Home / Contigo en casa / Seguir a Jesús radical y conscientemente

Seguir a Jesús radical y conscientemente

XXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Después del Concilio Vaticano II, muchos católicos se sorprendieron por los nuevos enfoques y por algunas ideas más radicales respecto al evangelio, la fe y la vida de la iglesia, resultado de un estudio bíblico-teológico más profundo y de un redescubrimiento de verdades descuidadas u olvidadas.  Esta renovación fue para algunos como respirar aire fresco, pero otros se marcharon de la Iglesia pues no pudieron digerir el cambio y no descubrieron la oportunidad para crecer en su fe…

Ya sabemos que desde que recibimos el bautismo le pertenecemos a Cristo y que él es nuestro hermano… pero, ¿hemos hecho una opción consciente y personal para seguirlo y aceptar su mensaje?  ¿Reafirmamos esa opción personal en nuestra manera de relacionarnos con los que nos rodean?  ¿Renovamos conscientemente nuestra opción diciéndole cada día: “Señor, ¿a quién iremos?  Sólo tú tienes exigencias que nos harán vivir plenamente.”

Algunos continuamos en la Iglesia porque, a pesar de los defectos y las debilidades  de nuestros hermanos – fieles y pastores – percibimos sus numerosas cualidades y su belleza.  En ella encontramos a Jesús y su mensaje de Vida… Reconocemos que nuestra Iglesia está en marcha, que no es perfecta, que la formamos seres humanos muy frágiles pero que nos esforzamos por descubrir y cumplir la hermosa y exigente palabra de nuestro amigo y Señor Jesucristo…

En el evangelio de hoy, después de una larga exposición que meditamos en cinco domingos, Jesús nos pregunta: ¿Puede expandirse más tu fe?  ¿Me eliges a mí y a mi Iglesia o te aferras a tus propias ideas?  ¿Aceptas ponerte de mi lado? O, ¿también tú te quieres marchar?

SALUDO

Cristo amó a su Iglesia.  Se entregó a sí mismo por ella para hacerla santa y sin mancha;

Él nos alimenta, y cuida de nosotros.

Su amor y su paz estén siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencio y con humildad, pidamos al Señor que nos perdone por nuestras dudas y vacilaciones y por nuestra tibieza en nuestro compromiso y seguimiento.  (Pausa)

•      Señor, ¿a quién iremos, pues sólo tú tienes el mensaje de vida eterna?  Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, ¿a quién iremos, si sólo tú caminas con nosotros en nuestro cansado caminar a través de la vida?  Cristo, ten piedad.

•      Señor, ¿a quién iremos, si tú estás aquí en medio de nosotros con tu amor y tu paciente perdón?  Señor, ten piedad.

Ten misericordia de nosotros, Señor, y perdónanos todos nuestros pecados.

Danos una fe viva, movida por el amor y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Josué 24, 1-2a. 15-17. 18b: Josué nos invita a decidir a qué Dios queremos servir, los israelitas decidieron, reflexionando en su propia historia, decidieron unir sus destino al del Dios que los escogió, los liberó, los salvó y los protegió con grandes prodigios a lo largo de su historia…

Salmo 33: Bendigamos al Señor… Dios vela y salva a sus siervos que esperan el Él…

Efesios 5, 21-32: Como Cristo ama a su Iglesia entregándose por ella y purificándola, así el marido debe amar a su esposa…

Juan 6, 55. 60-69: Muchos de sus oyentes y discípulos abandonan a Jesús, por eso Él cuestiona a sus apóstoles (y a nosotros) preguntando: “¿También ustedes quieren dejarme?” …Necesitamos valorar que Él tiene Palabras (exigencias) que producen Vida y seguirlo…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos a Dios, nuestro Padre, que da sentido a nuestras vidas, y digámosle: “Señor, que valoremos las palabras de tu Hijo”.

1.     Para que el evangelio del Señor siga impactando e interpelando como un mensaje siempre nuevo a los obispos, sacerdotes y diáconos, y que lo proclamen con convicción y nuevo ardor.  Roguemos al Señor.

2.     Para que los que han sido elegidos para servir al Señor, en el sacerdocio o en la vida consagrada, continúen entregándose con alegría y fidelidad a Dios y a su pueblo.  Roguemos al Señor.

3.     Para que los que se han prometido amor y fidelidad en el matrimonio sigan un reflejo claro del amor y fidelidad de Dios por su Iglesia.  Roguemos al Señor.

4.     Para que ninguno de nosotros vayamos tras falsos dioses por cobardía, indiferencia o superficialidad; y para que no seamos egoístas buscando servirnos a nosotros mismos, sino que aprendamos a vivir para los demás.  Roguemos al Señor.

5.     Para que los que no encuentran sentido a su vida descubran un Dios a quien amar y servir, y den testimonio vivo de fe, esperanza y amor en las comunidades cristianas.  Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, tú que nos has escogido como pueblo tuyo, guárdanos fieles a tu amor, viviendo en libertad y confianza, para que tú seas nuestro Dios ahora y por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Jesús nos enseñó a comunicarnos con Dios como nuestro Padre, reconocemos su amor y acudimos a él para decirle con confianza: R/ Padre Nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Este es Jesucristo, el Cordero de Dios que dijo: “Quien se alimenta de mí tiene Vida eterna”.  Dichosos nosotros si podemos decirle: “Señor, ¿a quién iremos?  Sólo tú tienes palabras de Vida eterna”.  R/ Señor, yo no soy digno de que vengas a mí…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: A lo largo de nuestra vida tenemos que hacer muchas opciones.

Y, como seguidores de Jesús y a la luz de sus palabras de Vida, en los asuntos más importantes deberíamos siempre de detenernos a considerar: ¿Qué quiere Dios de mí, qué quiere que haga?  ¿Qué decisión debo yo adoptar?

La elección no es siempre ni fácil ni clara.

Que el Señor les dé luz y valor para elegir siempre lo mejor según el evangelio; y que él les manifieste su amor y los bendiga abundantemente: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

A poner en práctica nuestra opción por el Señor, vayamos en paz.  R/ Demos gracias a Dios.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra ¿Cuál es mi misión en la vida?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …