Home / Cultura y Formación / Concluye, en la Escuela de Música Sacra, un festival de órgano
Maestro Domingo Lobato Bañales.

Concluye, en la Escuela de Música Sacra, un festival de órgano

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas

El martes 26 de noviembre, a las 8 de la noche, en el templo Expiatorio de Guadalajara (avenida Enrique Díaz de León y Madero, en la zona centro de Guadalajara), y con entrada libre, concluirán las actividades del XX Festival de Órgano Manuel de Jesús Aréchiga en la Escuela de Música Sacra, con una misa y al término de ella un concierto para órgano a cargo del Mtro. José de Jesús Salcido.

La primera se ofrecerá como inicio de las actividades que dispondrán el inicio del primer centenario del Mtro. Domingo Lobato Bañales, pieza fundamental de esta institución durante muchísimos años, por eso, el Coro Sabatino de la misma interpretará la misa ‘Gaudeamus’, de este prolífico compositor.

El maestro Lobato nació en Morelia, Michoacán, el 4 de julio de 1920 y falleció en Guadalajara el 5 de noviembre del 2012. Destacó por su fructífera labor como compositor de música sacra, música sinfónica, de cámara (ensambles) musical coral y ballet, así como director de orquesta de diferentes ciudades.

Egresado de la Escuela Pontificia de Música Sacra de Roma, se perfeccionó en su lugar de origen al lado del maestro Miguel Bernal Jiménez, que lo recomendó para que pasara a Guadalajara, como docente de la Escuela Superior Diocesana de Música Sacra, de la que hasta el final de su vida fue maestro de composición.

Del concertista

Concluida la misa, el maestro José de Jesús Salcido Aréchiga ofrecerá un concierto de música para órgano. Él es licenciado en canto gregoriano, en órgano y en composición por la Escuela Superior Diocesana de Música Sagrada de Guadalajara, de la que hasta la fecha también es docente. Fue discípulo del fundador, Manuel de Jesús Aréchiga Fernández y de los maestros Domingo Lobato y Francisco Javier Hernández.

De este modo cierra sus actividades un esfuerzo sostenido durante muchos años para darle su lugar y reconocimiento a un eclesiástico de la talla de don Manuel de Jesús Aréchiga Fernández (1903 – 1984), el que más ha contribuido a la educación musical en Jalisco y a la formación de músicos para los servicios litúrgicos eclesiales y también a los copiosos frutos y al legado musical de Domingo Lobato Bañales, que tantos beneficios dejaron a la cultura en Jalisco.

Acerca de admin

Revisa También

Celebración de la Palabra: Jesús, el esposo amoroso y servicial de la Iglesia

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …