para generar un debate sólido y que tome en cuenta todas las variables para la toma de decisiones. Al menos hay que comenzar a compartir información con fuentes fidedignas y generar espacios de discusión colectiva.

Tercer escenario de conflicto:

Las visiones desde abajo o desde arriba

Hay dos visiones de la crisis sanitaria que empiezan a chocar, las perspectivas que exigen que “todo mundo se encierre en su casa a piedra y lodo” (porque lo pueden hacer) y los que expresan que, si no salen a la calle a trabajar se quedan sin comer. En nuestra ciudad están claras las dos perspectivas y ambas tienen razón. Hay calles que lucieron desoladas desde hace unos días y que mostraron que muchos tapatíos decidieron quedarse en casa; pero también vemos camiones urbanos repletos de personas donde aquella recomendación de la “sana distancia” es una quimera.

Una de las formas más eficaces de “romper este cerco” generado por nuestra escandalosa y pecaminosa desigualdad social, es la solidaridad y la empatía. Comprender la situación del otro es fundamental para no llamar irresponsable de forma gratuita a los que no hacen lo que nosotros creemos es lo correcto y más bien es, cómo socialmente nos hacemos “cargo” de la situación de todos, de los que por sus condiciones de vida pueden ponerse a ver todo el día una serie de televisión, hasta los que viven al día y tienen que trabajar y salir a comprar su despensa, porque sus ingresos no les permiten almacenar papel higiénico para un mes (disculpen la ironía). Esta crisis es un problema de todas y todos; y sólo con el concurso de todas y todos saldremos adelante.

Dentro de todos los problemas que genera esta situación, las oportunidades de aprendizaje social son muy grandes, y creo que podemos enfrentarlo de la manera correcta.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Acerca de David Hernandez

Licenciado en Filosofía por el Seminario de Guadalajara. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz. Especialista en temas religiosos y Social Media Manager.

Revisa También

El Repique

Fray Badajo Toque a campana tañida El poder se identifica mucho más con la dominación …