Home / Contigo en casa / La lectura como acto de rebeldía

La lectura como acto de rebeldía

Pbro. Dagoberto Torres Torres,

Diócesis de Autlán

El año 2020 nos ha asestado un duro golpe de realidad. Sin ninguna compasión, nos ha obligado a beber grandes sorbos de realidad cruda y amarga embriagándonos de pesimismo. Pandemia, confinamiento, enfermedad, muerte, pérdida de empleos, incertidumbre, crisis económica, paralización de la vida social y proyectos parcialmente congelados.

Estamos hartos de la pandemia y desafortunadamente, va para largo con o sin vacuna. Nuestras vidas tardarán en normalizarse y mientras tanto nos conformaremos con sobrevivir o vivir a medias. 

Una ventana a otras realidades

Aunque pensándolo bien, no tenemos porqué conformarnos con la experiencia de una vida limitada por la pandemia. Rebelémonos. Juan Villoro escribió que una forma de salvarnos de la realidad es mediante la representación misma de la realidad.

Si, exacto, los libros: esa representación narrativa de la realidad que nos hace viajar, soñar, imaginar y desear. Historias con las que vibramos leyendo esas aventuras y destinos extraordinarios y esas grandes pasiones que la vida real rara vez nos ofrece del todo.

La literatura no es sólo un entretenimiento sino un acto de rebeldía. Por eso leemos, porque mediante la literatura vivimos esas vidas que no podemos tener completamente o al menos no como las quisiéramos tener.

Insatisfacción que transforma

Completamos nuestra existencia con las extraordinarias vidas que leemos. Al mismo tiempo la literatura nos contrasta cuán insuficiente es la vida real frente a las grandes aspiraciones humanas.

Leer es revelarse contra la realidad, haciéndonos más sensibles a las carencias que hay en este mundo. Anhelando un mundo diferente, la lectura deposita en nosotros una insatisfacción permanente frente al mundo tal como es, en comparación con las vidas maravillosas de las que nos apoderamos a través de la lectura.

En este tiempo de realidad excesiva necesitamos una compensación mental. Nada mejor que las grandes historias leídas a través de los libros, que nos ilusionan y nos conmueven, cuando los personajes se proyectan en nuestras conductas y en nuestra manera de ser, dejándonos el germen de la insatisfacción: ingrediente fundamental en todos aquellos agentes de cambio y transformación.

dagotorres90@hotmail.com

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Vacunación del sector educativo

Jorge Rocha En días pasados se realizó el proceso de vacunación del personal del sector …