Home / Cultura y Formación / Dionisio Rodríguez, Católico y jalisciense ilustre

Dionisio Rodríguez, Católico y jalisciense ilustre

Sin duda, el católico más brillante de su generación.

Alejandra Lozano Saldaña

El pasado 8 de julio, en la Sala de Legisladores del Congreso del Estado de Jalisco, la diputada Miriam Berenice Rivera Rodríguez, presidenta de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte, en la XLII Legislatura; el Pbro. Tomás de Hijar Ornelas, historiador y cronista de la Arquidiócesis de Guadalajara; Luis Enrique Reynoso Vilches, editor y diseñador industrial, y Carlos Humberto Landeros Romero, presidente de la Cámara Nacional de las Artes Gráficas (CANAGRAF) Delegación Jalisco, anunciaron la iniciativa de decreto que será presentada ante el pleno del Congreso del Estado para trasladar los restos mortales del jalisciense Dionisio Rodríguez Castillo, del Panteón de Belén hacia la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, en el primer cuadro de la ciudad.

Dionisio Rodríguez: “Debe ser recordado
como un tapatío que veló por el cuidado y la atención de los ciudadanos de su época”.

RESCATADO DEL OLVIDO

El Padre Tomás de Hijar, refirió: “Es un acto de justicia que tiene como propósito rescatar del olvido a uno de los benefactores más importantes de México, sobre todo del Estado de Jalisco y principalmente de esta ciudad”.

“Es una versión laica, salvando las proporciones, de Fray Antonio Alcalde”, comentó el sacerdote haciendo referencia a la labor que ambos realizaron en favor de los más necesitados, siendo el mayor legado tangible de Fray Antonio Alcalde, el Hospital Civil de Guadalajara.

Esta propuesta fue respaldada por diferentes instituciones como la Universidad de Guadalajara, el Arzobispado, el Colegio de Jalisco, la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística, la Cámara Nacional de la Industria de Artes Gráficas Delegación Jalisco, entre otras.

ACAUDALADO Y CARITATIVO

El objetivo principal de Don Dionisio fue el bienestar de las personas, así como el respeto a los derechos humanos. Impulsó la promoción de la cultura y la educación como herramientas para la preservación de la armonía social, sin escatimar en los recursos monetarios.

“Fue un católico que con sus propios medios, se dedicó a hacer el bien y buscaba con su ejemplo incitar a otros acaudalados a imitarlo”, comentó el cronista de la Arquidiócesis.

“Cuando el gobierno convirtió el Seminario Conciliar en ‘Liceo de Varones’, en Preparatoria Pública, el Seminario se quedó sin instalaciones y se fueron provisionalmente a un mesón, ‘El mesón de Guadalupe’, que en aquel entonces era el más grande; al saber esto, Dionisio compró el convento de Santa Mónica, que estaba rematando el gobierno, y se lo entregó a la Arquidiócesis para que lo convirtiera en el Seminario. Dionisio Rodríguez representa al católico más brillante de su generación”, aseguró el padre Tomás de Hijar.

¿Quién fue Dionisio Rodríguez Castillo?

Nació el 3 de abril de 1810, en Guadalajara, Jalisco. Heredó el oficio de impresor, de su padre. Imprimió más de 600 importantes títulos de la época, incluido el famoso “Calendario de Rodríguez”, que contenía información relevante sobre el santoral, las principales fiestas católicas y datos astronómicos.

En el año de 1827 finalizó el Curso de Artes en el Seminario Conciliar. Nunca se casó. Fue un filántropo de altos méritos. Fue el principal organizador, director y sostén de la Escuela de Artes y Oficios, institución que enseñaba a trabajar a jóvenes, niños y adultos desprotegidos.

Ayudó en la construcción de la Penitenciaría del Estado y fue parte fundamental en su adecuado funcionamiento. También consagró su vida a la construcción de hospitales, templos y al apoyo a diversas congregaciones religiosas.

En el ámbito educativo, y a través de la Sociedad Católica de Guadalajara, que presidió, promovió la fundación de diversas escuelas primarias, secundarias y organismos de aprendizaje para adultos.

Falleció el 1° de mayo de 1877, y debido a su trabajo con los más necesitados, a su funeral asistieron 15 mil personas de las 80 mil que habitaban la ciudad en aquel entonces.

Al día siguiente de su fallecimiento, el entonces gobernador del Estado, Jesús L. Camarena, lo declaró “Benemérito del Estado de Jalisco”.

Acerca de Alejandra Lozano

Lic. en Ciencias de La Comunicación por la Universidad Lamar Inició en los medios desde 2006 en radio. Actualmente es miembro de la Oficina de Prensa del Arzobispado de Guadalajara.

Revisa También

Edición #1296 - 05 Diciembre 2021.

Edición #1296 – 05 Diciembre 2021