Home / Opinión / El Repique / El Repique (1175)

El Repique (1175)

Fray Badajo

Toque de duelo

Jalisco está en terapia intensiva. No puede instrumentar el derecho a la seguridad rápidamente, ni reducir la violencia. La grave inseguridad en nuestro estado, en particular en el Área Metropolitana de Guadalajara, vuelve a ponernos en el escenario nacional, pues es ya imposible salir de casa sin que se enfrente el riesgo de quedar en medio de ejecuciones, que son comunes en calles y plazas comerciales.

Toque a campana tañida

Evidencia de la inseguridad, es el aumento de los homicidios  dolosos. En los primeros siete meses del inicio del gobierno actual suman 1,267, en comparación a los 225 homicidios de los primeros siete meses de Emilio González, o los 648 de Aristóteles Sandoval. El asesinato del fiscal regional en la carretera de Poncitlán; la ejecución de dos personas en el restaurante en el que se encontraban la esposa y los hijos del gobernador de Nayarit, Antonio Echavarría. Y el asesinato del comisario de la policía de Tepatitlán, los más recientes botones.

Toque de angustias

Quienes vivimos en Jalisco tenemos derecho a un clima de paz y seguridad y que los funcionarios públicos estatales y municipales, desarrollen acciones de beneficio social y no sólo  hacer negocios desde las cúpulas o beneficiar a sus aliados, en este capitalismo de cuates, implementando  el alza del pasaje con criterios técnicos y no sociales.

Toque de ánimas

El lento camino para la creación del organismo público descentralizado de la policía metropolitana, evidencia el problema de la aguda inseguridad pública que azota al estado y de la que han sido víctimas más de dos decenas de servidores públicos, del área de seguridad. Lo que estamos observando, es el desmantelamiento del Estado en materia de seguridad, por el crimen organizado.

Tan Tan Talaaan

About David Hernandez

Check Also

La pobreza en México luego de una década (primera parte)

Jorge Rocha El Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (CONEVAL) dio a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *