Home / Opinión / Los signos de los tiempos / Las múltiples violencias contra las mujeres
Mujeres violentadas | Foto: ArquiMedios

Las múltiples violencias contra las mujeres

El pasado 25 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y nos recordó, una vez más, que vivimos en un mundo donde se multiplican las violencias en contra de las mujeres en el ámbito económico, político, sociocultural, familiar, laboral, educativo, artístico, entre otros.

Jorge Rocha

Los últimos años se han diversificado las manifestaciones, marchas, protestas en calle y en el espacio virtual, además de eventos académicos donde queda claro que muchas mujeres repudian y condenan estas violencias; y exigen que se fortalezcan los mecanismos para erradicar estas conductas de la vida social.

No es para menos, por ejemplo, de acuerdo con la organización Impunidad Cero, en el año 2019 la impunidad en torno a los feminicidios fue del 51.4%. Por otro lado, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), México registró un aumento del 145% en sus feminicidios en los últimos seis años. Esta misma institución señala que los Estados que han presentado más casos de feminicidios son: Estado de México, Veracruz, Ciudad de México, Nuevo León, Puebla, Jalisco, Morelos, Baja California, Oaxaca y Chihuahua.

En la política

Ahora bien, una de las violencias de las que poco se habla, pero tienen un gran impacto, es la violencia política, que se ha tratado de acotar con medidas afirmativas para lograr una mayor equidad entre mujeres y hombres en el acceso a cargos de representación política. Es cierto que hay avances importantes y muy significativos, pero lo cierto es que la política mexicana sigue siendo profundamente machista.

Para el caso del Estado de Jalisco los datos son contundentes: nunca hemos tenido una gobernadora, tampoco hemos tenido presidentas municipales en Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, Tonalá, Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán y muchas de las ciudades importantes de la entidad. De los 125 municipios que conforman nuestro Estado, en este momento sólo 29 están gobernados por alcaldesas, es decir, el 23.2%, dicho de otra forma, ni siquiera una cuarta parte de estas demarcaciones es gobernada por una mujer y en el caso de los municipios que conforman la Zona Metropolitana de Guadalajara, sólo una mujer ha gobernado en los últimos cinco años (María Elena Limón en Tlaquepaque).

Los datos no mienten, aunque se ha incrementado el número de diputadas y regidoras, los cargos de elección popular del poder ejecutivo siguen claramente dominados por los hombres.

Sigue la inequidad

Por esta razón, la reciente determinación del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPCJ) en cuanto a los lineamientos de paridad de género para las próximas elecciones del año 2021, son injustificables, ya que generan las condiciones para que esta situación se siga manteniendo, sobre todo en las candidaturas de los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Por supuesto que las mujeres que aspiran a estos cargos han señalado la inequidad que estos lineamientos representan y seguramente presentarán impugnaciones a estas resoluciones, que esperemos el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco tome en cuenta y declare la inconstitucionalidad de esta normativa.

A la lucha para alcanzar la equidad en el acceso a los cargos de elección popular, todavía tiene muchos pasos por recorrer, ya que la cultura machista que predomina en este ámbito será difícil de desterrar.

Los mitos que se han colocado son muchos y van desde que las mujeres no ganan elecciones, hasta que no desean participar en la vida política del país. Estas afirmaciones no tienen sustento y sólo muestran lo mucho que hace falta avanzar en esta agenda.

Posdata

Hay un debate abierto en el poder legislativo por la iniciativa de ley en torno al outsourcing. Se habla mucho de que es una figura que genera competitividad en las empresas, sin embargo, hay muchos informes de organizaciones no gubernamentales que defiende derechos laborales, que desde hace décadas han señalado los graves problemas que este modelo de contratación genera, sobre todo la profunda desigualdad laboral que se produce al interior de las empresas. Esperemos que este debate nos lleve a desterrar las formas más nocivas de este tipo de contrataciones y que elaboren fórmulas que no permitan las desigualdades laborales.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

La esperanza en el reencuentro con la fraternidad

A diferencia de otras catástrofes naturales de las cuales emanaba la solidaridad la pandemia por …