Home / Contigo en casa / Visita guiada Santuario de Zapopan
La Romería de 1938 se llevó a cabo por el camino de los Colomos | Foto: Basílica de Zapopan

Visita guiada Santuario de Zapopan

Redacción Arquimedios

En el nicho una pequeña imagen de la Virgen, con su manto triangulado, de pie, la cabeza erguida, mirando de frente, con sus manos juntas, orando por nosotros desde la gestación de nuestra historia.

Nunca el mármol de Génova se adaptó tan bien a tan lejanas tierras que cuando se convirtió en el templete que custodia y cuida tan gran tesoro.

La imagen de la Virgen de Zapopan mide 34 centímetros. La hicieron manos indígenas, las manos de aquellos primeros cristianos del lago de Pátzcuaro.

Está hecha de pasta de caña de maíz amasada con miel de orquídeas, y es la imagen, como la Virgen misma, sencilla y recia, aquí de rostro indígena y vestuario español, como nuestra cultura, como nosotros mismos.

La imagen de la Virgen no pesa, pero sí que pesa la historia que lleva encima, porque es nuestra historia convertida en orfebrería y brocado, en la gratitud y la súplica de innumerables generaciones asumiendo la forma de escudos, medallas, alhajas y condecoraciones, tantas que la imagen de la Virgen no bastaría, si se pretendiera colocárselas todas.

En su basílica la vemos revestida como gran Señora, sobre ese espléndido trono de plata que le obsequiara el gran arzobispo de Guadalajara, don Francisco Orozco y Jiménez, la vemos con su largo manto bajo el cual quisiéramos estar todos.

Pero conocemos bien su otra apariencia, la de peregrina que a lo largo del año deja su villa para visitar a su pueblo; la apariencia ligera y volátil de la Virgen que anda siempre de camino, de salida y de encuentro.

Aquí en cambio por momentos la Virgen se detiene y nos recibe, aquí venimos a pagarle la visita, a seguir escribiendo esa frase que nuestros ancestros comenzaron en el siglo XVI y que dice simplemente: “gracias, Virgencita”.

¿Cuánto siglos hace que la Virgen desde este sitio ora, inquebrantable?

Acerca de admin

Revisa También

Celebración de la Palabra ¿Cuál es mi misión en la vida?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …