Home / Contigo en casa / Preparando mi liturgia: Jesús y las tormentas de nuestra misión

Preparando mi liturgia: Jesús y las tormentas de nuestra misión

XII DOMINGO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Cuando queremos hacer el bien y nos sentimos amenazados por las olas de la desgracia, del sufrimiento y de la maldad, con frecuencia cuestionamos a Dios: “¿Dónde estás, Señor, cuando sufrimos?  ¿Por qué duermes, Señor, cuando tu Iglesia sufre?  ¿Por qué hay tanto mal en el mundo?”  Y el Señor nos responde con otra pregunta, seguida de una alentadora afirmación: “¿Por qué desconfían de mi amor y por qué no cultivan su fe?  Yo estoy con ustedes, los acompaño en su misión.  Crean y confíen en mí.”

En nuestros días, mucha gente siente miedo e inseguridad a causa de las guerras, la violencia, las crisis económicas y morales, los cambios en el mundo y en la iglesia.  Les parece que Dios está lejos, dormido o indiferente ante sus preocupaciones y ansiedades…

En esta celebración revisemos nuestra confianza en que con el Señor, con sus enseñanzas, podemos superar todas las pruebas que nos amenazan cuando decidimos salir de nosotros mismos e ir al encuentro de los demás.

SALUDO

El amor de Cristo nos apremia para ir a buscar a los extraviados.

El Señor Resucitado esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencia, pidamos al Señor, “Dios-con-nosotros”, que perdone nuestra falta de confianza en su presencia y amor en nuestras vidas.  (Pausa)

•      Señor, tú mandas a nuestras olas del miedo a permanecer tranquilas cuando nos sacuden violentamente.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, tú acudes en auxilio de tu iglesia y la libras de la angustia y el temor cuando tus fieles ponen toda su confianza en ti.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, nos alegramos, agradecidos, por la calma y sosiego interior que nos das cuando creemos en ti.  R/ Señor, ten piedad.

Perdona, Señor, nuestra falta de fe, y ayúdanos a ponernos en tus manos. Confiando plenamente en ti, llévanos hacia adelante nuestra vida y misión, hasta que lleguemos a la paz de la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Job 38, 1. 8-11: Dios se revela a Job como el creador que controla las fuerzas de su creación, especialmente del mar… Y le asegura que lo protegerá con su poder para que nada malo lo derrote, aunque en ese momento, sumergido en su dolor, no lo pueda comprender…

Salmo 106: Demos gracias al Señor porque es bueno,  y porque nos libra de la fuerza y los peligros del mar…

2 Corintios 5, 14-17: El amor de Cristo nos apremia, por su muerte hace que ya no vivamos para nosotros mismos sino para Él… Ya no podemos juzgarlo, ni a Él ni a nadie más, con criterio humanos… Todo es nuevo y nosotros hemos sido transformados por su muerte, somos de Él…

Marcos 4, 35-41: Jesús y sus discípulos van atravesando el mar de Galilea hacia la pagana Decápolis.  Él “dormía”.  Su barca fue atrapada por una tormenta y los discípulos, llenos de desesperación debido a su falta de confianza, lo despiertan y le reclaman su desinterés por salvarlos… Jesús exorciza al viento y al mar, calma la tempestad y cuestiona su poca fe…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Dios es nuestra luz y nuestra seguridad.  Expresemos nuestra confianza en él y roguemos por todos los que viajan y misionan con nosotros en la vida.  Digámosle: R/ Señor, en ti confiamos.

1.     Por la Iglesia de Jesús, para que su fe y amor no vacilen en las dificultades y tormentas de nuestro tiempo.  Oremos.  R/ Señor, en ti confiamos.

2.     Por los que dudan de su fe y tienen miedo de afrontar el futuro, para que Dios les dé fuerza y valor, y que nosotros les ayudemos a renovar su esperanza.  Oremos.  R/ Señor, en ti confiamos.

3.     Por los marineros y pescadores para que mar, del que ellos viven y donde luchan y faenan, les sea tranquilo en las tormentas y generoso en frutos; también por los que viajan, para que lleguen a sus destinos sanos y salvos.  Oremos.  R/ Señor, en ti confiamos.

4.     Por la comunidad de naciones, para que todos los pueblos vivan en paz y armonía.  Oremos.  R/ Señor, en ti confiamos.

5.     Por nuestras comunidades cristianas, para que aumente nuestra fe confiada en Jesús, y para que su amor nos mueva siempre a vivir generosamente los unos al servicio de los otros.  Oremos.  R/ Señor, en ti confiamos.

Señor, Dios nuestro, ayúdanos a convencernos de que tu Hijo está con nosotros mientras vamos hacia las “otras orillas” de la vida donde nos esperan nuestros hermanos marginalizados, alejados y desilusionados.  Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Con Jesús, nuestro hermano mayor, oremos con su oración de confianza a Dios, nuestro Padre.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Este es Jesús, el alimento que nutre y une a los viajeros.

Dichosos nosotros por aprender de él a compartir lo que somos y tenemos sin miedo a las tormentas de la vida.  R/ Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos:

En esta celebración hemos recibido ánimo para continuar nuestra misión y confianza en Dios, él mismo nos lo ha asegurado: “Hasta en los días más oscuros de la vida no hay nada que temer.  Yo estoy contigo.  Afronta la vida y sus problemas.  Yo te voy a llevar a la otra orilla.  Confía en mí.”

Que Dios todopoderoso les conceda a ustedes esta fe inquebrantable.

Y que a todos los bendiga: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.  R/ Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra ¿Cuál es mi misión en la vida?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …