Home / Contigo en casa / Preparando mi Liturgia: Domingo del Buen Pastor

Preparando mi Liturgia: Domingo del Buen Pastor

IV DOMINGO de PASCUA

JESÚS NOS SANA, NOS SALVA, NOS HACE HIJOS DE DIOS Y NOS INVITA A SER PASTORES

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

[NOTA: El Domingo del Buen Pastor es también la 58 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.  En su mensaje para este día, el Papa nos ha propuesto el siguiente lema: “San José: el sueño de la vocación”.  También, a los 150 años de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia universal, el Santo Padre nos ha pedido «que crezca el amor a este gran santo» pues se trata de una figura extraordinaria, y al mismo tiempo «tan cercana a nuestra condición humana». Él no impactaba, no era famoso y tampoco se hacía notar. Sin embargo, con su vida ordinaria, realizó algo extraordinario a los ojos de Dios.

Dios ve el corazón (cf. 1 Sam 16,7) y en san José reconoció un corazón de padre, capaz de dar y generar vida en lo cotidiano. Las vocaciones tienden a esto: a generar y regenerar la vida cada día. El Señor quiere forjar corazones de padres, corazones de madres; corazones abiertos, capaces de grandes impulsos, generosos en la entrega, compasivos en el consuelo de la angustia y firmes en el fortalecimiento de la esperanza.

La Misa de hoy encaja muy bien con este tema.]

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Los cristianos tenemos el modelo que Jesús, el Pastor Excelente, que actuó siempre motivado por el amor e, incluso, estuvo dispuesto a entregar su vida por todos…

Siempre esperamos que las personas que están a cargo de otros – especialmente en tareas de liderazgo y servicio público, como médicos, maestros, trabajadores sociales, sacerdotes y agentes de pastoral – sean como Jesús, que se dediquen responsablemente a los que se les confiaron, que no sean fríos funcionarios que se contenten sólo con “cumplir” con su trabajo, sino que sean pastores llenos de amor y dispuestos a desgastar su vida por los demás… Todos tenemos confiado el cuidado de alguien más y hemos de cultivar esas cualidades…

Comencemos por conocernos y amarnos los unos a los otros como Jesús lo hace… Y mantengámonos abiertos a aceptar “otras” ovejas…

Que Jesús resucitado, presente en medio de nosotros, nos inspire y nos guíe siempre…

SALUDO

Sólo nos salva el nombre de Jesucristo, crucificado y resucitado.

Que Jesús, el Señor Resucitado,  esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencio, pidamos al Buen Pastor, que perdone nuestra falta de generosidad y esfuerzo por ser como él.  Él busca las ovejas perdidas y no las condena.  Confiamos en su amor y misericordia.  (Pausa)

•      Señor Jesús, nuestro Buen Pastor, tú entregaste tu vida por tus ovejas,  por todos los hombres a quienes viniste a salvar.  R/. Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, nuestro Buen Pastor, tú conoces a tus ovejas, a toda tu gente, y los que te acogen también te conocen a ti.  R/. Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, nuestro Buen Pastor, tú tienes todavía otras ovejas que están fuera y quieres que las integremos y pertenezcan a tu rebaño.  R/. Señor, ten piedad.

Ten misericordia de nosotros, Señor, ven en nuestra busca, otórganos a todos la paz de tu perdón y tu amor y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Hechos de los Apóstoles 4, 8-12: Pedro confiesa que sólo Jesús, en cuyo nombre ha curado a un lisiado, puede darnos la salud y la salvación…

Salmo 117: Señor, tu misericordia es eterna, en ti me refugio, siempre me escuchas y eres mi salvación, mi piedra angular, mi Dios… Te doy gracias porque eres bueno…

1 Juan 3, 1-2: Dios nos hizo sus hijos porque nos ama… y seremos semejantes a Él y lo veremos tal cual es…

Juan 10, 11-18: Jesús es el buen pastor que da su vida por sus ovejas, o sea, nosotros, nunca nos abandona, nos conoce individualmente y lo conocen… Tiene otras ovejas en otro redil y debe reunirlas también… Él entrega su vida voluntariamente con poder para volverla a tomar…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Fuimos salvados en el nombre de Jesús, nuestro Buen Pastor, que intercede ante el Padre por nosotros.  Con esta convicción digámosle: R/ Señor, guárdanos en tu amor.

1.     Por todos los ministros de la Iglesia, para que cuiden a los fieles con generosa dedicación, siempre altruista, roguemos al Señor.

2.     Por los líderes de las naciones y por los servidores públicos, para que pongan los intereses de los ciudadanos por encima de su ganancia personal y bienestar, roguemos al Señor.

3.     Por todas las iglesias cristianas, para que trabajen sin descanso para llegar a ser un solo rebaño bajo el único Pastor, Jesucristo, roguemos al Señor.

4.     Por los que todavía no conocen a Cristo, para que puedan encontrarlo y escuchar su voz a través de misioneros y de otras personas que hagan a Cristo visible reflejando su estilo de vida, roguemos al Señor.

5.     Por los abandonados, las víctimas de injusticia y los que sufren, para que se encuentren con hermanos dedicados y generosos, que les den esperanza y dirección, roguemos al Señor.

6.     Por todas las comunidades cristianas, para que vivamos radicalmente el evangelio y puedan surgir de entre nosotros verdaderas vocaciones a la vida consagrada y ministerial, roguemos al Señor.

Señor Jesús, pastor y hermano nuestro, guárdanos en tu amor. Que te conozcamos siempre, y respondamos siempre a tu llamado, pues tú eres nuestro Señor por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Como hijos queridos de Dios oremos a nuestro Padre con la oración de Jesús, nuestro Buen Pastor.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es Jesús, el Buen Pastor resucitado, que entregó su vida por nosotros y que nos conoce por nuestro nombre y nos busca cuando estamos perdidos.

Dichosos nosotros invitados a su banquete de amor.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos:

Estamos seguros de que Dios nos sanó y nos salvó por amor y continúa cerca de nosotros en todo momento.

Que él nos dé la gracia de no comportarnos como extraños entre nosotros sino que nos cuidemos y pastoreemos mutuamente.

Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  R/ Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra: ¿Experimento la necesidad de acercarme a Dios y a su Salvación?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …