Home / Contigo en casa / COVID-19 y el desarrollo de los niños
Ya no sólo fungen como papás, también tomaron el rol de ser sus maestros y en muchos casos catequistas / Fotografía; Víctor Esparza

COVID-19 y el desarrollo de los niños

Monserrat M. Cuevas

La pandemia del COVID19 ha orillado a los padres de familia a tener un acercamiento más profundo con sus hijos, conocerlos, escucharlos e incluso resolver sus dudas.

Ya no sólo fungen como papás, también tomaron el rol de ser sus maestros y en muchos casos catequistas.

Bryan Chávez, psicólogo y miembro de la Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis (SEDEC), felicitó el esfuerzo que los papás están haciendo para educar y evangelizar a los menores.

”Yo aplaudo el trabajo que están haciendo algunos padres de familia al seguir educando tanto en lo escolar como en lo espiritual a los menores. Sé que no es fácil, de hecho, puedo asegurar que después de esto entenderán a los maestros y claro los catequistas”.

A su vez señaló que los pequeños serán los que más sufran al retornar a las actividades cotidianas.

“Aquí hay dos vertientes, la primera fue el dejar su ‘círculo’ social, es decir la escuela, el catecismo y las actividades que realizaban, el quitarles los lugares donde se podían ‘independizar’ -puntualizó-. Ahora cuando regresen a sus actividades cotidianas, será lo complicado, porque durante su estancia en casa adoptaron ciertas mañas, por ejemplo, en muchos casos, no había una disciplina u horarios estrictos; los niños se desacostumbran y al volver a ese régimen, resentirán el cambio”.

No es volver a la normalidad

Bryan señaló que nada volverá a la normalidad después de que sean controlables los contagios de Coronavirus, pues esa ‘normalidad’ fue la que nos trajo a enfrentarnos a una enfermedad desconocida.

“No, no volveremos a la normalidad, porque si volvemos de antemano no habremos aprendido nada de esta pandemia. Debemos tener un aprendizaje, una apreciar y cuidar nuestra casa común. El Papa Francisco nos lo ha repetido: cuidemos nuestra casa común, a nuestros seres queridos. No ha sido fácil estar en casa pero cuando salgamos de esto, extrañaremos estar con nuestra familia”.

Reiteró que el retorno de los niños a sus actividades será para los maestros y catequistas un gran reto, pues es volver a inculcarles la disciplina que al estar en casa se perdió.

Bryan Chávez finalizó con una petición hacia los padres de familia: “Es muy importante que los menores tengan el ejemplo vivo de un buen cristiano, principalmente si son sus padres quienes les trazan el camino.”

Para seguir en la red

SEDEC a través de sus redes sociales y sus diferentes plataformas electrónicas, ha proporcionado material de evangelización tanto para padres de familia como para catequistas, con el objetivo de seguir formando la espiritualidad de los niños y niñas desde su hogar.

La misión, evangelizar a los olvidados

Las personas con alguna capacidad diferente son el olvido de la sociedad, es por eso que la Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis (SEDEC) trabaja para que todos sean evangelizados, así lo señaló la Coordinadora del Programa de Catequesis Especial, Estela Evangelista: “Seguimos trabajando para que las personas con capacidades diferentes también tengan acceso a la evangelización. Sabemos que existen muchos tipos de discapacidad, es por eso que nuestro objetivo es capacitar a todos los catequistas para atender a esta necesidad.

“Nuestra misión es evangelizar, pero a veces sólo predicamos a aquellas personas que como nosotros comprenden lo que decimos, pero no miramos o no tenemos consideración con aquellas que no hablan, no escuchan o no ven; esa es la preocupación que tenemos aquí en SEDEC, que éstas personas conozcan y se acerquen a Dios”.

No existen dificultades para las personas especiales, al contrario son oportunidades de progreso y para lograr sus sueños.

“Hay un pensamiento popular que me gusta mucho, las personas con capacidades especiales no tienen límites, pongo el ejemplo de los Juegos Paralimpicos, los mexicanos son muy buenos para competir y ganar medallas, a pesar de sus condición física. Estás personas nos ponen el ejemplo”

No hay lugar para el rechazo

La Coordinadora de Catequesis Especial, señaló que la Iglesia seguirá impulsado y apoyando: “Es una tarea complicada para muchos catequistas, pero hemos visto muy buena respuesta. De hecho, están entusiasmados con este proyecto de evangelizar a personas con discapacidad.

“Tenemos catequistas que con su capacidad diferente evangelizan a quienes padecen algo similar. Eso nos hace entender que en su momento a ellos les faltaba ese amigo que estuviera en momentos difíciles, ese amigo, pues somos nosotros, la iglesia”.

Estela Evangelista invitó a que más personas con ánimo de ayudar se unan a esta noble misión de predicar el Evangelio.

“Catequizar a personas con alguna discapacidad es una hermosa misión, aprendes de ellos y ellos de ti, me gustaría invitar a que más jóvenes y personas mayores se unan a esta misión”, dijo Estela Evangelista.

“Sabemos que por la pandemia, se ha suspendido la catequesis presencial, pero SEDEC está alimentando sus plataformas para que más personas sigan alimentando el espíritu.

“Habrá más conferencias y capacitaciones para seguir evangelizando a las personas con capacidades diferentes, los invito a que se unan a esta bonita misión”, señaló

La Catequesis Especial necesita la ayuda de todos:

Aquellos interesados en formar parte del equipo, pueden informarse a través de las redes sociales del SEDEC:

Facebook: Sedecgdl

¡La misión es evangelizar hasta el último rincón de la tierra!

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Hermanos unidos por la comunicación

Yara Martínez González Hermanos, comunicadores, responsables y comprometidos con su profesión. José Luis, Héctor y …