Home / Opinión / Los signos de los tiempos / La pobreza en México luego de una década (II parte)

La pobreza en México luego de una década (II parte)

Jorge Rocha

En la edición pasada planteamos la primera reflexión sobre los datos que arrojó el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) sobre la medición de la pobreza en la última década. Hoy profundizaremos en los resultados de este valioso informe.

La forma de medir la pobreza en México, de acuerdo a las instituciones oficiales, toma en cuenta los ingresos de una persona y seis aspectos, que resultan muy relevantes, para considerar que un ciudadano vive en una situación de dignidad. El ingreso tiene dos formas de medición: la línea de pobreza por ingresos que implica estar por debajo de los recursos mínimos para comprar la canasta básica alimentaria y no alimentaria, y la línea de pobreza extrema que es estar por debajo de los recursos mínimos para comprar la canasta básica alimentaria.

Primer caso, año 2008. Había 54.7 millones de personas (49.0% de la población) debajo de la línea de la pobreza por ingresos; en el año 2018, en esta condición están 61.1 millones de personas (48.8% de la población). Si comparamos 2016 (62 millones de personas) con 2018 (61.1 millones de personas), pasamos del 50.6% al 48.8% de la población debajo de la línea de la pobreza por ingresos.

Si hablamos de la pobreza extrema por ingresos, hace una década había 18.7 millones de personas en esta situación, diez años después son 21.0 millones de personas; en ambos casos la cifra representa el 16.8% de la población para sus respectivos años. Si se compara el año 2016 con 2018, pasamos de 21.4 millones a 21.0 millones de mexicanas y mexicanos con este problema; pasamos del 17.5 al 16.8% de la población en pobreza extrema por ingresos.

Con los datos expuestos podemos afirmar que el ingreso no ha sido un factor de combate a la pobreza y, sí hablamos de fracasos contundentes, este es uno de los mayores rezagos; que en términos relativos estamos exactamente igual que hace diez años. Una de las posibles explicaciones a este problema es la contención de los salarios y los incrementos casi nulos al salario mínimo.

Ahora bien, sobre las carencias sociales que mide el CONEVAL: rezago educativo, acceso a servicios de salud, seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación, podemos hablar, a lo largo de diez años, de mejoría moderada, mejoría sustantiva y de estancamiento.

  1. Mejoría moderada: La calidad y espacios de la vivienda y el rezago educativo experimentaron en esta década una mejoría moderada, ya que en el primer caso se transitó del 17.7% al 11.1% de la población y en el segundo del  21.9 al 16.9% de la población.
  2. Mejoría sustantiva: la carencia social que representó el mayor avance en esta década fue el acceso a los servicios de salud, al pasar del 38.4% al 16.2% de la población. Esta mejora está asociada a la creación del Seguro Popular.
  3. Estancamiento: la carencia de acceso a la seguridad social durante el periodo 2008-2018, la padecieron más de 70 millones de ciudadanos; a inicios del periodo había 72.5 millones de personas y al final están 71.7 millones de mexicanos. Este problema puede generar un enorme riesgo social hacia el futuro. En lo referente al acceso a la alimentación, en el año 2008 había 24.3 millones de personas en pobreza alimentaria, diez años después, 25.5 millones de personas sufren este problema. Finalmente, la carencia de servicios básicos en la vivienda afectaba en 2008 a 25.5 personas, y diez años después, 24.7 millones de personas la padecen.

Finalmente, otra de las tragedias que constatamos con el reciente informe de CONEVAL, es que la pobreza en las regiones persiste, si bien el norte del país y una parte del occidente han generado dinámicas que disminuyeron la pobreza, el sureste de México aparece sistemáticamente como una zona donde la pobreza sigue creciendo.

Lo mostrado hasta ahora confirma que es necesaria una vuelta de timón a la política social en México, que implica, al menos, una mejora sustantiva al ingreso y políticas de desarrollo que impulsen la economía en las regiones más empobrecidas del país.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

About Rebeca Ortega Camacho

Check Also

Signos de los Tiempos: Reflexiones sobre el Programa Precios de Garantía

Jorge Rocha Hace unos días el gobierno federal dio a conocer el programa de Precios …