Home / Cultura y Formación / Llegar a los alejados y confirmar en la fe
Foto: Cortesía

Llegar a los alejados y confirmar en la fe

Pablo Arturo Muñoz Valenzuela

Tercero de Teología

En el número 1073 de Semanario (“Acercar la parroquia a la gente”, 28 de julio de 2019), señalamos que la Pastoral Urbana presenta numerosos retos y que las misiones de verano, en las cuales el Seminario suele tener un papel importante, son una respuesta concreta a dichos retos. Ahora bien, las comunidades foráneas también presentan todo un mosaico de realidades y, de igual manera, en en algunas de ellas se pide el apoyo del Seminario para realizar actividades de evangelización. Hablaremos de la misión que se llevó a cabo durante el pasado mes de julio en la cabecera municipal de Tequila, Jalisco. Una vez más lo haremos en forma de entrevista, en la cual el padre Carlos Alberto Yáñez Álvarez, párroco  de la comunidad de Santiago Apóstol, nos contará algunos pormenores de la misión llevada a cabo en su parroquia.

A grandes rasgos, ¿Cuál es la realidad social de esta comunidad?

La comunidad parroquial de Santiago Apóstol enmarca una pluralidad en este aspecto ya que la presencia del sector privado ha marcado la historia de este pueblo socialmente y económicamente. Se han desarrollado muchos proyectos: desde la donación de terrenos para la construcción de escuelas, templos, hospitales y centros de cultura hasta la promoción de valores cívicos y religiosos mediante la realización de talleres y cursos. Como cualquier otra comunidad también existe una realidad que no podemos ocultar: la herida de hermanos marginados en las periferias por la falta de interés de todas las instituciones y también, quizá, porque de manera libre algunos de ellos deciden vivir así. Los valores son un motor en los hogares tequilenses. Hay mucha solidaridad entre vecinos, sobre todo cuando sucede un percance. Asimismo hay un gran desarrollo económico en esta comunidad.

¿Cuál es el objetivo que se buscó alcanzar con esta misión parroquial?

El objetivo de nuestra misión fue llegar a los alejados, indiferentes o excluidos reactivando los centros de evangelización en los barrios que conforman la parroquia y confirmar en la fe a todos con la presencia del Seminario y el testimonio de alegría de los seminaristas.

¿Qué actividades se implementaron para lograr esto?

Se invitó a la comunidad a vivir la gracia de Dios desde muy temprano con el Rosario de Aurora caminando por las calles para recordar el amor entrañable de nuestra madre María por este pueblo. Los jóvenes seminaristas visitaron los hogares de los tequilenses llevando con su presencia un poco de alegría y una exhortación a conocer más la fe. Para que los frutos de la misión fueran muchos, a la una de la tarde en el templo parroquial se estuvo exponiendo el Santísimo Sacramento para que la comunidad junto con los seminaristas consagraran sus labores. Por las tardes en los barrios se impartieron charlas con la presencia de los seminaristas. Aprovechando la espontaneidad y la alegría de los seminaristas se organizó un curso de verano para los niños del catecismo y la SEJUVE.

¿Cuáles son los retos que se les presentaron?

Los retos presentes en nuestra comunidad son, en primer lugar, la rutina de los agentes de pastoral ya que por casi 17 años no habíamos tenido una misión parroquial con participación del Seminario.  Por otro lado, el gran auge del turismo distrae mucho el sano ambiente de la comunidad. También cabe señalar la indiferencia de las nuevas generaciones hacia las cosas de Dios porque hoy fijan su mirada en el dinero y en la mala diversión.

Finalmente ¿Cómo describiría usted al equipo de seminaristas misioneros?

Fueron un grupo trabajador, alegre y servicial. Supieron dar testimonio a toda nuestra comunidad con su sencillez y cercanía con todos. Trabajaron unidos y fueron hombres que manifestaron la fraternidad entre ellos y con todos los que convivieron.

Una vez más agradecemos sus oraciones que contribuyeron a los frutos pastorales de las misiones de verano, en las cuales participamos a lo largo del mes de julio. Agradecemos la entrevista al Padre Carlos Alberto y a nuestro compañero Bryan Alejandro Ramírez Barba que nos contactó con él.

About David Hernandez

Check Also

Voz Verde: Un Adviento color verde

Karime Ramos Godoy Comienza a época del año en la que nuestra esperanza está más …