Home / Contigo en casa / Adultos mayores pueden hacer mucho en tiempos de pandemia

Adultos mayores pueden hacer mucho en tiempos de pandemia

Necesitamos su compañía, ejemplo y sabiduría. Nos pueden enseñar a vivir el aislamiento con paciencia y fe.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

La mayoría tenemos la idea de que ser adulto mayor no es nada fácil pues las enfermedades aparecen o se recrudecen, la situación económica aprieta, los contemporáneos empiezan a morir y las pérdidas en muchos sentidos se incrementan.

En tiempos de pandemia y como lo han señalado los especialistas, ser adulto mayor implica también ser un grupo de riesgo pues además de  los años, muchos de nuestros adultos mayores enfrentan padecimientos colaterales como la hipertensión, la diabetes, obesidad y otras enfermedades crónico degenerativas o autoinmunes que aumentan su riesgo.

Un aspecto importante es que hay quienes viven solos y no cuentan con familiares o con el apoyo de estos, lo que complica aún más su situación.

Experiencia, visión y comprensión de la realidad

Sin embargo, no todo es oscuridad, los adultos mayores tienen mucho que enseñarnos e incluso en la Pandemia, la gran mayoría de ellos nos han puesto el ejemplo al quedarse en casa.

El señor cura Ramiro Magallanes Hidalgo, responsable en nuestra diócesis de la Pastoral del Adulto Mayor, señaló en entrevista que, entre lo mucho que podemos aprender de las personas mayores es la manera en que viven su fe, pues ellos no abandonan sus prácticas religiosas como el rezo del Rosario, la oración personal o la participación en Misa a través de los Medios, ya sea a televisión o incluso incursionando en las redes sociales y los dispositivos móviles inteligentes para seguir la santa Misa.

“Esta es una fortaleza del adulto mayor en nuestros tiempos, porque de alguna forma no están inmersos en el fatalismo, sino que también tienen esta parte de orar, por la salud, el trabajo, su protección y la de los suyos.

“El adulto mayor tiene una realidad diferente, tiene pérdidas más frecuentes en su entorno, ven que algunos de sus seres queridos están siendo afectados por el coronavirus e incluso han fallecido y esto les ha sensibilizado más de alguna forma, pero no dejan la fortaleza de la oración y de la fe”, explicó el padre Ramiro Magallanes.

El sacerdote añadió que tienen una conciencia clara de que la participación debe ser desde el hogar. “Saben que no pueden participar físicamente pero sí lo están haciendo desde los hogares”.

Tienen mucho que ofrecer

Al adulto mayor no hay que verlo sólo con misericordia, porque está pasando una situación difícil durante la pandemia, sino hay que tomar en cuenta que son personas propositivas, que pueden tener un papel activo durante la pandemia.

“Hay un sacerdote que está proponiendo una catequesis para que la desarrolle el adulto mayor con sus hijos y nietos.

“Ahorita que los niños, los hijos y nietos no pueden participar físicamente de la catequesis, se está proponiendo un cuadernillo de trabajo donde el abuelo pueda interactuar con ellos y pueda practicar la catequesis como una herencia para sus seres queridos siguiendo el proceso de la catequesis, que ya se tiene ordinariamente en la diócesis”.

El sacerdote encargado de la Pastoral del Adulto Mayor señaló que apenas se está trabajando la propuesta pero enfatizó que como Pastoral, busca fortalecer la esperanza, por lo que ya preparan la semana del adulto mayor.

“El Día del Adulto Mayor es el 28 de agosto y estamos preparando una serie de temas que llegarán a través de las redes sociales, y algunos a través de las páginas de Semanario y Arquimedios”, apuntó.

El dato

Conforme al Consejo Nacional de Población (CONAPO), el 1 de julio de 2019 el 7.3% de la población total del estado tenía 65 años o más, lo que equivale a 605 mil 803 personas.

¿Qué hacer en tiempos de pandemia?

  • ¡Quédate en casa! Mantenla limpia y no recibas visitas en estos días.
  • Lava tus manos, de 10 a 20 veces diarias. Puedes usar alcohol gel al 70%.
  • No te toques la cara.
  • Al toser o estornudar, tápate con un pañuelo desechable o el ángulo interno del codo.
  • Come sanamente: mucha verdura, fruta y agua.
  • ¡No consumas alcohol ni tabaco!
  • Si padeces diabetes o hipertensión, chécate azúcar, presión sanguínea y temperatura cada día.
  • Por ahora, saludar de lejitos es mejor. No beso, mano ni abrazo.
  • Aleja el miedo realizando actividades que te gusten: leer, escuchar música, escribir, tejer, hacer rompecabezas…
  • Haz ejercicio en casa. Puedes caminar, bailar, sentarte y levantarte de una silla, yoga, hacer estiramientos…
  • Designa a alguien de confianza si necesitas ayuda, hacer compras o ir al médico.
  • ¡No te automediques! Checa si tienes medicina suficiente y si se va a acabar, pide que te compren.
  • Acude de inmediato con el médico si sientes: Fiebre, dolor de cabeza o pecho, tos seca y estornudos, dificultad para respirar, malestar general (cuerpo cortado).

Si te sientes mal, no dejes pasar tiempo: pide ayuda o consulta cuanto antes. Tel. 800 00 44 800. Acude con tu médico o a la clínica más cercana.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra: Se acerca nuestra liberación

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …