Home / Opinión / El Repique / El Repique

El Repique

Fray Badajo

Toque a campana tañida

Sobre las vacunas, en octubre, el canciller Ebrard dijo que “México está en la misma condición que Estados Unidos, la Unión Europea y otros países del mundo. Tenemos ya asegurados los cupos necesarios”. Estas fueron palabras de político. Según Goldman Sachs, México vacunará al 3% de su población en el primer trimestre, 7% en el segundo, 18% en el tercero, y 32% en el cuarto. El laboratorio Pfizer le dijo a México que reduciría a la mitad el suministro mientras ajustaban su planta en Bélgica, y la llegada de sus vacunas se detuvo. El Plan Nacional de Vacunación no avanza porque no hay vacunas, solo discursos de la luz al final del túnel. 

Toque de agonías

En este México surrealista todo puede suceder. Hay denuncias de que funcionarios del gobierno aplicaron vacunas a quienes no debían, como sus amigos, los familiares de sus amigos, o a quienes entregan programas sociales, además de existir un mercado negro de vacunas de 100 mil pesos la dosis. Hay preguntas sin respuestas y opacidad en la gestión de las vacunas. La realidad es que fluyen a cuentagotas, no como en los discursos. El viernes 29 de enero el Presidente afirmó que en febrero llegarán seis millones de vacunas y en marzo otros doce millones.

Toque de vísperas

Se nos informa que a finales de febrero se habrá concluido con la inoculación del sector médico y arrancará la vacunación con todas las personas de 60 años y más. La duda que consume a la mayoría de los 15.4 millones de personas de 60 años o más, tiene que ver con los “cómo”: ¿A dónde se acude? ¿En qué teléfono, oficina pública o portal de Internet se toma turno? ¿Qué documentos se presentan? La respuesta del Gobierno es escueta: “No haga nada, no llame, nosotros lo llamamos”. Esto es desdén hacia los adultos mayores, un esquema irresponsable en una pandemia en la que el tiempo literalmente es un asunto de vida o muerte.

TAN TAN TAN

fraybadajo@gmail.com

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

¿Es correcto promover misas rápidas?

Pbro. José Marcos Castellón Pérez Hace algunos años se hizo famoso un templo del poniente …