Home / Contigo en casa / Preparando mi liturgia: “Hijo, ve a trabajar a la viña”

Preparando mi liturgia: “Hijo, ve a trabajar a la viña”

XXVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, CICLO A, Septiembre 27, 2020

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Hay algunos padres de familia y educadores que son muy pacientes con los jóvenes que, cuando cometen errores o rehúsan asumir sus responsabilidades, les dan tiempo para cambiar de idea.  Esto es precisamente lo que Dios está haciendo siempre con nosotros.  Nos espera siempre, con paciencia.  Nos da nuevas oportunidades…

Frecuentemente experimentamos en nosotros la tensión entre lo que sabemos que es correcto y nuestros propios intereses e inclinaciones… Algunas veces, aunque sabemos cómo debemos comportarnos como cristianos, no cumplimos con esas exigencias, es decir, dijimos que cumpliríamos, pero no lo hacemos…

Pidamos a Jesús que sepamos decir siempre sí con y como Él y que seamos pacientes y tolerantes con nuestros hermanos que aún necesitan convertirse y crecer…

SALUDO (Cfr. 2 Cor 1, 18-20)

El Hijo de Dios, Jesucristo, nunca fue “Sí-y luego-No”.

Su naturaleza es toda Sí.  Por medio de Él démosle nuestro “sí” a Dios.

¡El Señor Jesús esté siempre con ustedes!

ACTO PENITENCIAL

En silencio, reconozcamos las veces en  que hemos caminado por nuestros propios caminos haciendo nuestra voluntad, más que la de Dios.  Pidámosle su perdón.  (Pausa)

•      Señor Jesús, tu Sí era un Sí firme a la voluntad del Padre, aun cuando te llevó al sufrimiento y a la cruz.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, tu palabra era de fiar, ya que vivías de acuerdo a lo que creías.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, tu Sí al Padre nos trajo perdón y vida plena.  R/ Señor, ten piedad.

Señor, perdona nuestras vacilaciones y nuestra cobardía para vivir a tope el evangelio.

Ayúdanos a servirte con amor generoso y llévanos a la vida eterna.  Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

Lee pausada, repetidamente y con amor las lecturas completas, medítalas, son las palabras de quien más desea tu bien…

Ezequiel 18, 25-28: Dios quiere que asumamos la responsabilidad por nuestras opciones y acciones: quien decida actuar mal morirá y quien decide convertirse y actuar justamente vivirá…

Salmo 24: Señor, sé tierno y misericordioso conmigo… Enséñame, instrúyeme, hazme leal…

Segunda Lectura (Fil 2,1-11): Tenemos que tener la misma disposición y los mismos sentimientos de Cristo: ser modestos y humildes unos con otros,  buscar el interés de nuestros hermanos, entregarnos a su servicio por amor…

Mateo 21, 28-32: Jesús nos cuestiona para que descubramos si somos de verdad hijos de Dios… ¿Soy de los que se sienten muy seguros con su espiritualidad y sólo hablan o de los que sí cumplen la voluntad de Dios convirtiéndose de su vida de pecado y lejanía?

ORACIÓN DE LOS FIELES

Dejemos de pensar primeramente en nuestros intereses y pidamos por las necesidades de nuestros hermanos de aquí o de cualquier parte del mundo. Y digamos: R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

1.     Por la Iglesia, pueblo de Dios, para que tanto sus pastores como sus miembros nos guiemos por la mentalidad y los sentimientos de Jesucristo, sirviendo fielmente a Dios y al pueblo.  Roguemos al Señor. R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

2.     Por los que se rehúsan a vivir de acuerdo a su fe y a su conciencia, para que encuentren el camino de vuelta a Dios Padre. Roguemos al Señor. R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

3.     Por los que buscan la voluntad de Dios en la vida de cada día, para que lo hagan con toda humildad y con gran amor, conscientes de lo frágiles que somos todos.  Roguemos al Señor. R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

4.     Por todos los que trabajan en los medios de comunicación, para que respeten al pueblo y a la verdad, y contribuyan en todas partes a la paz y al entendimiento entre todas las personas.  Roguemos al Señor. R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

5.     Por todos los que han dicho su “sí” a Dios y por los esposos que se han dado un “sí” en matrimonio, para que saquen fuerza de la fidelidad de Jesús y del ejemplo del amor fiel de buenas familias cristianas.  Roguemos al Señor. R/ Señor, que tu palabra nos guíe siempre.

Señor Dios nuestro, no permitas que nos sintamos satisfechos de nosotros mismos.  Haz que cada uno de nosotros y nuestras comunidades nos cuestionemos si realmente buscamos tu voluntad o seguimos nuestros propios caprichos.  Sé siempre nuestro Dios fiel y bondadoso, ahora y por los siglos de los siglos.  Amén.

INTRODUCCIÓN AL PADRENUESTRO

Nosotros buscamos la voluntad de Dios procurando ser obedientes como Jesucristo, y con Él pedimos que no rehusemos servir bien a nuestro Padre.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es Jesucristo, nuestro Señor, que aceptó cargar su cruz de cada día mientras repetía su “sí” al Padre para hacernos libres.

Dichosos nosotros por recibirlo como el alimento que nos nutre para servir a nuestros hermanos.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA / BENDICIÓN

Hermanos: Hemos oído de labios de Jesús la inquietante afirmación de que los pecadores notorios podrán entrar en el Reino de los Cielos por delante de nosotros…

Que estas duras palabras despierten nuestra engreída auto-satisfacción y nos hagan conscientes de que en nuestra vida, que es una mezcla de respuestas positivas y negativas, debemos buscar la forma de hacer lo correcto aunque nos asalten las dudas, la cobardía o el orgullo…

Que la palabra que hemos escuchado hoy nos dé valor para responder “sí” congruentemente al Señor.

Y para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Padre, glorifica a tu Hijo

Del santo Evangelio según san Juan 17, 1-11a Se proclama hoy el primer gran movimiento …