Home / Contigo en casa / Preparando mi liturgia: Jesús está presente y camina con nosotros

Preparando mi liturgia: Jesús está presente y camina con nosotros

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

SALUDO:

(Ver la Segunda Lectura)

La preciosa sangre de Jesucristo nos ha hecho libres.

Dios lo resucitó de entre los muertos y por medio de Él tenemos fe y esperanza.

¡Jesús el Señor esté siempre con ustedes! Y con  espíritu.

IDEAS PARA EL CELEBRANTE:

(En el Camino a Emaús.

Frecuentemente pensamos que estamos solos mientras caminamos por nuestra vida, con nuestras luchas y desalientos, pero también con nuestras alegrías y aprendizajes que tenemos que compartir… Nuestra fe nos asegura que:

•      Él está presente y que camina con nosotros, especialmente en los momentos más críticos de nuestra historia personal o comunitaria…

•      Jesús nos anuncia su Palabra de Vida cada Domingo, que Él es nuestro compañero en la vida y que parte su pan con y para nosotros, como hizo para sus discípulos en la Última Cena y en el camino de Emaús…

Permitamos a Jesús que se nos junte por el camino, dejemos que nos instruya y dé fuerza y alegría de nuevo; el viaje se hará más ligero e interesante y nuestros corazones se animan… Jesús quiere ser nuestro compañero en el camino de la vida… ¿así lo experimentamos? ¿Se lo permitimos?)

ACTO PENITENCIAL:

Con frecuencia andamos demasiado sumidos en nosotros mismos… y eso nos impide reconocer la presencia del Señor entre nosotros.  Pidámosle al Señor que nos perdone.  (Pausa).

•      Señor Jesús, tú eres uno con nosotros; tú caminas con nosotros en la ruta de la vida.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, tú proclamas para nosotros tu Buena Nueva de Salvación que clarifica nuestras alegrías, nuestras penas y toda nuestra vida.  R/ Cristo, ten Piedad.

•      Señor Jesús, tú partes para nosotros tu nutritivo pan para el camino de nuestro apostolado.  R/ Señor, ten piedad.

Ten piedad de nosotros, Señor, y perdona todos nuestros pecados.  Haznos conscientes de que estás siempre con nosotros.  Y enséñanos que después de ser nuestro compañero de viaje debemos caminar solos llevándote en nuestro ardiente corazón.  Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA:

Hechos 2, 14. 22-33: El día de Pentecostés, Pedro proclama que Jesús de Nazaret fue resucitado por Dios, que ascendió a los cielos y recibió el Espíritu Santo, el cual derrama sobre todos nosotros…

Salmo 15: Dios es mi protección y mi refugio, Él me instruye y aconseja, me llena de gozo y alegría y no me abandonará en la región de los muertos…

1 Pe 1, 17-21: Dios nos juzgará con imparcialidad, por eso hemos de comportarnos con temor filial, ya que fuimos liberados por la sangre de Cristo, ahora resucitado, y fundamenta nuestra fe y esperanza en Dios…

Lucas 24, 13-35: La situación de los discípulos de Emaús que se van alejando de la comunión con su comunidad nos da la oportunidad de aprender más sobre los métodos pastorales de Jesús: (Entre otros detalles) Se acerca con discreción, escucha con respeto, se deja cuestionar, formula preguntas inteligentes, desafía e ilumina con la Palabra, respeta la intimidad y se revela en sus sacramentos (especialmente en la eucaristía), sabe desaparecer a tiempo… Así transforma los corazones fríos y cobardes en ardorosos y valientes…

ORACIÓN DE LOS FIELES:

Pidamos a Jesús que nos dé la gracia de sentirnos acompañados y alimentados por Él en el camino de la vida, y digámosle: Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

1.     Señor Jesús, ven a caminar con tu Iglesia por los caminos de la paz y del amor, que nos lleven a los hermanos y al destino de la alegría perdurable. R/ Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

2.     Señor Jesús, ven a caminar con las Iglesias que te revindican como su Señor; condúcelas a un auténtico encuentro fraterno para que tú seas su único Señor y Pastor.  R/ Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

3.     Señor Jesús, ven a caminar con nuestro país.  Inspira con tu Espíritu a nuestros líderes, para que sean hombres y mujeres de integridad, que se preocupen de verdad, y preferencialmente, de su pueblo empobrecido y necesitado.  R/ Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

4.     Señor Jesús, ven a caminar con todos los que sufren. Alivia su pesada carga y su dolor, ya que tú experimentaste lo pesada que puede ser una cruz, y a nosotros ayúdanos a levantar a nuestros hermanos de sus penas y miserias.  R/ Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

5.     Señor Jesús, ve n a caminar con nuestras comunidades, para que nos aceptemos y amemos unos a otros, de forma que quede evidente a todos que tú vives entre nosotros.  R/ Señor Jesús, ven con nosotros al caminar.

Gracias, Señor, por quedarte con nosotros. Alienta y anima los corazones de todos nosotros con tus palabras amables y con tu amistad perdurable, pues Tú eres nuestro Señor y Salvador por los siglos de los siglos.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO:

Con Jesús, pidamos a Dios nuestro Padre que nos dé no sólo el pan de cada día sino también el alimento de la eucaristía.  Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN:

Este es Jesús resucitado, nuestro acompañante y guía en las dificultades, quien nos ilumina y hace arder el corazón, quien, para que podamos caminar solos y con valor en medio de las tinieblas testimoniando que Él está vivo, nos alimenta con su propio cuerpo y sangre.  Señor yo no soy digno…

BENDICIÓN:

Hermanos: En esta celebración hemos encontrado a nuestro Señor resucitado: Él nos ha dirigido su palabra de vida y ha partido su pan para nosotros. Que ojalá sepamos proclamar y compartir unos con otros que Él está vivo y actuante entre nosotros, que haga arder nuestros corazones con esperanza.

Y que sepamos ser su Pan que alimente a todos los que nos rodean.

Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra ¿En qué se nota que he experimentado el amor de Dios?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …