Home / Opinión / Coyuntura / Coyuntura: Día Internacional del tratamiento contra la Diabetes

Coyuntura: Día Internacional del tratamiento contra la Diabetes

Otra mirada a la diabetes

Dr. Salomé Hernández Vázquez

Hoy 3 de noviembre es el día internacional del tratamiento contra la diabetes. Todos los días se amputan 225 piernas en nuestro país. Sólo el 5% de los diabéticos se cuida, el 95% anda al garete. Cuando una persona es diagnosticada como diabética tiene ya perdido el 50% de su páncreas.

La diabetes no se siente. La diabetes es salitre por dentro. La diabetes es una oxidación muy acelerada de todo el cuerpo. La diabetes se atiende en el cuerpo y es una enfermedad del espíritu. Mientras no se atienda el espíritu la diabetes sigue su curso inexorable.

El paciente diabético no se cuida y va perdiendo riñón, dientes, arterias, ojos, cerebro, corazón, energía sexual. La diabetes no se siente, pero la diabetes sí se ve. El espejo la ve, los amigos la ven. El diabético irresponsable se va pronto de este mundo. Se va por partes. Pocas veces se va de repente. Sufre y hace sufrir.

La diabetes es un una victoria del cuerpo sobre el espíritu. La curación del diabético es un triunfo del espíritu sobre el cuerpo.

La diabetes puede ser una fatalidad genética. La epigenética es la solución.  Solamente la epigenética mantiene apagados los genes recesivos, de la diabetes.

La diabetes también llamada diabetes dulce, se manifiesta por una secreción insuficiente de insulina por el páncreas que resulta de una incapacidad de éste en mantener un porcentaje de azúcar razonable en la sangre. Un exceso de azúcar sanguíneo se produce entonces y la sangre es incapaz de usar adecuadamente los azúcares en el flujo sanguíneo.

La epigenética es el estudio de los cambios en la función de los genes, que en términos sencillos se puede comparar con los acentos de las palabras, donde el ADN es el lenguaje y las modificaciones son los acentos. Las marcas epigenéticas, cambian la forma de cómo se expresan los genes. En otras palabras, las afectaciones al espíritu, y las emociones dejan sus marcas.

El azúcar corresponde al amor, a la ternura, al afecto, la diabetes refleja pues diversos sentimientos de tristeza interior.

Si tengo diabetes, suelo vivir tristezas seguidas, emociones reprimidas teñidas de tristeza inconsciente y ausentes de dulzura.

La dulzura desapareció dejando sitio a un dolor continuo. Empiezo entonces a comer azúcar bajo todas las formas posibles: pastas alimentarias, pan, golosinas, etc. para compensar. El plano afectivo, social o financiero puede resentirse. Intento compensar por todos los medios posibles. Me limito en muchos campos. Me vuelvo “amargo” frente a la vida, es la razón por la cual encuentro mi vida “amarga” y compenso por un estado más “dulce”.

Spiritu redimet materiam. El espíritu redime a la materia. La epigenética dirige a la genética. La epigenética redime a la genética.  Si ya eres diabético sólo tu espíritu, tu espiritualidad, te salvará del curso natural de la patología calamitosa que conlleva la diabetes, pero no hay que confundir espiritualidad con religiosidad. En tu espíritu está la solución a tu diabetes.

About Gabriela Ceja Ramirez

Check Also

Desarrollo Espiritual: Que ningún miedo te impida, aquí y ahora, trabajar por tu Dios y por tu prójimo

Desarrollo Espiritual, XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, Ciclo C, 17 de Noviembre de 2019. ¿En …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *