Home / Cultura y Formación / Macel, por el gusto de ayudar a los demás

Macel, por el gusto de ayudar a los demás

Para apoyar a niños y adultos con discapacidad, esta asociación civil ofrece terapia física a costos accesibles. “Os aseguro que todo lo que hicisteis por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, por mí lo hicisteis” (Mt 25,40).

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El Instituto Macel, organización sin ánimo de lucro, surgió en 1985 por la
unión de padres de familia con niños con discapacidad, quienes consiguieron un terreno en La Tijera, al Sur de Guadalajara. Formaron la asociación civil que funcionó hasta el año 2017 cuando, por falta de recursos, la asociación tuvo que cerrar sus puertas.
Sin embargo, en el año 2020, en medio de la pandemia, un grupo de terapeutas de buena voluntad decidieron, con sus propios recursos, darle un segundo aire a la institución y reabrir las instalaciones totalmente remodeladas para el servicio de quienes así lo requieren.
Esta institución tiene como misión atender a personas con discapacidad,
principalmente a niños, pero reciben a cualquier persona que padezca discapacidad o que requiera rehabilitación física post operatoria o que, por alguna otra situación, necesiten recibir terapia.
“Nuestro modelo de atención incluye terapia física, hidroterapia, terapia
ocupacional, equinoterapia y muchas más herramientas con las que contamos dentro de la terapia física”, explica Alan Israel Fuentes Landa, licenciado en Fisioterapia, director general de la asociación civil Macel.

CUENTAN CON UNA ESTANCIA PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD
Los principales padecimientos de sus pacientes son la parálisis cerebral en
niños, así como otros padecimientos neurológicos, como algunos síndromes
y enfermedades degenerativas, entre muchas otras que privan a las personas de estar al cien por ciento en sus capacidades.
Macel también ofrece, por las mañanas, un modelo llamado Escuela de
Movimiento, en la que atiende a 13 niños y jovencitos de hasta 18 años, de 8
de la mañana a 2 de la tarde, en el que se imparten diversas terapias, además de tener una terapia ocupacional de acuerdo al objetivo que se crea según las necesidades, padecimiento y posibilidades de cada paciente.
“Hay quienes tienen como pronóstico poder caminar o saber usar una
silla de ruedas independientemente, o incluso poder sentarse cuando se trata de niños pequeñitos. Los objetivos son personalizados de acuerdo a la valoración inicial”.
Por la tarde se brindan diversas terapias tanto para niños como para adultos.

La diferencia entre una persona que recibe terapia física y una que no, es principalmente la calidad de vida. Cuando se trata de rehabilitación, la recuperación de la persona suele ser más rápida.

TODOS PODEMOS DAR UNA MANO
La asociación civil se sostiene gracias a los donativos de bienhechores, a las
cuotas de recuperación que pagan sus pacientes y a los recursos de los mismos terapeutas, quienes están dispuestos a donar su trabajo, e incluso sus recursos, por la satisfacción de ayudar a los demás.
Y es que el director mencionó que hay procesos de rehabilitación bastante
largos, que pueden durar entre uno y dos años, que implican un gasto mensual de 4 o 5 mil pesos, además del gasto en medicamentos, cuidadores,
pañales, comida, etcétera.
“Es muy bonito saber que ayudaste a una persona a reintegrarse o integrarse a la vida diaria, ya sea por alguna lesión de nacimiento o por una lesión posterior, pero saber que a través de tu trabajo van a ser incluidos en la sociedad. Es muy grato acompañar a la familia y al paciente”, señaló Alan Fuentes.

EL RETO DIARIO DE LOS PADRES DE NIÑOS CON DISCAPACIDAD
La señora Graciela es mamá de Daniel, un jovencito de 21 años que padece
síndrome de X Fragil, una enfermedad genética que conlleva discapacidad
intelectual, epilepsia, trastorno psicomotor y de lenguaje, es decir, no habla.
Su diagnóstico fue tardío, pues inicialmente los médicos decían que se trataba de parálisis cerebral infantil y fue hasta los 15 años que los especialistas determinaron de qué se trataba.
Estos 21 años han sido de ir y venir de un médico a otro, conociendo especialidades médicas que la señora Graciela desconocía que existían. Aunque Daniel estuvo recibiendo terapia en Teletón, ahí también se trabaja por objetivos y una vez alcanzados estos objetivos a los niños se les da de alta.
“Daniel tenía mucho tiempo sin recibir terapia, pues no habíamos encontrado un lugar donde le dieran la atención. El recibe terapia ocupacional, física, de lenguaje, equinoterapia, hidroterapia; él
requiere todas esas porque tiene problemas específicos en piernas, en tronco, en columna, pues tiene dos tipos de escoliosis en la columna. En los pies tiene pie equino varo”.
Alan explicó que el objetivo con Daniel es lograr su independencia, pues al
ser ya un hombre, su cuerpo es pesado y para su mamá, que es su única familia, es muy difícil moverlo y cambiarle el pañal, además de que la señora padece también una lesión en la espalda. “Buscamos que pueda caminar solo, sentarse, pararse, acostarse, cambiarse e ir al baño por sí
mismo y cuidar mucho su postura, pues si se complica su escoliosis puede afectar órganos como el riñón o pulmones”.
Para Daniel y su mamá el panorama es muy complicado, pues pagan la cuota de recuperación en Macel por su estancia de tiempo completo y los traslados, pues para llegar al instituto deben trasladarse hora y media en camión, además del gasto que genera la compra de pañales, alimentación y medicamentos, más todos los gastos que implica el sostenimiento de una casa.
La señora Graciela aseguró que en instituciones como Macel, donde se interactúa con familias que viven una situación similar a la que se vive en casa, se recibe mucho apoyo emocional y moral: “Te ayudan a levantarte, a sentir que no estás solo en el camino”.

Graciela asegura que tener un hijo con discapacidad es un camino con subidas y bajadas: son muchas emociones, frustraciones y enojos,
pero también de grandes alegrías ante los logros que pueden parecer pequeños, pero que para ellos son enormes.

Actualmente, Graciela no cuenta con un trabajo ni tiene familiares que la
apoyen, por lo que la situación de ella y Daniel es bastante complicada. Esta madre de familia busca un trabajo de medio tiempo o que pueda realizar desde casa para poder sacar adelante a su hijo. Su sueño respecto a su hijo, es que Daniel pueda ser independiente y siga siendo una persona feliz, como lo es hasta ahora.

Se requiere ayuda
Las formas de colaborar son muchas, desde las manos voluntarias que puedan apoyar estando con los niños, dándoles de comer mientras están en la estancia por las mañanas, ayudarle a los terapeutas, además de donaciones en especie pues Macel, como donataria, puede recibir este tipo de apoyos así como donativos económicos.
Otra manera de ayudar, son los estudiantes que quieran hacer su servicio social o prácticas profesionales con ellos.

Quienes puedan y deseen apadrinar a un niño apoyándolo con el costo de sus terapias, pueden contactar a Macel, sin duda harán un gran bien a la familia y a la sociedad.

¿Qué se necesita?
• Pañales
• Toallitas húmedas
• Insumos de enfermería como gasas, jeringas y sondas
• Insumos para limpieza
• Papelería (hojas, plumas, colores, cartón, material reciclable)

Son mucho más que números
Según el INEGI, en 2020, en Jalisco la población con discapacidad, con limitación en la actividad cotidiana y con algún problema o condición mental, era de 1 millón 264 mil 817.
Siendo 386 mil 577 las personas con discapacidad, 826 mil 012 personas con alguna limitación y 109 mil 590 quienes padecen algún problema o condición mental.
De ellos, 281 mil 914 son menores de 30 años y 175 mil 362 son menores de edad.

Contacto:
Tel. 33 2219 6908
https://www.facebook.com/macelrehabilita

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Festival de Cine con Valores regresa el próximo mes de julio

Nicolle Alcaraz El Festival Internacional de Cine con Valores vuelve este 2022 del 14 al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *